21.7 C
Posadas
domingo, junio 16, 2024

Cada vez más futbolistas toman el mate

+INFO

No sólo los sudamericanos: Está claro que Messi, Luis Suárez o Neymar van con sus equipos de mate por el mundo. Pero sorprende cómo a un Cristiano Ronaldo o a un Sergei Gnabry (delantero de Bayer Múnich) o al inglés Kieran Tripier se les prendió el vicio como un sudamericano más

Cristiano Ronaldo se sube a su espectacular avión Gulstream G200, un jet con todo el lujo del mundo. Pero el hombre no pide champán ni bebidas alcohólicas. Debe cuidar su físico porque es una herramienta vital. Ya vendrán épocas donde pueda darse el gusto. Ya no falta mucho.

No. El famoso CR7 bebe mate, un mate como el más humilde trabajador de las chacras misioneras. Porque tiene su yerba, su bombilla, su agua a 72 grados y su mate. Y ahí se va volando. Entre Paulo Dybala y el uruguayo Rodrigo Bentacur le fueron haciendo entrar. Ayudó Georgina, su esposa que es mitad argentina y por ende, matera también.

No es el único de los famosos del mundo que entraron en la bebida salida de estas tierras y es única en el mundo.

Quizá fue uno de los primeros en hacerse notar: Antoine Griezman es el francés más sudamericano. Hace años que este campeón del mundo se mudó a España y allí en compañía de Lio Messi, de Luis Suárez, de Edinson Cavani no lo quedó otra que adoptar el gusto por las mateadas. Ya no las deja más.

Paul Pogbá otro campeón del mundo en Francia 2018 que este año se perdió el mundial por lesión también es ya un usuario habitual del equipo matero que viaja con él adonde va.

Serge Gnabry

Una de las historias más increíbles se suscitó con Serge Gnabry el fabuloso delantero de Bayern Múnich. Según el sitio es.pampadirect, “empezó a tomar mate cuando jugaba en el Werder Bremen de Alemania, y veía a su compañero argentino Santiago García tomarlo en el estadio antes de los partidos. Una vez lo probó y García le dijo que si metía un gol, tenía que beberlo siempre. Lo hizo y así fue. Hoy en día, lo describe como un ‘ritual cool’ y lo toma con sus amigos y también en el hotel antes del partido. Dice que le sirve para relajarse antes de entrar a la cancha.

Salah, egipcio y probando mate

El jugador egipcio Mohamed Salah fue invitado a probar por su compañero de equipo el actual arquero titular de Brasil, Alison Becker. Éste último no sólo es del país vecino, sino que además proviene del sur (es de Novo Hamburgo, en Rio Grande do Sul) y por ende gaúcho. Igual, uno lo ve a Salah cuando prueba el mate, “agarra la palanca de cambio” y no queda muy seguro que seguirá tomando. Además esa yerba flúo.

Alison Becker es gaúcho y por ende toma chimarrao

La lista es extensa, pero resulta evidente que las empresas de yerba mate no deben preocuparse si la selección nacional compró una u otra yerba. Aquí el secreto sería llegar a cada jugador en particular. Tomar contacto con él y decirle: “Cristiano, mire tenemos para enviarse este pack de yerba mate… solo díganos a donde se la mandamos”.

Eric Dier con Harry Kane. El de la izquierda es fanático pero Harry aún no se convenció.

La foto es de estos días de intenso mundial. Eric Dier anduvo fuera de la isla y como todo el que viaja conoció costumbres. En Portugal conoció jugadores sudamericanos y ahí empezó todo. Harry Kane nunca dejó la isla británica y por ende, agradece el convite. Pero todos, y cada uno, pueden tener una opción. Es una cuestión de que las empresas yerbateras empiecen a rastrear a los jugadores de fútbol. Es la mejor publicidad para un producto que no para de crecer.

El surcoreano Son aprendió con Lamela a matear.
spot_img

Ultimas Noticias