21 C
Posadas
domingo, octubre 2, 2022

Nacho, el loro al que le gusta pasear

+INFO

Abusaba de su hijastra: su mujer lo sorprendió y lo castró completamente

El hecho ocurrió en Vietnam. La chica de 15 años, hija de la mujer, venía diciéndole a la madre que esto...

El actor de Transformers en un retiro espiritual se prepara para dar vida al Padre Pío

Fraile capuchino (izquierda), actor Shia Labeouf (derecha) El fraile Hai Ho compartió en Instagram una “divertida sorpresa”, pues...

Chau letrina, con el Plan Arreglo Mi Casa

Una simple historia. Castorina Do Amaral de Colonia Alberdi, vivía con diez personas (hijos y nietos) en una humilde casita de...

Lo que viene es una revolución de la miel

Por Facundo López Sartori, Ministro del Agro En nuestra provincia hay más de mil...

La mayoría de las personas al elegir un animal para el hogar, se inclinan por un perro, un gato o incluso algún tipo de roedor. Pero cada día son más las familias que deciden elegir un ave como acompañante del hogar. Este es el caso de Paula, quien hace 17 años tiene como compañero a Nacho

Los loros son especies muy sociables y cariñosos. Por ese motivo son como mascotas y buenos compañeros. Son inteligentes, interactúan con las personas, pueden aprender a hablar y son fieles.

Es así como llegó el loro “Nacho” a la vida de Paula. Su compañero de vida, quien está en su día a día, tanto afuera como dentro de su casa. A Nacho le gusta pasear y a Paula le gusta su compañía, aquí te cuento su breve historia.

“Hace 17 años Nacho llegó a mi vida, una chica que trabajaba en mi casa lo trajo. Yo desde chiquita demasiado quería un loro. Así fue que llegó. Somos inseparables, vamos a todos lados”, expresó Paula Saggin a PM, quien es escribana y vive en Posadas.

Su esperanza de vida es muy alta, por lo que más que un loro como mascota son un compañero de vida. Necesitan mucha atención y cariño, eso sí, suelen tener un favorito entre los miembros de la familia al que le prestará más atención y confiará más.

Desde que Nacho es chiquito, Paula le acostumbró a pasear. “Es un loro lagartero, ve la puerta y ya dice chau chau, y ya sale también. Él te habla de todo, hace 10 meses nació mi hijo y ese era el temor, de cómo se iban a llevar con Simón, pero le quiere.”

Paula, junto a su loro Nacho

Siempre va a ver alguien que te diga “Hola”, la palabra principal que aprenden todos los loros. Necesitan mucha atención, no sólo a nivel de aseo y alimentación (lo cual es esencial), también necesitan cariño, el hablar con ellos, jugar y caricias.

Pasear es consigna de Nacho


Asimismo, Paula contó que Nacho elige más andar paseando que estar en su casa. “Le gusta salir, no quiere estar adentro de la casa. La mayoría de los loros si, son de un solo lugar pero Nacho desde chiquito se acostumbró, lo acostumbre a salir a que esté conmigo.”

Podríamos decir que Nacho es uno de los loros que viajó mucho. “Cuando saco a pasearlo, vamos al río, venimos al Parque Paraguayo, sábados y domingos siempre estamos. También hemos ido a Ituzaingó, viajó en auto a Córdoba, y él siempre feliz.”

Temor a los copos de azúcar

Como todo animal, tienen miedo a ciertas cosas. En este caso, Nacho le tiene pánico al algodón de azúcar. “Lo ve y se muere, se me vuela. En el auto va suelto, en mi hombro pero si ve un algodón de azúcar se desespera, no sé por qué.”

Cuando suena la alarma, a dormir

“A la noche duerme en su lugar, en su jaula, tapado. Tiene una alarma que suena a los gritos y es donde quiere entrar, le doy de cenar que es su polenta y se va a dormir. Sube al último palo, y se va a dormir. Pero en casa esta suelto. Come muchas frutas y verduras, dice mi marido que él come mejor que yo. Desayuna a la mañana maracuyá, ananá y banana.” contó Paula.

Cuidado con los perros

Salir a pasear, a veces tiene sus miedos. “Cuando salgo tengo miedo de que lo muerda un perro, por eso nacho siempre adentro del bolso. En el bolso entra tranquilo, nacho ya sabe que el bolso es para paseo. Es más, cuando estaba embarazada y caminaba, nacho adentro del bolso.”

Para finalizar, Paula contó que en Posadas no hay veterinarios para loros. “Viven mucho, por suerte nunca le pasó nada, solo tuvo un resfrío. Y acá no hay un veterinario que sepa de loros, hay muy pocos. Estoy en un grupo de loros y ahí estoy en contacto con veterinarios de Buenos Aires, de allí el cuidado de siempre.”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Ultimas Noticias

Misiones tiene tantas industrias como Chaco y Corrientes juntas

Así lo señaló el ministro de Hacienda, Adolfo Safrán, en su exposición ante legisladores de la Comisión de Presupuesto. En Misiones...

La reina que viajaba en cole

Una reina. Un pueblo jesuita. Historias de familia. 2400 kilómetros de viaje sentadas en colectivo. La historia de cómo se gestó la elección de la reina nacional de los estudiantes

Mía Mielniczuk: cuando la política se hace carne en una adolescente

Tiene 16 años y sus compañeros la pusieron al frente de la Dirección de Juventud Estudiantil de Campo Grande para que los represente ante el Ejecutivo. "Es una responsabilidad muy linda", aseguró Mía.

Una docente que no deja de enseñar

Al presentar su libro "Guía práctica para instituciones educativas. Nivel primario" Sonia Coutto dio la nota en la reciente feria del Libro de Apóstoles. Y vale la pena tomarse un rato para leer lo que ella sugiere

Los perros también quieren divertirse: proponen la creación de parques caninos

La iniciativa es de la Diputada Suzel Vaider. Zonas de Juegos, hidratación y descanso para esos compañeros que en muchas familias son un integrante más.