26.7 C
Posadas
jueves, julio 25, 2024

Volvió a Paraguay para casarse, pero se dedicó a robar y lo pillaron

+INFO

Un joven que recientemente había viajado a Paraguay de la Argentina con la intención de casarse, desapareció misteriosamente. Tras varios días de búsqueda por parte de familiares de la novia, la Policía lo sorprendió mientras asaltaba negocios y fue captado por cámaras de seguridad

Elías José Sanabria, un joven de 21 años oriundo de Paraguay vivía en Argentina. Como tenía una novia en Limpio -una localidad muy cercana a Asunción- anunció que volvería a su país natal para casarse con ella. Nadie esperaba que, de la prensa rosa con anuncio de bodas incluido, el caso desembocara en la sección policiales.

Pero así fue. Sanabria, apenas llegó a Limpio, se dedicó a robar tres comercios de la zona. Hasta que cayó. Para colmo de males, usaba la moto que le pidió prestada a su suegra. Todo mal.

Sanabria había viajado con la intención de contraer nupcias con su novia, pero no tuvo mejor idea que desaparecer con la motocicleta de su suegra por varios días para cometer asaltos en minimercados de Roque Alonso, Limpio y Loma Pyta.

La moto de la suegra

Según la Policía Nacional, el hombre había llegado de la Argentina y se instaló en la casa de los familiares de su futura esposa en la ciudad de Limpio. Posteriormente pidió prestado la motocicleta de la madre de la novia. “Voy a sacarme el registro de conducir acá en Paraguay”, fue su explicación. Así fue que el joven partió con la moto de la futura suegra.

Nadie sospechaba el verdadero motivo.

Durante tres jornadas seguidas no volvió a la casa de sus futuros parientes políticos. Estaba asaltando diversos comercios en la zona de Limpio y Mariano Roque Alonso que se hallan en el área del Gran Asunción.

El comisario Emilio Alfonso de la Décima Metropolitana de Mariano Roque Alonso, calificó el hecho como algo peculiar ya que el sujeto viajó a la Argentina para juntar dinero y poder celebrar su boda y terminó en su país de origen cometiendo asaltos a minimercados.

“Dos locales en Roque Alonso”, precisó el comisario a cargo del operativo de detención. “Y también en Loma Pytá”, explicó Alfonso.

El sujeto había asaltado por tres días consecutivos varios minimercados de esos que están muchas horas abiertos.

El momento de huir con el botín. Dos veces, le fue bien. En la tercera, cayó.

En Roque Alonso, el lunes (4 de abril) a la noche realizó su primer atraco. “Al día siguiente, el martes -explicó el jefe policial- asaltó un local de Biggie Express en Loma Pytá”.

Tras la demora y desaparición del hombre, los familiares de la novia empezaron a difundir imágenes del sujeto por temor a que lo hubieran secuestrado o sufrido un accidente y así tratar de hallarlo.

La Policía Nacional había recepcionado en Limpio varias denuncias por robos en minimercados cometidos por un sujeto.

El miércoles finalmente en la madrugada fue detenido. “Amaneciendo a las 4 de la madrugada, llegó a otro local de Biggie en Mariano Roque Alonso. Y ahí los guardias ya estaban en sobre aviso. Un motociclista que llega solo. Y eso coincidía con los anteriores atracos. Ellos llamaron rápidamente al 911 y mi patrullero estaba ahí cerca. Y los policías finalmente pudieron aprehenderlo”.

El solitario delincuente fue aprehendido por efectivos de la Policía Nacional en Mariano Roque Alonso minutos después de que haya perpetrado un nuevo hecho delictivo.

El relato completo del comisario

¿Qué supuso el comisario?

“Hay dos hipótesis. Una, que pudo haber engañado que traía mucho dinero. Y para cubrir esa situación, salió a asaltar.

Y la otra hipótesis es que era un adicto. Y que quizá quiso volver a realizar los atracos para conseguir dinero para la droga.

Sanabria llevaba un arma blanca en su cintura al momento de ser detenido”.

spot_img

Ultimas Noticias