21.7 C
Posadas
domingo, junio 16, 2024

Científico argentino hace historia al ganar el Nobel de Conservación

+INFO

El biólogo e investigador del Conicet Pablo García Borboroglu se convirtió en el primer argentino y latinoamericano en consagrarse con el “Nobel” de la Conservación Animal. En la ceremonia de los premios Indianapolis Prize se reconoció al científico por su gran labor en la protección de las poblaciones de pingüinos y la preservación del ambiente.

El científico Pablo García Borboroglu.

El biólogo e investigador argentino Pablo García Borboroglu es el primer latinoamericano en recibir el reconocimiento del 9° Indianapolis Prize, por su destacada tarea en la investigación y conservación de los pingüinos.  Este premio, considerado el “Nobel” de la Conservación Animal es otorgado por el zoológico de Indianápolis en Estados Unidos.

Este es un hecho histórico no solo para la comunidad científica argentina, sino también para toda América latina. Borboroglu es investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), y debido a su extensa labor ha sido premiado con el Indianapolis Prize, el principal galardón a la conservación de animales en todo el mundo.

“El Indianapolis Prize se enorgullece en anunciar al ganador del Premio de Indianápolis 2023, el Dr. Pablo Borboroglu. Él es biólogo marino y fundador de Global Penguin Society, una organización dedicada a proteger a los pingüinos en todo el mundo, especialmente en Argentina”, comunicó la cuenta oficial de Twitter de los premios.

Cabe destacar que el científico estaba nominado junto a cinco especialistas de diversos países del mundo. Borboroglu fue elegido ganador gracias a un trabajo en el cual combinó los resultados de los estudios científicos para que se implementen y en consecuencia promuevan medidas de protección sobre laspoblaciones de pingüinos.

Nominados a los premios.

La ceremonia de entrega del premio popularmente conocido como el “Nobel” de Conservación tuvo lugar en Londres, Inglaterra. En dicho evento, el investigador del Centro Nacional Patagónico (CENPAT) en Puerto Madryn, no pudo evitar quebrarse de la emoción cuando el presentador lo nombró como el ganador de esta inigualable distinción que pone en valor todo el trabajo realizado durante muchos años.

“Me siento increíblemente honrado y agradecido de haber sido nombrado ganador del Indianapolis Prize 2023. Este prestigioso premio será fundamental para apoyar los esfuerzos por proteger a los pingüinos y su hábitat “, expresó con gran emoción el científico al recibir su merecido premio.

La sociedad Zoológica de Indianápolis eligió a García Borboroglu por la fundación que encabeza desde el 2009 denominada la Global Penguin Society. Dicha organización está dedicada a la protección y preservación de los hábitats marinos y terrestres de los pingüinos. Lo admirable de este trabajo es que ha permitido salvaguardar más de 32 millones de acres de hábitat de estas aves.

“Necesitando mar y tierra, los pingüinos enfrentan amenazas sin precedentes que requieren cambios a gran escala. A través de este premio, esperamos inspirar e incentivar a las personas de todo el mundo a tomar medidas decisivas para proteger el ambiente. Solo a través de nuestros esfuerzos colectivos podemos garantizar que nuestro ambiente y su vida silvestre puedan prosperar”, concluyó Borboroglu su discurso en donde resaltó la importancia de cuidar el ambiente para preservar la vida tanto de los animales como la nuestra.

Por otra parte, luego de la ceremonia de premiación, el doctor Rob Shumaker presidente y director Ejecutivo de la Indianapolis Zoological Society Inc. tuvo solamente palabras de elogio y de agradecimiento hacia el científico a quien definió como un gran defensor de los pingüinos. “El doctor Pablo Borboroglu es responsable de los principales logros en la comprensión del comportamiento y de la ecología de los pingüinos”, manifestó Shumaker.

En esta misma línea agregó. “Ha preservado millones de acres de hábitat crítico de pingüinos, lo que es un logro sorprendente. Es una voz poderosa, optimista y experta para la conservación de animales y es sumamente merecedor del Indianápolis Prize de este año”, concluyó Shumaker.

Desde la entidad organizadora explicaron que además de quedarse con el Nobel de Conservación, Borboroglu fue recompensado con una suma de 250.000 dólares. Este es el premio que apoya a los conservacionistas de mayor valor monetario del mundo. El investigador recibirá este premio en una ceremonia que se llevará a cabo el 30 de septiembre de este año en Indianápolis, Estados Unidos. Asimismo, se anunciará también al ganador inaugural del premio Emerging Conservationist Award.

Historia de Pablo García Borboroglu

Pablo García Borboroglu nació el 4 de noviembre de 1969 en Mar del Plata. Cuando era apenas un niño, su abuela le inculcó el afecto por los pingüinos. Ella iba a caballo hasta las zonas de la Patagonia donde estaban esas aves y muchos años después, le contó a su nieto sus experiencias con los distintos seres que habitaban esas tierras. Así nació su amor por los animales marinos y terrestres.

Actualmente vive en Puerto Madryn, estudió ciencias biológicas en la universidad de la Patagonia San Juan Bosco y realizó su doctorado en biología de la universidad Nacional del Comahue. Asimismo, es investigador del Conicet y también es profesor afiliado en la universidad de Washington. Cabe destacar que Pablo estudia a los pingüinos hace más de tres décadas y lidera los esfuerzos de conservación de estas aves en los cuatro continentes.

Su mayor éxito ha sido la creación en de la Global Penguin Society en 2009. Actualmente es presidente de la organización y con la misma logró proteger casi trece millones de hectáreas de hábitat marino y terrestre de pingüinos. Ese mismo año, descubrió seis pares de crías de pingüinos en la colonia El Pedral, en la costa este del país. Bajo este contexto, trabajó para que se designara esa área como un refugio para la vida silvestre y así reducir los impactos humanos. Su objetivo principal fue cumplido con mucho éxito, actualmente la zona alberga 4.000 pares.

El investigador también fue impulsor de la creación de “Blue Patagonia”, una reserva de biósfera de Unesco que abarca más de 300 kilómetros de litoral y protege al 40% de la población global de pingüinos magallánicos. La misma se trata del área de más biodiversidad del país, cuenta con 67 especies de animales, más de 120 especies de aves y alrededor de 200 especies de invertebrados marinos.

Por otro lado, Borboroglu coordinó el desarrollo de planes de gestión para ocho áreas protegidas desde 1998 en Chile y Argentina. Las creaciones de estos planes se centraron no solamente en los pingüinos, sino también en apoyar a las comunidades locales. Las zonas protegidas impulsan el ecoturismo y el desarrollo sostenible, lo que da lugar a la creación de empleo y por lo tanto, ayuda a la economía de los habitantes.

Además, el investigador es responsable de un programa educativo en la Global Penguin Society en el que participan más de 200.000 estudiantes de toda Latinoamérica. Pablo sin dudas es un investigador admirable que comparte sus conocimientos alrededor del mundo para poder lograr una vida sostenible en el tiempo.

National Geographic premió a Borboroglu.

El biólogo que suma más de ochenta publicaciones en revistas, libros y colecciones de ensayos, ya había sido galardonado previamente con el premio Whitley Award de Oro, conocido como el “Oscar verde” de la ciencia. Estos reconocimientos destacan su destacada labor en la investigación y conservación de la fauna, especialmente enfocada en los pingüinos.

Entrega del “Oscar verde” al científico.

Premios Indianapolis Prize

El Indianapolis Prize, fundado en 2006, tiene como objetivo reconocer y recompensar a los conservacionistas que han logrado avances significativos en la protección y salvaguardia de especies animales al borde de la extinción.

Cada dos años se aceptan nominaciones de personas meritorias para el Premio de Indianápolis. De esas nominaciones, un grupo de expertos en conservación de todo el mundo selecciona a seis finalistas. Luego un segundo grupo de expertos en conservación con la ayuda de representantes del Zoológico de Indianápolis y la ciudad de Indianápolis, actúan como jurados para revisar el trabajo de los seis finalistas y seleccionar al ganador.

Premio del 2021.

Desde 2006 hasta 2012, los ganadores recibieron un premio en efectivo sin restricciones de 100.000 dólares, que se incrementó a 250.000 dólares en el 2014 y los demás años en adelante. Asimismo, a partir de 2014 los otros cinco finalistas reciben cada uno un premio en efectivo sin restricciones de 10.000 dólares por sus aportes y dedicación.

Mural en honor a los premios.

Muchos conservacionistas y científicos de renombre han formado parte del comité de nominaciones y del jurado incluido E.O. Wilson, John Terborgh, Peter Raven y Stuart Pimm. Los nuevos miembros del comité de nominaciones y del jurado se eligen en cada ciclo de premios.

Libro con los ganadores del premio y sus trabajos.

Además del premio de 250.000 dólares, el ganador también recibe la Medalla Lilly. El anverso de la medalla presenta a un pastor rodeado de naturaleza y el sol naciente. En el reverso está inscrita una cita del naturalista John Muir: “Cuando tratamos de elegir algo por sí mismo, lo encontramos unido a todo lo demás en el Universo”.

Medalla Lilly.

Investigación y notas: Sofía Cabrera

spot_img

Ultimas Noticias