27.8 C
Posadas
lunes, febrero 6, 2023

Turismo a la parición: vienen a tener sus hijos a la Argentina

+INFO

Abusaba de su hijastra: su mujer lo sorprendió y lo castró completamente

El hecho ocurrió en Vietnam. La chica de 15 años, hija de la mujer, venía diciéndole a la madre que esto...

El actor de Transformers en un retiro espiritual se prepara para dar vida al Padre Pío

Fraile capuchino (izquierda), actor Shia Labeouf (derecha) El fraile Hai Ho compartió en Instagram una “divertida sorpresa”, pues...

Chau letrina, con el Plan Arreglo Mi Casa

Una simple historia. Castorina Do Amaral de Colonia Alberdi, vivía con diez personas (hijos y nietos) en una humilde casita de...

Lo que viene es una revolución de la miel

Por Facundo López Sartori, Ministro del Agro En nuestra provincia hay más de mil...

Se trata de mujeres rusas. Muchas embarazadas huyen de la guerra y del sistema de salud del país de Putin. La entrada sin visa, la medicina de alta calidad y la variedad de hospitales son algunas de las razones que atraen a los extranjeros al país. Ya hay un sistema de turismo organizado: cuesta unos 10 mil dólares

Polina Cherepovitskaya vende y diseña joyas en Moscú. Y le va bien. Apenas iniciado el conflicto bélico entre su país y Ucranía, se enteró que estaba esperando un bebé. Averiguó y no lo pensó más. Se iría a un lugar donde el servicio para el parto fuera bueno y donde la criatura nacidad tuviera una doble nacionalidad -por si las moscas- cuando creciera. Peló su billetera, pagó los 10 mil dólares y todo salió bien: su hija Sofía ya está con ella. El parto fue hace pocos días en diciembre de 2022. El periódico inglés The Guardian publicó un artículo en el que habla sobre una tendencia llamada “turismo de nacimientos”. Este boom tiene su epicentro en Rusia y se trata de mamás embarazadas que optan por viajar a otro país con el fin de dar a luz. De esta forma pueden obtener una nueva nacionalidad para el recién nacido, la residencia permanente y el pasaporte local para los padres. Curiosamente, uno de los destinos más elegidos por las madres rusas para tener a sus bebés es Argentina. La nota fue citada por Los Andes de Mendoza.

Foto del diario Los Andes

Este gran movimiento migratorio de las familias se debe a la invasión que Rusia lleva a cabo en Ucrania desde comienzos del 2022 y a las sanciones a las que están sujetos los ciudadanos del país agresor.

En su reportaje, el diario británico cita datos de la embajada rusa en nuestro país para afirmar que en 2022 -año de la invasión a Ucrania- unos 2500 rusos se mudaron a la Argentina. Muchos de ellos fueron mujeres embarazadas que eligieron el país para el nacimiento de sus hijos. Las estimaciones de la embajada indican que en 2023 podrían ser 10.000 los que lleguen al país.

Polina Cherepovitskaya, una de las mujeres que llegó a Argentina con el objetivo de dar a luz fuera de Rusia relató su sorpresa al escuchar que una buena parte de las mujeres en la sala de espera del Sanatorio Finochietto, en Buenos Aires, hablaban en ruso.

“Era una locura, había por lo menos ocho mujeres rusas embarazadas esperando delante de mí”, contó la diseñadora de joyas afincada en Moscú.

Polina ya ha tenido a su hijo y todo ha ido como esperaba: ahora tiene un ciudadano argentino.

El turismo de nacimiento no es algo nuevo en la cultura rusa. Con sólo 80 países del mundo abiertos sin restricciones para los ciudadanos rusos, era común viajar a Miami u otros destinos con el objetivo de conseguir otra nacionalidad a los niños. Pero eso fue hasta que Vladimir Putin ordenó la invasión a Ucrania y las sanciones se fueron multiplicando en todo el mundo. Ahora, el principal destino es Buenos Aires.

“Buenos Aires está muy solicitada ahora mismo; es el único destino con el que trabajamos actualmente”, le dijo al períodico inglés Eva Pekurova, directora de una agencia de viajes que gestiona documentos, alojamiento y estancias hospitalarias para rusas embarazadas que dan a luz en el extranjero.

Una de las principales ventajas del pasaporte argentino, según Pekurova, es que sus ciudadanos pueden realizar viajes de corta duración a 171 países sin visado, incluidos la UE, el Reino Unido y Japón, mientras que obtener un visado estadounidense de larga duración “no es muy difícil”.

La propia Pekurova dio a luz el año pasado en Buenos Aires, y su “positiva” experiencia reforzó aún más su deseo de ofrecer viajes al país. “Todo el mundo busca opciones de salida con la situación actual en Rusia. Al concederle a mi hijo un pasaporte argentino, le estoy dando libertad”, afirmó.

Las clientas de Pekurova y otras agencias de viajes pagan entre 1.200 dólares y casi u$s 10.000 por el servicio que incluye desde el viaje en si hasta, traductores y gestores que ayudan con el papeleo y la documentación.

Carteles en castellano … y en ruso en el Hospital Fernández.

Kirill Makoveev, fundador de la agencia Baby.RuArgentina, afirmó a The Guardian que su empresa ayudó a más de 100 mujeres rusas y a sus parejas en el último año.

Un joven ruso se instaló en Buenos Aires como guía hasta que vio la oportunidad: Su agencia se llama Baby.RuArgentina. Tiene reservas hasta mayo de 2023

Makoveev se mudó a Argentina en 2014, trabajando primero como guía de viajes, pero dijo que rápidamente vio el potencial que tenía el país como destino de turismo de nacimiento, fundando su agencia en 2018.

“Actualmente tenemos reservas hasta mayo de 2023. También hay lista de espera”, dijo Makoveev, para añadir que más de una “docena de rusas embarazadas” aterrizaban en la capital cada día.

El área de Maternidad del Finochietto

“Desde el comienzo de la guerra, la demanda se ha disparado. Ha llegado un punto en que los hospitales tienen anuncios en ruso”.

El sistema de salud, tanto público como privado, es uno de los atractivos para el turismo de embarazadas. Pero también factores como la facilidad para afincarse en el país: los padres del niño nacido en Argentina pueden tramitar fácilmente la ciudadanía en unos dos años, algo sencillo en términos internacionales.

Y no sólo embarazadas llegan a Buenos Aires. También trabajadores de la industria tecnológica que ven en el país un destino donde continuar sus carreras luego de que el clima de negocios se resintiera seriamente en Rusia. Además de un buen lugar para estar lejos de cualquier intento de reclutamiento para ir a pelear a Ucrania.

En el final de la nota, Cherepovitskaya y su marido que dejaron Rusia apenas iniciada la guerra, ahora planean permanecer en Buenos Aires e intentar la ciudadanía para ellos mismos: su hija Sofía ya es ciudadana argentina. Y es un proceso por demás simplificado porque ahora -además- ellos ya tienen una hija argentina.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Ultimas Noticias

Este fin de semana vuelve la Fiesta Provincial del Helado a Eldorado

Eldorado se prepara para vivir junto a la comunidad la Fiesta Provincial del Helado que se llevará a cabo en la...

Oh, no: ahora empezó a subir la carne

Lo que faltaba. En el país de la carne (vacuna) su precio tomó carrera y desde los últimos días de enero viene in crescendo. Sin embargo, se advierte que durante 2022, su incremento fue menos de la mitad de la inflación anual del país

Más árboles en las ciudades para salvar vidas

Plantar árboles en las ciudades salva vidas. Lo dicen informes internacionales y se verifica cada día en cada barrio. En Posadas, el fin de semana se llevó a cabo a una tarea de acercar especies nativas a los vecinos en Itaembé Guazú: éxito total

¿Cruzar al Brasil atravesando una calle? Sí. En San Antonio

Funcionaba la integración antes que en los papeles. Es inevitable. La gente de un lado y otro se conoce, se trata, hace negocios, se visita. Ahora, además podrá usar ese cruce fronterizo para viajes más largos

Los orígenes religiosos y filosóficos de la misoginia

Las religiones suelen ser dirigidas por varones. Y la filosofía también. Y desde esos ámbitos hubo una misoginia bastante evidente (en los grandes textos) y en el lugar que dejaron ocupar a la mujer. El mensaje del cristianismo en sus inicios no pareció ser ése. Pero fue mutando. Una novela del misionero Eduardo Torres buceará estas cuestiones. Y hoy se presenta un adelanto