21.7 C
Posadas
domingo, junio 16, 2024

No pudo terminar el edificio y ahora lo demandan por estafa

+INFO

El chaqueño Luis Darnay desarrolló un proyecto inmobiliario en Encarnación. Un edificio en altura construido con fondos aportados “desde el pozo” por paraguayos y argentinos. Juntó 6,5 millones de dólares. Pero algo falló. Al final, no tenía para pagar al instalador de vidrios (ya colocados).Y le ofreció un departamento en forma de pago. Que ya estaba adjudicado. Así llegó la denuncia por estafa.

Algo salió mal, pese a todo

Luis Darnay dejó Chaco y se instaló en Posadas, Misiones. Seducido por los cantos de sirena que hablan de un Paraguay con bajos costos laborales y estabilidad monetaria así como inflación anual de 5% se largó a construir Vista Lago en plena pandemia. No le fue mal. Consiguió la financiación necesaria a partir del aporte de los propios interesados (futuros dueños de los departamentos) con el mecanismo “construcción desde el pozo”. El edificio se erigió en la zona norte de Encarnación a 200 metros de la Costanera con una panorámica espectacular del río Paraná.

La empresa Norwich (de Darnay) fue la encargada de gestionar el proyecto que convocó unos 6,5 millones de dólares para alzar el edificio de doce plantas. Cabe señalar que las ventas se hicieron al pozo desde 2018 y hasta hoy no pudieron finalizar el proyecto, el edificio consta de 80 departamentos, cuyos costos rondan entre los 60 y 90 mil dólares (entre 450 y 657 millones de guaraníes) cada uno y que fueron vendidos en su totalidad.

La denuncia por estafa provino del proveedor de aberturas y vidrios: tiene facturas por 260 mil dólares que no pudo cobrar

Hasta el año pasado, el proyecto venía más o menos bien. Y todo -al final- se destapó por una denuncia de estafa.

Wilfrido Pérez (foto arriba), dueño de una reconocida empresa proveedora de vidrios de Encarnación había llegado a un acuerdo con Darnay para suministrar aberturas y vidrios a cambio de un departamento, y un pago en efectivo restante. A pesar de recibir las facturas correspondientes, descubrió que el departamento fue vendido a otro comprador por un valor inferior. Además, sigue estando pendiente su cobro de 261.321 dólares por los vidrios que hasta ahora no pudo hacer efectivo. También enfrentó problemas con cheques diferidos que resultaron denunciados por extravío o robo.

Luis Darnay apostó al desarrollo inmobiliario en Paraguay. Algo no salió bien.

De ahí a la Justicia y la justicia convocó a Darnay. Y éste dijo que no tenía plata. Y llegó el procesamiento del septuagenario hombre de negocios.

Darnay enfrenta así acusaciones de estafa que lo llevaron a comparecer ante el Fiscal Luis Albertini. Se declaró insolvente.

Construir “desde el pozo” implica que los interesados y futuros propietarios van poniendo el dinero a medida que la obra avanza

En una reunión virtual con los compradores, Darnay anunció que el proyecto no había salido como se esperaba y que la empresa se declaraba insolvente. Norwich SA, según Darnay, ya no tiene recursos para continuar y finalizar la obra, con lo que dejó a los futuros dueños sin opciones claras y en una situación de incertidumbre total.

En 2021, plena pandemia el ex gobernador de Chaco Domingo Peppo (der) conoce Vista Lago en construcción y es recibido por su colega Luis Darnay (camisa celeste) de Norwich Constructora.

A pesar de la situación, varios inversores decidieron mudarse a los departamentos sin terminar, con todos los problemas que eso conlleva y además estando allí sin la habilitación municipal necesaria. 

“El edificio está muy cerca de terminarse: tiene el 90% de desarrollo y es posible encontrar una solución para todos los que compraron unidades y que reciban sus departamentos”, estimaron operadores inmobiliarios preocupados en Encarnación por la situación suscitada.

El diario Última Hora también consignó que los departamentos no pueden ser transferidos ya que al no estar concluida la obra la Municipalidad no puede habilitar el edificio y hacer la Propiedad Horizontal. En una palabra, los futuros propietarios que pusieron los fondos para la construcción del edificio se hallan en un limbo dominial: No pueden acceder al departamento por el que pagaron ni usarlo, ni hacerse dueños, ni transferirlo. Nada.

Hay profesionales paraguayos y argentinos entre los perjudicados. Pese a estar terminado en un 90% el edificio no se puede entregar

Costaron entre 60 mil y 90 mil dólares. Pagaron. Pero no pueden acceder a los mismos.

Con el clásico desparpajo guaraní, un periódico publicó: “Invirtieron en el sueño de departamentos con vista a la playa y fueron vacunados: se quedaron con el clavo”.

spot_img

Ultimas Noticias