22.7 C
Posadas
sábado, abril 20, 2024

María González hace todo por La Unión y ahora con un buen horno

+INFO

En el barrio San Lorenzo colocaron el horno ecológico y todos están contentos. Con el mismo, habrá producción de panificados de manera rápida, económica y en gran cantidad. María González es la presidente de la asociación La Unión. El programa municipal ya ha entregado 62 de estos hornos en diversas barriadas de la ciudad y constituyen una gran ayuda

“Soy María González y vivo en el Barrio San Lorenzo de Posadas. Soy la presidenta de la asociación civil Unión y trabajamos para ayudar a la gente de nuestra vecindad. Mi rol es hacer todo lo que pueda a favor de mis vecinos y eso que está a mi alcance, lo hago de corazón”.
María vive en el barrio San Lorenzo y da las coordenadas de esta extensa zona sur de Posadas. “Estamos entre las avenida Cocomarola y Cabo de Hornos. Son unas 35 manzanas y no estamos tan apartados de los servicios públicos”.


De acuerdo a sus dichos, “contamos con servicios de red de agua y cloacas, calles empedradas y la zona que está sobre la Costanera, asfaltada”, dice no sin orgullo.
Ese amplio urbano de Posadas cuenta con la actividad de diversas ONGs y así se puede ayudar a la gente muy humilde que vive allí, tal como lo hace María.
“Trabajan aquí, codo a codo con nosotros, organizaciones como iglesias, cooperativas de trabajo, etc.


Ahora en el barrio están recibiendo unidades de horno ecológico. “Esto es muy importante -señaló González- porque nos han instalado el horno en la unión de avenida Cocomarola y calle 168b. Lo vamos a usar para elaborar pan y facturas que se entregarán después de dar las clases de apoyo que se dictan dos veces por semana”.
Así, el deseo de aprender y de apoyarse en cuestiones de enseñanza se ven reforzados por la panza llena. “Acá pueden venir los integrantes de la Asociación así como los vecinos que quieran fabricar su pan”.


El sistema de hornos ecológicos que se halla fabricando y entregando por parte del municipio se constituye así en una herramienta vital para la gestión de los propios alimentos. “Esto es importante para nuestra economía: con un poquito de leña, ya se cocina el pan y podés seguir preparando más”, dice y se entusiasma.

Recordó cuando pidieron al Municipio la posibilidad de que construyeran un horno ecológico y al final les dieron una pronta respuesta.
Yolanda Asunción está en la secretaria de la Unidad de Coordinación y Control de Gestión y se halla a cargo del programa “Hornos Ecológicos”.


“Estos constituyen una herramienta de alto rendimiento con un sistema de horneado que resulta mucho menos perjudicial para el ambiente”, indicó la funcionaria.
Hay una cierta remembranza con los viejos hornos de barro de las chacras misioneras que se hacían con ladrillos y funcionaban bajo el mismo principio.
“Este tipo de hornos permite ahorrar tiempo, trabajo y recursos -señaló Asunción- y son económicos en cuanto a su construcción. Posee una cámara de fuego, con una entrada para la leña, una cámara de cocción de la comida y una chimenea”.


Así el fuego y el calor rodean al horno que está en un compartimento aislado a la zona de cocción y la comida no tomará contacto con los gases de quemado. Sus ventajas con respecto a las cocinas son la gran capacidad del horno y una forma de cocción más rápida y pareja. Por no hablar del ahorro: en vez de quemar gas que no se tiene con unos pocos trozos de leña, cartón, ramas ya se los hace funcionar.
Se fabrican con ladrillos y tambores de 200 litros. Se distinguen por ser de construcción sencilla y rápida. Un técnico capacitado lo realiza in situ. “Actualmente se han fabricado 62 hornos distribuidos en comedores y merenderos municipales, instituciones educativas y otras organizaciones socio-comunitarias tales como asociaciones civiles”, precisó.


“Pretendemos abarcar la mayor cantidad de organizaciones comunitarias posibles y acompañarlo con un trabajo de concientización sobre los beneficios de su utilización”, agregó Asunción.
En ese sentido, desde el municipio se comprende el rol social que se considera fundamental como eje de muchos emprendimientos y proyenctos familiares y sociocomunitarios. “De esta manera, permite ampliar y reforzar las prestaciones que brindan estas organizaciones así como el fortalecimiento y consolidació de las redes vecinales al utilizarlo como un recurso comunitario”, destacó la funcionaria.
Y además hay otra pata para el proyecto. “Es de destacar que el programa Hornos ecológicos se complementa con el de Huertas Comunitarias: ambos constituyen recursos fundamentales para contribuir a la sustentabilidad de estas organizaciones”, finalizó.

spot_img

Ultimas Noticias