35.7 C
Posadas
jueves, diciembre 8, 2022

Cuando Rulo Grabovieski (casi) tuvo dos esposas

+INFO

Abusaba de su hijastra: su mujer lo sorprendió y lo castró completamente

El hecho ocurrió en Vietnam. La chica de 15 años, hija de la mujer, venía diciéndole a la madre que esto...

El actor de Transformers en un retiro espiritual se prepara para dar vida al Padre Pío

Fraile capuchino (izquierda), actor Shia Labeouf (derecha) El fraile Hai Ho compartió en Instagram una “divertida sorpresa”, pues...

Chau letrina, con el Plan Arreglo Mi Casa

Una simple historia. Castorina Do Amaral de Colonia Alberdi, vivía con diez personas (hijos y nietos) en una humilde casita de...

Lo que viene es una revolución de la miel

Por Facundo López Sartori, Ministro del Agro En nuestra provincia hay más de mil...
Rulo en la producción sobre su vida “El viento respira”

Es uno de los músicos más representativos y queridos de Misiones y toda la región que abarca el Nordeste argentino, el sur del Brasil y el sur del Paraguay. Por allí anda él, Rulo Grabovieski, el apostoleño que ama la música, su familia y su ciudad natal

Nunca cesó en su trabajo desde que arrancó allá por los años 70 con esa música pegadiza que combina ritmos europeos (como el vals, la polca, el schotis, colomeikas) con otros locales (como el corrido y el chamamé).

¿De dónde viene Rulo Graovieski? En esta grabación lo recuerda…

Es bastante conocido el trayecto que fueron haciendo, desde animar con su grupo Los ases de la alegría casamientos y fiestas patronales en la zona Sur de Misiones: Apóstoles, San José, Las Tunas, Colonia Polana, Taranco, Tres Capones, Azara, Colonia Unión. Una región llena de inmigrantes eslavos oriundos de Polonia, Ucrania y Galitzia entre otros tantos lugares.

Y así se fue viniendo el famoso grupo Los Cuatro Ases, con Rulo a la cabeza.

Es tanta la aprobación que genera este apreciado artista popular, que en Apóstoles ya hay una propuesta para que una calle lleve su nombre. Y bien merecido lo tiene.

En los medios ya se sabe: usted lo invita a Rulo. Y Rulo viene.

No pone condiciones.

Lo único que porta es su inseparable acordeón. El mismo que dice Los 4 Ases “en bajada” para que entre en el mínimo espacio que dejan los teclados y botones musicales del instrumento.

Rulo en los estudios de canal 12 de Posadas en el programa Derecho al Autor

Pero en esta ocasión, Rulo tenía una anécdota increíble que contar. Lo hizo en el Programa Derecho Al Autor de canal 12 (2014-2019) donde refirió que era muy joven aún, pero ya estaba casado y con hijos.

Y su esposa (Gladis Michalec) no lo podía acompañar en todas las ocasiones debido –justamente- a la pequeñez de sus hijos.

Y había cruzado al Paraguay, a la zona de las Colonias Unidas donde hay mucha población de origen europeo que se dedica a la agricultura.

Y allí estaba. Una familia hecha y derecha. Con una hija grande (“casadera”) como se decía.

Y Rulo se llegó a esta casa y el jefe de la familia le hizo el convite así “de una”, como se dice.

“Mire, nosotros tenemos nuestra y queremos que usted sea el marido”, le lanzó el hombre

“Pero, no –respondió presto Rulo-. Es imposible. Yo no vivo acá. Y además ya tengo esposa e hijos”.

“Bueno, no hay problema con casi nada de eso –retrucó el padre-. Nuestra hija ya tiene su casa aquí. Es aquella que ve. Esa sería para cuando usted venga. Así cuando elle quede embarazada, ella criará sus hijos allí”.

Y Rulo no salía de su asombro.

“Pero, ¿y qué hacemos con el hecho de que ya estoy casado?”

“Mire, es otro país. Así que no hay problemas…”

“Pero ¿Y qué dice su hija?”, intentó averiguar un cada vez más extrañado Rulo.

“No hay problemas. Ella acepta. Será su esposa cuando usted venga acá”…

Y así, cada cuestión que planteada Rulo, era respondida prestamente por al padre y (eventualmente) futuro suegro.

Y ahí Grabovieski dio su veredicto.

“No, señor. Yo le agradezco mucho el ofrecimiento. Pero no podría hacer eso”.

Y se marchó.

Pasó el tiempo, y la muchacha (al fin) consiguió un candidato al gusto del padre y se casaron y tuvieron hijos.

“La historia termina bien –dijo con esa sonrisa bondadosa que le ilumina el rostro Rulo- porque luego mi esposa y yo conocimos a la chica y a su pareja. Mi señora ya sabía todo y los recibimos en nuestra casa. Y nos alegró que terminara así…”

Y la esposa de Rulo, Gladys que todos la conocen como Pupy, presente en el programa de TV asentía todo lo que afirmaba su esposo.

Rulo y su esposa Gladis “Pupy” Michalec

Y ahí los dejamos, a Rulo y Pupy. “De la chacra, de la chacra vengo yo”, canta Rulo

“Nos hemos matado tratando de escribir la mejor poesía para la música misionera”, decía Joselo Schuap. “Y viene Rulo, canta ‘de la chacra, de la chacra vengo yo’ y el tipo nos mata a todos”.

Esos son nuestros músicos populares.

¡Bien por ellos!

Defendiendo la identidad. Rulo le dice sí a toda manifestación de su comunidad
La historia del “carro marrón”; y qué hace Rulo cuando está en su casa…

1 COMENTARIO

  1. Nos alegra el corazón llevamos en la sangre orígenes polacos ucraniana y Europeos. Muchas alegrías por tener músicos de nuestra emigrántes.gracias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Ultimas Noticias

Actividades del fin de semana XXL en Posadas

Un fin de semana largo puede ser la excusa para pasarla bien en Posadas. Con muchas actividades de manera libre y...

Cada vez más futbolistas toman el mate

Sorprende pero no tanto: Cristiano Ronaldo toma mate. Entre el argentino Dybala y el uruguayo Rodrigo Bentancur lo fueron metiendo en el gusto. Y así, muchos más. Una oportunidad para las yerbateras

ADEMI en Iguazú y su “Experiencia al visitante” con la mirada puesta en el turismo

En la Asociación Hotelera, Gastronómica y Afines (AHGAI) de Iguazú dieron inicio al programa "Experiencia del Visitante" que pertenece a la Fundación Agencia para el Desarrollo de Misiones

En Buenos Aires, alumnos del Sipted finalizaron sus estudios

Fuern 30 alumnos del Sipted que se graduaron en Buenos Aires. Tomaron sus clases en la casa de Misiones. Es una...

El billete de 1000 se achica cada vez más

Perdió su valor nueve veces en cinco años. Es el billete de mayor denominación en la Argentina y no hay mucho que explicar porque todos padecen la cruel realidad de la inflación