28.7 C
Posadas
miércoles, junio 19, 2024

Con hambre, volvió Arana

+INFO

La puma que se había escapado pudo volver a su hogar casi sin riesgos. La atrajeron con carnadas y el propio cuidador la alimentó desde su mano. Arana está en casa, bien, sana y cuidada

“La cosa está dura ahí afuera”, habrá pensado Arana. Después de varios días de deambular por la zona del Parque Nacional Iguazú y de buscar alimento sin resultados muy halagüeños, no tuvo otra opción que volver donde le ofrecían casa y comida. Encerrada, eso sí, pero con buena comida. “Este Air B&B no está tan mal, después de todo”, habrá reflexionado.

Belleza de animal

Ella y su hermana habían huido días atrás porque un “pícaro” decidió entrar al Hogar de los Pájaros (Güirá Oga) en Puerto Iguazú y abrir las puertas de sus jaulas. Salieron, pero a la hermana la recapturaron enseguida. En cambio, ella resistió un poco más.

“Huyó al monte”, decían muchos.

En realidad, estos pobres animales habían sido encontrados luego de que los malos y execrables cazadores furtivos mataran a su madre. Así, pequeñitas, no tuvieron otro destino que el de una cría en encierro.

“La puma que se había escapado del centro de rescate Güirá Oga ha sido recapturada después de una semana de búsqueda intensiva por parte de las autoridades. El felino, que había escapado junto con su hermana de la jaula del centro, fue encontrada y capturada este sábado 3 de junio, indicó Jorge Anfuso, director del centro. Aunque no se han dado muchos detalles se confirmó que el animal se encuentra en buen estado de salud”, informó el sitio de Radio Yguazú.

Ella solita se acercó

“Después de dos días sin novedades del puma, finalmente esta mañana muy temprano, personal de Güirá Oga que se encontraba realizando las recorridas habituales debido a la desaparición de los animales, observó fugazmente la presencia de Arana. En silencio, se fue acercando al sitio del avistaje y divisó a la hembra que se dirigía hacia el sector del recinto de pumas. Notificando al personal veterinario, se decidió efectuar un rastrillaje desde el exterior de los caminos internos de GüiráOga hacia la zona de los recintos, y coordinados con el resto del personal de cuidadores se la fue redirigiendo hacia el sitio donde estaba preparado el cebo correspondiente. Allí, en lo que llamamos área de vuelo o entrenamiento de águilas y halcones, la esperaba el cuidador habitual de estos felinos. Llevaba en su mano la ración acostumbrada y así apareció cerca del mismo dirigiéndose directamente a este que la llamaba con su característico silbido (reflejo condicionado).  El paso del puma era firme y se dirigía directamente al recinto donde estaba apostado su cuidador, así el puma finalmente entro solo en busca cebo (comida) y otro cuidador que también estaba apostado oculto cerró la puerta inmediatamente. Una vez en el recinto y ya con el puma en su plataforma de descanso habitual, observamos que su condición física era buena con una ligera evidencia de pérdida de peso. También alrededor de su boca se observaron espinas de coendú (Sphigurus spinosus) clara señal que el felino intentó capturar una especie silvestre”. 

Jorge Anfuso (izq) director del Centro GüiráOga

La entidad dirigida por Jorge Anfuso finalizó su comunicado con este detalle: “Los próximos días, ambos animales permanecerán en sus recintos de manejo donde el personal veterinario efectuará todos los controles necesarios, además de disminuir el estrés generado por esta situación”.

Estos ejemplares rescatados desde pequeñas pueden volver a la vida salvaje pero eso comprenderá una laboriosa tarea de reeducación

No resulta imposible pensar en que estos dos ejemplares puedan volver a la vida natural y depender de sí mismas para sobrevivir. Pero se trata de una tarea extensa y comprometida: hay que reeducar para que sepan valerse por sí mismas. Que puedan vivir en los montes y de las fuentes de alimento existentes y no que terminen yendo a poblados y ataquen a animales domésticos, al ganado local o eventualmente a personas. No será fácil, pero se puede intentar.

spot_img

Ultimas Noticias