16.2 C
Posadas
viernes, mayo 24, 2024

Suicidio: un severo problema que acecha a la sociedad

+INFO

Son más varones que mujeres. Pero Misiones padece uno cada 48 horas. Y el fenómeno viene creciendo en los últimos cinco años. En Psicología freudiana se dice “el tánatos se impone al eros”. Y el tratamiento no debería evitar a la Psiquiatría

Graham Greene fue un escritor y periodista inglés católico que viajó mucho. De hecho, en su paso por Argentina en los años 70, se enteró del secuestro de un cónsul paraguayo aquí en la región del nordeste y terminó siendo la base de su novela El cónsul honorario, por ejemplo. Pero en El revés de la trama -otra novela suya- planteaba las vicisitudes de una pareja inglesa arrumbada en un ignoto país africano mientras se desarrolla la segunda guerra mundial. La mujer se va a Sudáfrica y el hombre vive momentos de zozobra espiritual y quiere llamar la atención con un intento de suicidio. Aunque en sus convicciones religiosas el suicidio conlleva la condena final quiere hacer parecer que todo es un malentendido con las pastillas que toma. El relato final es estremecedor: ingiere una sobredosis y confía en que vendrán a salvarlo y todo se trastoca en desesperación cuando toma conciencia de que nadie acudirá y que su fin se acerca sin remedio.

Las ilustraciones de tapa y esta de arriba, de Valeria Reynoso

Este relato puede dar una idea de lo que pasa por la mente de las personas que intentan (y a veces lo logran) acabar con sus vidas.

En su discurso del 1 de mayo en la Legislatura, el gobernador Hugo Passalacqua sostuvo: “Otro tema que impacta fuerte nuestra sociedad es el flagelo del suicidio. Hubo 180 suicidios (uno cada dos días) en Misiones en los últimos 12 meses (de abril a abril). Este tema ocupará un lugar central en nuestras gestiones por abordarlo”, aseveró el mandatario sobre el crudo dato que muestra un grave deterioro en el entramado social de la provincia.

Y es un fenómeno que viene creciendo

“Sabemos que el suicidio es un fenómeno de muchos factores y que en el desencadenamiento de una muerte por mano propia inciden tanto factores individuales como familiares, comunitarios y sociales. El tener escasos recursos para detectar, tratar y acompañar a las personas en estas situaciones de riesgo aumenta la probabilidad de que ocurra una muerte por suicidio”, explicó la psicóloga Natalia Falcone.

La propia Falcone dio una interpretación de cómo los jóvenes varones intentan menos y concretan más. “En general las mujeres tienen más intentos y los varones son más efectivos a la hora de atentar contra su vida”, dijo al tiempo que nombró un informe de Unicef de 2019 el cual marca que los varones tienen tres veces más chances de morir por suicidio que las mujeres. “Esta razón podría explicarse por la elección de los métodos, que en los varones serían más irreversibles”, detalló la profesional. Y se puede recordar el caso de la novela de Graham Greene.

Daniela vivía en una humilde casa en Aristóbulo del Valle. Tenía trece años y apareció muerta. Muchos creen que la violencia doméstica que padecía pudo haber apurado su decisión de quitarse la vida. Así, la Justicia comenzó a investigar si la menor sufría violencia familiar al hablar con los vecinos de la zona, los cuales denunciaron que era constantemente maltratada por su mamá y la hecha por el papá de la víctima, quien recibió un mensaje de voz de la adolescente antes de que se quitara la vida donde le contaba que su madre se había enojado con ella porque no había querido cocinar y que por eso la había golpeado. 

“Los que no pueden más, se van”, cantaba Charly García en Viernes 3AM un tema de Seru Giran de los años 80. Era estremecedor ver en el relato de la canción (que fue elegida como la mejor del rock nacional) cómo la víctima iba perdiendo todas las ligazones con el mundo y llegaba el momento dramático de apretar el gatillo…

La Lic. Valeria Winkler, del equipo de profesionales de Salud Mental del Hospital Escuela, resaltó que los intentos suicidas surgen ante un sufrimiento psíquico que sobrepasa el umbral de tolerancia de la persona. Si los profesionales detectan en el paciente ideas o conductas suicidas, agregó, deben valorar la intención suicida actual y observar sus controles internos y ambientales. Si el paciente está en riesgo, instaurar las medidas de prevención y de tratamiento adecuadas.

Lic. Mariela WInkler

¿Cuáles son los factores psicológicos de riesgo suicida?

Muchas de las personas que intentan suicidarse tienen sentimientos de desesperanza y pesimismo, y una visión decepcionante del futuro, remarcó la profesional. “Su autoestima está disminuida y encuentran que el suicidio es un camino válido para solucionar sus problemas, aunque niegan que estas ideas conlleven un riesgo para ellos. Suelen ser de pensamiento rígido y perfeccionista, con baja tolerancia a las frustraciones y con tendencia a la impulsividad y al enojo; a algunos pacientes los puede llevar a aislarse socialmente”, agregó.

Pautas de alarma en el comportamiento de la persona potencialmente suicida:

  • Tener intentos de suicidios previos
  • Cuando se explicita una idea o una intención suicida
  • Cuando niega de una manera muy rígida y terminante, pero su conducta hace pensar que intentó quitarse la vida (intoxicación con sedantes “para dormir”; corte de muñecas “por accidente”)
  • Cuando tiene conductas sospechosas de ideación suicida, como conseguir un arma, una cuerda, o medicación en exceso
  • Mandar mensajes de despedida a allegados
  • Cuando hay síntomas o signos de enfermedades psiquiátricas que predisponen al intento suicida (depresión, alcoholismo, consumo de drogas, etc).

Premisas básicas a tener en cuenta ante una persona potencialmente suicida:

  • Nunca desentenderse de las manifestaciones suicidas
  • No juzgar al paciente porque tenga deseos de morirse, de lo contrario no se sentirá entendido y no querrá seguir hablando de lo que le sucede.
  • Hay que poder comprender que, querer morir es un síntoma de haber sido sobrepasado por las circunstancias.
  • No hay que enojarse con el paciente ya que éste padece una enfermedad.

En la persona con tendencias suicidas hay un elemento que los psicólogos no pueden obviar: hay un cambio hormonal severo. Hay déficits de algunas glándulas que pueden y deben ser reparados con medicina adecuada. Los estudios han demostrado la ausencia de serotonina (conocida como la droga de la ‘felicidad’).

Esto es, el cuerpo no genera suficientes hormonas para que la persona se sienta bien y feliz. Y de allí, hay un paso hacia el abismo. Algún elemento externo (problemas económicos, de relacionamiento, familiares, de adicciones) pueden ser los factores siguientes que empujen a alguien desesperado a la autodestrucción.

La palabra (el logos) es importante. Pero el tratamiento con drogas adecuadas es imprescindible y no se puede soslayar.

La neurobiología tiene mucho que ayudar e involucrarse para salvar vidas y devolver las ganas de vivir a muchas personas.

spot_img

Ultimas Noticias