24.7 C
Posadas
jueves, julio 25, 2024

Lo sustentable se pone de moda en Misiones

+INFO

Unió su pasión por el diseño de moda con el estilo de vida que quería llevar. Hoy tiene su emprendimiento sustentable y persiste para fomentar el consumo responsable en la población.

Priscilla Rasmussen, diseñadora de moda sustentable de Oberá, Misiones. (Fotos: ig. Imbal)

Priscila Rasmussen es una emprendedora obereña que diseña ropas. Una diseñadora de modas, pero no de cualquier tipo, sino de moda sustentable. ¿Esto qué significa? Básicamente es indumentaria que ayuda a la preservación y cuidado del ambiente, donde los diseños están centrados en la utilización de material biodegradable, en respeto hacia los animales (porque es realizada con fibras naturales de orígen vegetal) y basado en el comercio justo, donde cada parte de la cadena productiva gana lo que le corresponde.

Luego de capacitarse y prepararse por varios años, Priscilla se animó a concretar aquello que estaba en su cabeza como un proyecto y, de esta manera, en 2021 nació su emprendimiento Imbal, una marca que refleja su estilo de vida. “Tiene que ver con una visión que yo tengo y quería que sea algo como una extensión de mi vida, de mis convicciones”, explicó Rasmussen en una entrevista con PM.

Imbal sustentable es una moda ética que respeta el cuidado del ambiente, los animales y personas.

Es que Priscilla volvió después de mucho años a Misiones, con el fin de cambiar su forma de vivir. Ahora que está en una chacra, aseguró que el contacto con la naturaleza le permitió observar y tomar consciencia de varios aspectos de la vida, principalmente sobre el consumo responsable y la cantidad de basura que se genera a diario. En este sentido, entendió que un estilo de vida sustentable refiere a ser “conscientes del impacto que generamos justamente con nuestro estilo de vida habitual”.

Esto se relaciona directamente con el uso de ropa. Según investigaciones, la industria textil es la segunda más contaminante del mundo, después de la petrolera. La contaminación que produce está relacionada a las aguas residuales que genera y la carga química que contienen, sumado al uso de energía y desperdicio de agua en la mala producción de las prendas y su lenta descomposición. Teniendo en cuenta los datos informados por la Environmental Justice Foundation (Fundación de Justicia Ambiental), se puede ver que para fabricar unos jeans se utiliza un kilo de algodón, lo que implica entre 10.000 y 17.000 litros de agua.

Imbal promueve el consumo responsable en todos los aspectos de la vida.

Es por ello que, tal como explica Priscilla, hay una necesidad de consumir con responsabilidad. Esto quiere decir “fijarnos si necesitamos tal o cual prenda, el uso que le vamos a dar, cuántas veces lo vamos a usar, si va a durar a través del tiempo, los materiales con los que está hecho”, detalló.

Campera reversible, versátil, atemporal y de textil degradable.

Siguiendo esta línea es que se pensó Imbal Sustentable, que une la pasión por hacer ropa y una manera de vivir sin dañar al medio. “Me pasó un poco eso de que querés hacer algo que amás pero a la vez querés no ser parte de algo que daña al planeta y a la salud de todos los seres vivos. Entonces fue y es una búsqueda constante de ese equilibrio entre una pasión y el respeto por el ambiente”, contó la emprendedora.

Pieza única con más de 40 horas de puntadas hechas a mano en algodón natural.

Así es que, para confeccionar, Priscilla utiliza más que nada algodón (de distintos tipos) de producción nacional, como el que realiza la Cooperativa Inimbo de Chaco. De la misma manera, también usa lino que importa de otros países. Otra forma en que hace moda sustentable es extendiendo la vida útil de la tela. “Reutilizo la mayor cantidad de descarte textil que puedo al generar prendas nuevas o las utilizo en el packaging”, sostuvo Rasmussen.

Túnica confeccionada en algodón natural chaqueño. Accesorio de soga de algodón con descarte textil y plástico.

Por otra parte, la emprendedora de moda hace hincapié en dos cuestiones al hablar de su emprendimiento. La primera de ellas tiene que ver con “priorizar el respeto hacia los animales”, sobre lo cual explicó que se refiere a no utilizar nada que provenga de la explotación animal. Sumado a esto, destacó que es otra de las industrias que más maltrata a esta especie y además contamina en el mundo (por el gas metano que se produce en la cría masiva de ganado, por ejemplo).

Paño textil generado con retazos de descarte 100% algodón, degradable.

En segundo lugar, con respecto al comercio justo, indicó que se trata del respeto hacia las personas que trabajan a su lado y que son parte de la cadena de producción. “Actualmente trabajo con una o dos modistas nada más, pero ellas ponen el precio a su trabajo;  yo no estoy negociando descuentos, rebajas, no pago un sueldo y estoy explotando a las personas”, aseguró Prsicilla.

Blusa confeccionada en gasa de algodón e intervenida en frente y espalda con plástico reciclado en desuso, a través de la técnica de termofusión.

El espacio de la moda sustentable en Misiones

Según Rasmussen, la moda sustentable es un tema nuevo en la provincia y todavía hay pocos proyectos de este tipo en comparación a los demás, algo que pasa en todo el mundo. Sin embargo, señaló que en Misiones van sumando en cantidad los emprendimientos y que, aunque todavía no hay un espacio específico donde puedan mostrar los productos, cada uno se arregla de manera independiente para concientizar al público. “Es algo nuevo, pero hay interés”, afirmó Priscilla.

Por otro lado, desde la Agencia para el Desarrollo Económico de Misiones (Ademi), encargada de articular distintos sectores para potenciar el desarrollo de la provincia, se reunieron con la creadora de Imbal Sustentable para conocer el proyecto y ver de qué manera acompañar y asesorar al emprendimiento. Aunque todavía no han cerrado nada en concreto, la emprendedora manifestó “Me pusieron a disposición varias opciones que las estoy analizando”.

Priscila Rasmussen reunida miembros de la Fundación Ademi.

Además de esto, hay otros lugares donde se está promoviendo e impulsando la moda sustentable, como la pasarela de Misiones Diseña que se realizó a fines de junio de este año, MiDi Fashion Week, donde varios diseñadores pudieron presentar sus creaciones, entre ellos Imbal de la obereña Priscila Rasmussen.

Pasarela del MiDi Fashion Week con ropa sustentable de Imbal.
spot_img

Ultimas Noticias