19.7 C
Posadas
jueves, junio 24, 2021

Guzmán intenta tranquilizar con un programa heterodoxo en lo económico y más ortodoxo en lo fiscal

+INFO

Becas Progresar: inscriben hasta el 30 de Abril

Este programa de acompañamiento está destinado a todos los y las estudiantes mayores de 18 años que se encuentren cursando sus trayectorias educativas...

Subsidio de $22.000 para monotributistas y autónomos: quiénes pueden cobrarlo

Esta medida beneficiará a trabajadores independientes que se desempeñen en los rubros más afectados por las nuevas medidas para bajar los contagios...

Andrea Bocelli y su fe: “Si la vida eterna no existiera todo perdería su significado”

"No creo en el reloj sin el relojero", sintetiza Bocelli su fe cristiana. Reflexionando sobre su profunda...

Irigoyen ya tiene bandera y canción

La localidad del oriente misionero se prepara para sus primeros cien años. Y ahora presentaron la canción oficial y su divisa

El ministro de Economía, Martín Guzmán, decidió salir a la palestra y se animó a charlar de todo con Víctor Hugo Morales. Envió mensajes conciliatorios con la presencia del FMI (ortodoxia pura), y otros que apuntan a manejar tanto el dólar como las variables económicas del país

Quizá sea un triunfo pírrico, pero lo cierto es que tambaleando como estaba cuando el dólar cotizó cerca de los 200 pesos por unidad, el ministro de Economía hizo los ajustes necesarios, buscó la concordancia vital con el Banco Central (BCRA) y Miguel Pesce y la moneda estadounidense dejó de subir. Esa batalla ganada significó un buen sostén para quien había manejado con muñeca dúctil la negociación de la deuda externa pero que en el país no las tenía todas consigo.

A Martín Guzmán, apoyado por el premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz, le costaba revalidar títulos puertas adentro de la economía.

Con el maestro. Joseph Stiglitz siempre dio su encendido apoyo a Guzmán. (Foto. Remo Casilli Reuters)

Sabiendo que había que tomar medidas ingratas como el ajuste fiscal que se viene, se animó a quitar el IFE y la ATP que fueron fundamentales para el 2020 lleno de pandemia y cortinas cerradas de las industrias y comercios y de gente con pérdidas de trabajo.

Con algunas pocas señales positivas, la llegada de la temporada estival afloja las exigencias de una cuarentena que ya no es tal, y “hay que entender que el déficit fiscal hay que bajarlo”.

Así, no extraña que apoye el impuesto a la riqueza que el Congreso se apresta a aprobar.

Hay que dejar de gastar y tratar de aumentar la recaudación. Fiscalismo puro. FMI en inglés se escribe IMF y los pícaros lo traducen como It’s Mostly Fiscal (Básicamente es fiscalismo, o control del gasto del Estado), un buen juego de palabras para explicar de qué se trata.

 En un reportaje ante Víctor Hugo Morales en AM750, el ministro remarcó que “los sectores que requieren de más cercanía social para la actividad son los que caen”.

Se lo puede apreciar en

En una extensa charla con un estilo descontracturado, el ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró que el Gobierno observa “una dinámica de recuperación tenue con heterogeneidades”, lo que se está plasmando en la recaudación fiscal que ya crece en términos reales, entre otros signos positivos.

Guzmán participó de una entrevista radial con Víctor Hugo Morales y convocado por el periodista y fue respondiendo a los principales títulos de las tapas de diarios económicos del día.

Entre otras cosas, se refirió a la producción automotriz.  “Ha venido en una tendencia de recuperación, pero obviamente que hay ciertos vaivenes”, reconoció. Vale recordar que la producción automotriz registró una caída en torno al 10% en octubre tanto en la comparación interanual como contra septiembre, pero las ventas mayoristas al mercado interno tuvieron un alza del 22,5% respecto de igual mes de 2019.

Al ministro se lo vio desenvuelto y locuaz: es docente universitario y se siente cómodo en ese ambiente de tener que explicarlo.

Está claro que cuando se imprime mucho (se le da a la maquinita, como se suele graficar en la Argentina) habrá inflación. Al principio de la pandemia no se notó, pero en el último tramo del año con un octubre que rozó el 4 por ciento resulta evidente el recalentamiento de los precios.

Cómodos e instalados. Víctor Hugo Morales y el ministro Martín Guzmán en el momento de la charla (foto: captura)

“Pero vemos señales positivas de recuperación. El lunes informamos la recaudación impositiva: octubre fue el segundo mes consecutivo que creció por encima de la inflación y esto tiene que ver con el hecho de que la economía está empezando a recuperarse”.

Por otro lado, el ministro había anunciado  que el Gobierno enviará al Congreso un proyecto de ley con el fin de potenciar el “desarrollo del sector agroindustrial, para estabilizar la macroeconomía”.

Y también dejó su mensaje: los subsidios generan inequidades, el equilibrio fiscal importa. Y cuando, inocentemente, VHM preguntó por qué no se podían mantener congeladas las tarifas de luz y gas, Guzmán fue enfático: “Porque de esa manera, subsidiamos. Alguien pagará por ese costo no abonado. Y lo interesante es que el subsidio va en ese caso a los que mayores ingresos poseen. Y ellos no lo necesitan: pueden pagarlo tranquilamente”.

Respecto a las previsiones: “El presupuesto 2021 no es de ajuste. Acudimos a gastos extraordinarios por una situación extraordinaria. Es un presupuesto para la recuperación económica y el desarrollo” dijo Guzmán en una entrevista en exclusiva con La Mañana de Víctor Hugo donde hablaron del presupuesto 2021, del FMI, la reunión con la AEA, el dólar, entre otros temas. Guzmán aseguró que en el 2021 se trabajará para lograr un fuerte aumento en los salarios. “El salario tiene que mejorar. Es parte de lo que se proyecta para el año próximo y se incorporó en el presupuesto 2021. El crecimiento del salario es vital para traccionar a la economía”. El ministro destacó además que el presupuesto contempla una fuerte inversión en en educación, salud, innovación y desarrollo.

Dólar, bicicleta y devaluación

Guzmán sostuvo que en los últimos días la situación ha mejorado en el frente cambiario y se ha reducido fuertemente la brecha pero reconoció que sufrieron presiones para que haya una devaluación, pero dijo que el gobierno pudo contenerlas. “Hoy contamos con los instrumentos para continuar con la política cambiaria que consideramos sana para la Argentina”, sostuvo Guzmán. “Hay capitales que durante el gobierno de Cambiemos vinieron a hacer el juego de la bicicleta financiera. Ahora hay una parte que se quiere ir del país y no pudo salir. Son los que hoy ponen presión en la brecha cambiaria”, dijo y sostuvo que desde el ministerio están implementando distintas estrategias para reducir la brecha cambiaria. “Estamos construyendo un puente de estabilidad de 90 días mientras se trabaja en un plan de estabilidad macroeconómica plurianual”.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Ultimas Noticias

Sumaron cinco nuevas reservas privadas al sistema de áreas naturales protegidas

Con un total de más de 900 hectáreas de diversas regiones, Ecología sumó cinco nuevas reservas privadas con lo que ya...

Chiste cordobés: denunció extravío de un hombre, lo buscaron dos días y era broma

Un bombero de Villa Allende realizó una llamada. Dijo que un hombre se extravió en el cerro Pan de Azúcar. Lo...

Valerio, de Misiones a América

Consiguió trabajo de lo que le gusta. Está con Jay Mammon y otros famosos de la tele. Eso fue siempre lo suyo. Valerio Duarte o Valerio, a secas

El bozal a Paulo Londra: la importancia de la Propiedad Intelectual y sus contratos

Por Luis Quaranta* Se conoció la noticia en distintos medios nacionales bajo el...

Irigoyen ya tiene bandera y canción

La localidad del oriente misionero se prepara para sus primeros cien años. Y ahora presentaron la canción oficial y su divisa