24.7 C
Posadas
jueves, julio 25, 2024

“Querete, cuidate”: las ventajas de hablarse a uno mismo

+INFO

El autor Glenn Williams* sostiene que sólo hay que saber buscar “el agujero al mate”. Encontrar el sentido a hablarse a uno mismo con frases alentadoras, rezar en voz alta, cantar canciones que estimulen

A pesar de ser una fuente de malas noticias, internet también está inundado de maneras de tratar de contrarrestar esa negatividad.
Una rápida búsqueda de contenido “inspiracional” o de autoayuda lleva a encontrar una gran cantidad de charlas, entrevistas y frases dirigidas a encontrarle el sentido a los momentos difíciles.
Una lista de estas últimas típicamente incluye cosas como “La imaginación es más importante que el conocimiento”, atribuida a Albert Einstein, o la letra de la canción de Nicki Minaj (que se traduce como) “Todo el mundo muere, pero no todos viven”. O la atribuida a Charlie Brown: “Un día moriremos”, reflexiona y el otro le contesta: “Pero los otros días, no”.

La misma frase de la portada en el idioma original


Especialistas de autoayuda, presentadores de programas de entrevistas, influencers de Instagram, y hasta ex primeras damas de EE.UU. suelen ser autores de afirmaciones positivas, sostiene Glen Williams en una nota para The Conversation.
Una de esas listas publicada en el sitio web Oprah Daily (de la conocida presentadora de TV) durante los días más oscuros de la pandemia, destacaba una cita de la escritora Maya Angelou, que nos recuerda que “Nada puede apagar la llama que brilla dentro de ti”.
Las emociones positivas pueden ser extremadamente poderosas. Investigaciones indican que cuando estamos preparados para sentir alegría, curiosidad, gratitud y otros tipos de sensaciones positivas, tenemos lo que los psicólogos denominan “repertorios más amplios de pensamiento-acción”.

El color púrpura quizá una de las películas más inspiradoras

Eso quiere decir que podemos imaginar nuevas posibilidades y poner a prueba cosas nuevas. Nos volvemos más creativos y mejores para resolver problemas.
En 2011, el psicólogo estadounidense Martin Seligman configuró lo que llamó el modelo PERMA de bienestar. PERMA son las siglas en inglés de los cinco elementos principales del modelo: emoción positiva, compromiso, relaciones, significado y logro (positive emotions, engagement, relationships, meaning, and achievement).
Este modelo es una herramienta útil para entender las diferentes maneras en que podemos activar formas más positivas de pensamiento.
Estas cubren toda una gama, desde experimentar una emoción positiva hasta quedar completamente absorto en una tarea desafiante, crear una conexión más amorosa con alguien, tratar de comprender una situación difícil, o simplemente tachar de una lista las labores completadas.
Las afirmaciones positivas tiene el potencial de afectar los variados elementos de nuestro bienestar. Nos pueden fortalecer cuando logramos identificarnos con el contenido de un mensaje, cuando tiene una moraleja y cuando es memorable.
Unas nos pueden dar pie a tener esperanza y concentrarnos en el aquí y el ahora. Un dicho común en los círculos de los que buscan recuperarse en la organización Alcohólicos Anónimos es “un día a la vez”.
Otras nos instan a involucrarnos completamente en una tarea importante: “Tienes mayor probabilidades de modificar una emoción a través de la actividad que de volverte activo a través de una emoción”, decía el psicólogo estadounidense Jerome Bruner.

La ayuda de otros también es vital


Ciertas pueden enfocarse en el desarrollo de relaciones positivas: “Las personas realmente fuertes levantan a otras. La personas que realmente son poderosas unen a las otras”, dijo la ex primera dama de EE.UU. Michelle Obama.
De esta manera, las afirmaciones positivas funcionan como una versión secular de la oración religiosa o espiritual. Investigaciones demuestran que cuando se dicen en voz alta, las oraciones pueden levantar el espíritu, ser reconfortantes y crear una actitud de esperanza. De igual manera, recitarse o cantarse una cita o canción profunda a uno mismo puede generar un gran empoderamiento.
Las afirmaciones se suelen usar para ayudarnos a darles un sentido a las desilusiones y complicaciones y mantenernos en la lucha para alcanzar nuestros objetivos, como un discurso motivacional para nosotros mismos.
Según los investigadores, las personas que se alientan verbalmente a sí mismas tienen más probabilidades de funcionar mejor, de estar más satisfechas con su trabajo, y de querer mantenerse en sus puestos. Este proceso puede ser vital para el aguante de los atletas de los deportes de resistencia.

Pequeños destellos de alegría


A fin de cuentas, es un estado mental de intencionalidad el que puede ayudarnos a manejar los desafíos que enfrentamos con estos aspectos positivos que reconocemos. Ya sea que estemos luchando por la justicia social, o simplemente tratando de arreglárnoslas para sobrevivir, frecuentemente hay pequeños destellos de alegría que se pueden encontrar en los momentos más sencillos de la vida. Como Aretha Franklin cantaba:
Debes propagar la alegría al máximo
Baja esa pesadumbre al mínimo
Ten fe, de lo contrario el
pandemonio
Puede entrar a escena
Así que busca citas y canciones que te inspiren. Guárdalas en un lugar de fácil acceso, como la pared de tu dormitorio o una libreta que guardes en tu bolso. Y sácalas cada vez que estés pasando por un momento difícil o cuando necesites motivación para pensar en el panorama general, en el propósito de tu vida.
Compártelas con otros, ya sea por las redes sociales o en persona. Date el placer de ser parte de una comunidad conectada e inspirada.
Y lánzate a leerlas en voz alta. Te sorprenderá cómo te hará sentir con más energía y esperanza. Es emocionante saber que pronunciar palabras de esperanza y aliento puede ayudarte a ti -y aquellos que te rodean- en el trayecto de tu vida.

*Glenn Williams es catedrático principal en Psicología de la Unviersidad Nottingham Trent, Inglaterra.

spot_img

Ultimas Noticias