15.5 C
Posadas
viernes, mayo 24, 2024

Cómo es vivir en una chacra misionera

+INFO

Hace más de 40 años Lucía Bangel vive en Colonia San Martín, allí en la chacra de Luis Bunkowski en el lote 40. Se dedica a producir verduras, leche y criar animales. Una vida tranquila pero a su vez sacrificada. Y allí están Mirta Federico, su esposo e hijos todos integrados a la actividad diaria: no hay feriados, sábados ni domingos; ni frío ni lluvia. Se trabaja siempre

La vida en la chacra tiene grandes historias. En ese escenario se pone visible el amor, entrega y compromiso a la hora de cultivar o de criar animales, y la perseverancia es una de las claves en este rubro. “No hay sábados, ni domingos, ni días de frío o de calor. Hay que ir a trabajar. Los animales esperan, los cultivos hay que cuidarlos”.

En colonia San Martín está ubicada la chacra de Luis Bunkowski. En ella se encuentra Lucia Bangel, quien se dedica a la actividad productiva desde hace más de 40 años, en una entrevista con canal 12.

“En la chacra no hay sábados ni domingos. ni la lluvia te va a parar: Se trabaja siempre”

Se encarga de la actividad de producir verduras, leche y también la cría de animales.

“Cuando estaban los chicos, ellos ordeñaban las vacas antes de ir a la escuela. Tomaban mate y luego, a la escuela. Y ahí seguía yo”

Esta vida es la que le permitió pagar la educación de sus hijos, los cuales, espera Lucía, que continúen con el legado familiar. La productora cuenta que en este rubro no existen los sábados ni domingos, que a pesar de la lluvia hay que mantener las cosechas y tratar a los animales.

“Y hay que trabajar, los chicos también, antes de ir a la escuela ellos ordeñaban la vaca, y mientras eso tomaban mate y después ellos se iban a la escuela y yo seguía ordeñando” comentó Lucía.

Mirta Federico también vive allí con su esposo y sus hijos. “Este es un lote que mi esposo ha heredado de sus abuelos”, indicó la mujer mientras su esposo picaba mandioca para las vacas.

En invierno, el forraje (alimento para el ganado vacuno) decae… excepto en Misiones. Es cuando más mandioca hay. Y también caña de azúcar y ambos alimentos se constituyen en una fuente de nutrición animal de calidad para las épocas en que el pasto deja casi de salir.

El esposo de Mirta Federico pica y alimenta las vacas con mandioca

Y Mirta agregó que los abuelos que vinieron de Lituania se asentaron en ese lugar. “Hacemos un poco de todo y trabajamos con los animales, que vienen a ser nuestro fuerte. Generalmente vendemos acá en el pueblo”.

Y van progresando. “Aprovechamos lo que queda y estamos de a poquito iniciando para hacer una cadena productiva. Es aprender, todos los días aprender”, acotó la mujer.

Y así el mensaje final es vivificante y demostrativo que algo por ser difícil no deja de dar satisfacciones. “Claro que vivir en la chacra es sacrificado también: no hay sábados, no hay domingos, ni feriados. Se trabaja siempre, cuando hay lluvia, frío, sol, siempre tenés que estar. Pero al final, es muy satisfactorio… además de la tranquilidad con que se vive: vamos a decir, es muy calmo vivir acá”, como en otros lugares”.

spot_img

Ultimas Noticias