24 C
Posadas
lunes, enero 30, 2023

Un oso la mordió y pudo contarlo: saca su segundo libro sobre esa experiencia

+INFO

Abusaba de su hijastra: su mujer lo sorprendió y lo castró completamente

El hecho ocurrió en Vietnam. La chica de 15 años, hija de la mujer, venía diciéndole a la madre que esto...

El actor de Transformers en un retiro espiritual se prepara para dar vida al Padre Pío

Fraile capuchino (izquierda), actor Shia Labeouf (derecha) El fraile Hai Ho compartió en Instagram una “divertida sorpresa”, pues...

Chau letrina, con el Plan Arreglo Mi Casa

Una simple historia. Castorina Do Amaral de Colonia Alberdi, vivía con diez personas (hijos y nietos) en una humilde casita de...

Lo que viene es una revolución de la miel

Por Facundo López Sartori, Ministro del Agro En nuestra provincia hay más de mil...

La antropóloga francesa Nastassja Martin hacía un trabajo de campo en unas distantes comunidades de pescadores y cazadores de la Siberia oriental en 2015 en una zona de Kamchatka. De repente tenía frente a sí a un gigantesco oso de 250 kilos que la atacó directamente a la cara. Allí la mordió. ¿Cómo se salvó? Tenía un piquete bien puntudo. Se lo clavó y al animal no le gustó y abandonó a su presa. Lo bueno: ella no quedó desfigurada

Hoy tiene 37 años. Todo ocurrió hace siete años. La doctora en Antropología egresada de la École des Hautes Études en Sciences Sociales de París Nastassja Martin hacía un trabajo de campo en la península de Kamchatka. Acaba de publicar su libro In the eye of the wild (En el ojo de lo salvaje o algo así).

“Este libro -dice no sin ironía The Guardian de Gran Bretaña- cuenta su vida posterior luego de haber sido (lean bien) ‘besada’ por un oso”.

Un oso en la zona de Kamchatka.

Ella intentaba hacer la típica tarea de los etnólogos (mezclarse en las poblaciones observadas hasta ser una parte más de ellos y que no se note su presencia y a partir de allí, hacer sus anotaciones) entre los evenos, un pueblo de cazadores, pescadores y pastores de renos de Siberia Oriental.

Sí, fue en ese momento, un día en que volvía de hacer un trabajo de campo, en que la atacó un oso que probablemente la hubiera matado de no defenderse ella con un piolet con el que golpeó a la bestia en el costado.

Qué es un piolet. Fíjese el amable lector.

Piolet. Sirven para ayudarse en terrenos escarpados… y para salvarte la vida.

Se trata de un pico o piquete de mano muy filoso que suelen usar los alpinistas. El uso de ese instrumento terminó salvándole la vida.

El plantígrado se marchó con un trozo de mandíbula y tres dientes de la antropóloga y le rompió el hueso cigomático derecho, y le causó grandes heridas en el rostro y la cabeza, además de otra en la pierna.

El hueso de nombre extraño (cigomático) es el que está en la parte superior de la mandíbula. Los humanos tienen uno a cada lado de la cara, es el que rodea a la cavidad del ojo y es donde se apoyan las ojeras. Además ayuda a mover la mandíbula (la “carretilla” en lenguaje argentino).

Natassia hoy. Sigue pensando en el ataque: ya sacó su segundo libro sobre la experiencia.

Jacinto Antón, el periodista español que pudo charlar con Martin acerca de esta experiencia relata lo que le contó la científica. “No hay un piadoso apagado cuando te encuentras entre las garras y colmillos tintos en tu sangre. ‘Yo nunca perdí la conciencia, ni mientras tenía la cabeza entre los dientes del oso y me mordía la cara: veía el interior de su boca, lo sentía todo, su aliento cargado; pensaba que moriría, pero no pasó”. ¿A qué huele un oso? “Es un olor muy fuerte”. ¿Cómo un perro? “Peor”.

Claro, para los amantes del cine, no será difícil vincular esta escena a la de The revenant (el renacido) cuando Leonardo Di Caprio hacía de un cazador de pieles y era atacado por un oso grizzly.

En El renacido, Leo Di Caprio tenía una escena donde era atacado por un oso.

El animal atacó, le hundió su mandíbula en la cara (siempre atacan allí primero) y ella vio adentro de las fauces. No desmayó (por suerte!); pudo defenderse con el pico (piolet) y aunque sentía el espeso y hediondo aliento del animal, pudo desprenderse. El oso se alejó con parte de su cuerpo, pero ella quedó con vida.

¿Le dolía? Y, sí, claro! “(Pero) curiosamente (era un dolor) soportable; hay algo en el cerebro que apaga parte del dolor cuando es demasiado intenso”.

¿Cuál fue el otro elemento que la salvó? Contar con un buen teléfono celular que podía usar.

“Con el rostro tumefacto y desgarrado”, esperaba en la ladera helada de un volcán a que venga a buscarla un helicóptero del ejército ruso para evacuarla.

Mechones ensangrentados de su pelo cubren el suelo. “Sacarte de allí es difícil si te pasa algo, y suerte que yo llevaba teléfono y se pudo pedir ayuda. El libro también habla de eso, de cuando todas las seguridades que nos construimos se destruyen; hemos olvidado la vulnerabilidad”.

“Ví su boca, sentía su aliento. Era espantoso. Feo como un perro mojado pero peor. Y sin embargo no perdí la conciencia”, dije la mujer cuyo rostro pudo ser reconstruido

En una primera cura le vierten alcohol por la cara y la vendan. La trasladan a una base militar donde la observan con sospecha y una mujer mayor le cierra las heridas con hilo y aguja. Le hacen una traqueotomía.

Siguen días de calvario hasta que puede regresar a Francia donde la someten a nuevas intervenciones maxilofaciales. Una curación larga y extenuante. 

Ella, al igual que el personaje de Di Caprio (el caso está basado en una historia biográfica de 1820 en el norte de Estados Unidos), se considera una “renacida”.

Ella evidentemente quedó impresionada por el encuentro (no deseado). Sus ojos celestes cruzándose con los ojos amarillos del oso. Y agrega que hay toda una concepción en la mayoría de los pueblos del círculo polar ártico (Alaska, Groenlandia, Siberia) donde este gigantesco plantígrado forma parte de las culturas y se lo suele humanizar.

Martin sigue shockeada por ese encuentro y no es para menos: Su nuevo libro ya está a la veta. Pero por ahora, sólo en inglés (ver arriba).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Ultimas Noticias

Oberá ya prevé al menos 500 participantes para su Cicloturismo en el monte

Serán dos días: el 11 y 12 de febrero de 2023 en Parque de la Selva. Se esperan visitantes de la provincia...

Tiene 12 años y creó un lavarropas con un balde, un palo y una botella

Sí, un lavarropas tracción a sangre. Muy sencillo en la idea pero que funciona. El principio de que el agua con el detergente va pasando por la ropa y produce el limpiado de la misma. Bien por Mileva

Se acerca un cometa verde y se podrá ver con largavistas

El cometa ZTF se podrá ver desde Argentina. Se trata del cometa verde, que se acercará a la Tierra por primera...

Karla Johan: La pandemia cambió el consumo de mate y el Mundial le dio presencia global

Es de Leandro Alem y es una de las más famosas sommelier del país especializada en yerba mate. Su perspectiva acerca de la realidad que vive el producto madre de Misiones y cómo la pandemia y el Mundial de fútbol cambiaron algunas cosas

Ni arroz ni secador: lo que hay que hacer cuando cae el celular al agua

No. No sirven ni la cama de arroz ni el secador de pelo. Hay pocas acciones felices para tratar de salvar un celular que acuatizó. Pero vale la pena conocerlas. Aquí van