9.7 C
Posadas
domingo, mayo 19, 2024

Misiones celebra su primer laboratorio de fonoaudiología en la UCP

+INFO

La Universidad de la Cuenca del Plata celebró la inauguración del primer laboratorio fonoaudiológico de la provincia. Su objetivo es profundizar las prácticas profesionales e investigaciones de los estudiantes de la carrera de la Licenciatura en Fonoaudiología. Además, las autoridades proyectan aprovechar esta instalación para brindar servicio a la comunidad.

En la tarde del 5 de septiembre, la comunidad de la Universidad de la Cuenca del Plata de la sede de Posadas se reunió para llevar a cabo la jornada “Actualización en Audiología y desarrollo de la carrera de Fonoaudiología”. En medio de un ambiente lleno de emociones, se inauguraría el primer laboratorio fonoaudiológico de la provincia, además acompañarían este evento histórico con disertaciones profesionales a cargo de los licenciados en Fonoaudiología Germán Pintos, Ana Laura Brown y Juan Pablo Nieva. Los profesionales se encargarían de nutrir con conocimientos que refuerzan los puntos claves a tratar en el ámbito de la fonoaudiología tanto a los estudiantes como a los presentes.

En medio de la gran concurrencia tanto de la comunidad estudiantil como profesional, y de la asistencia de los medios que tenían el objetivo de marcar un registro y de difundir este gran aporte a la salud, la delegada regional Laura Jacobacci con un júbilo notable expresó su satisfacción. “Hoy con mucha alegría inauguramos el Laboratorio Fonoaudiológico, que es el primero en la provincia. Cada una de estas herramientas y elementos aportan a la formación profesional y al conocimiento de cada uno de nuestros estudiantes”, detalló Jacobacci.

En tanto, la Delegada Regional mencionó la enorme tasa de estudiantes que existe en la actualidad. “La carrera de Fonoaudiología tiene más de 300 estudiantes activos y es la segunda carrera en la sede de Posadas en cantidad de estudiantes. Por lo tanto, queremos agradecer a toda la comunidad misionera que nos acompaña en este recorrido y específicamente a los docentes que todos y cada uno desde sus áreas están construyendo conocimiento, y hacen de esta carrera, de esta propuesta académica de la Universidad de La Cuenca del Plata, una excelencia”, declaró.

Jacobacci puso de relieve la alta tasa de estudiantes que posee Fonoaudiología: son más de 300 alumnos activos en Posadas

En esta misma línea, Jacobacci agregó. “Tenemos el honor de poder decir que cuando empezamos la carrera de licenciatura en Fonoaudiología, en la provincia teníamos a 98 profesionales matriculados en el colegio de Fonoaudiólogos, y nosotros en la universidad con dos cohortes tenemos más del 50% de egresados que han superado, si se quiere, el 50% de los matriculados en la provincia. Por eso creemos que estamos construyendo un mejor presente y brindamos a cada uno de los misioneros un mejor futuro aportando a la salud de la población”, garantizó.

En cuanto al aula-taller, la delegada manifestó. “El laboratorio va a estar en el cuarto piso de nuestra sede, en el aula 25. Allí hay una cabina que es para realizar las prácticas y todos estos elementos que lo complementan, ayudarán a la formación de los futuros graduados de la Licenciatura en Fonoaudiología, ya sea en lo que es el habla, la escucha y todo lo que implique específicamente la labor”, explicó brevemente Jacobacci quien brindó la palabra a las profesionales que la acompañaban. Además, la delegada guió a los periodistas hacia el nuevo laboratorio con capacidad máxima para 39 personas, allí se documentaría en imágenes los materiales de última tecnología que presenta el aula-taller.

Las expertas que ampliarían las palabras de la delegada son Silvia González, decana de la facultad de psicología, educación y relaciones humanas, quien tiene a su cargo la carrera de fonoaudiología, y la directora de la carrera Carolina Ballarini quien vino desde Mendoza hacia la provincia decidida a trabajar, compartir y fomentar lazos para continuar con la construcción del conocimiento desde esta carrera.

Por su parte, la decana González mencionó a los medios la mezcla de emociones que significa esta inauguración debido que se cumplirían dos años del fallecimiento del rector Ángel E. Rodríguez. “Para nosotros esta inauguración es muy importante por varios motivos. Este año, estamos cumpliendo 30 años en la universidad, así que estamos de festejo. También estamos en el mes de homenaje del fallecimiento del rector Ángel Rodríguez, entonces estamos contentos y tristes al mismo tiempo porque mañana (6 de septiembre) se cumplen dos años de su partida. Pero este era un proyecto que tenía el rector, el cual había apostado de lleno en base a una necesidad de la región de formar fonoaudiólogos”. Entonces, ese desafío viene acompañado con muchas cuestiones que tenían que ver con poder equipar aulas, acceder a todos los instrumentos que necesitan los estudiantes para formarse, pero también tuvo que ver con la escasez de profesionales fonoaudiólogos. Por lo tanto, el objetivo de la universidad es formar profesionales de la región que estén capacitados para desarrollar esta labor. Al mismo tiempo, nosotros sabemos que no existe el desarrollo de ninguna región si no hay salud, entonces lo más importante es que los fonoaudiólogos vienen a aportar a la salud de la población y a mejorar la calidad de vida de las personas”, inició la decana quien destacó principalmente el aporte valioso que significa tener a profesionales de la salud en la región como lo son los fonoaudiólogos.

González continuó y puso el foco en el trabajo arduo que significó adquirir todos los elementos exclusivos de alta gama que se encuentran en este laboratorio fonoaudiológico. “Esta es una inversión importante, el equipamiento es de última tecnología. Además, con todas las dificultades que implica acceder a estos instrumentos, que muchos no están en el país o permanecen sujetos a cuestiones sociales y económicas, fue muy difícil adquirirlos. Pero gracias a que hicimos todo el esfuerzo necesario, equipamos no solamente el aula-taller de la sede de Posadas, sino también la de Corrientes y Formosa, que es donde está desarrollándose la carrera y donde estamos todos trabajando firmemente”, afirmó.

González al habla

Por medio de un diálogo con Periodismo Misionero, González describió alguno de los elementos que se encuentran en el laboratorio. “Dentro del equipamiento de lo que es audiología tenemos desde audiómetros, micrófonos especializados que limpian los sonidos para realizar diagnósticos, hasta la cabina donde se realizan los estudios. También el laboratorio cuenta con los audiómetros que son específicamente para realizar diagnósticos porque aísla todo el sonido del medio, después tenemos diapasones, algunos instrumentos musicales, tenemos unos softwares para la voz, impresoras, auriculares. En síntesis, toda una gran gama de equipamientos de última tecnología que fueron recientemente adquiridos”, mencionó con un gran orgullo la decana.

Por último, González amplió la información acerca de cómo los estudiantes utilizarán estos elementos para mejorar aún más las prácticas profesionales. “La fonoaudiología tiene que ver con la comunicación humana, con la percepción, con el lenguaje, con el sistema estomatológico, con cómo se alimentan las personas y cómo influye eso. No solo nos centramos en la audición, también lo hacemos en la voz, en la comunicación, es muy amplio. En base a esto, los estudiantes podrán llevar a cabo investigaciones y sus prácticas profesionales en donde podrán hacer diagnósticos. Tanto de la voz, del oído y dependiendo el área en la que se vayan especializando, está pensado para que puedan trabajar con estas herramientas en cada una de las asignaturas de la carrera”, concluyó la decana.

Por otra parte, la directora de la carrera Carolina Ballarini hizo hincapié en la amplitud etaria que tendrán estas investigaciones que se estudiarán en el aula-taller. “La verdad que es una gran innovación para nuestra carrera, sobre todo acá a nivel regional, porque permiten a los estudiantes, no solamente tener un espacio físico para que ellos puedan realizar prácticas, sino que creemos realmente que puede ser un lugar de innovación, donde se puedan hacer investigaciones y de esta forma podremos servir a los diferentes pacientes que nosotros atendemos, que van en todo el rango etario, desde neonatos hasta personas de la tercera edad”, informó la experta.

Asimismo, Ballarini agregó que también cuentan con materiales referidos al área del lenguaje. “Tenemos equipos de audiología, como son audiómetros, impedanciómetros, otomisor, equipos como lo son también para el área de la voz que permiten hacer un estudio bastante objetivo, no solamente cualitativo y subjetivo. Contamos también con herramientas para lo que es el área del lenguaje, diferentes tests que también se utilizan para los niños, adultos. Es decir, abarcamos todo lo que sería la fonoaudiología en el contexto de la comunicación humana”, explicó Ballarini.

Con respecto a la ley del tratamiento integral de la tartamudez que se aprobará en la legislatura, la cual incluye también a los fonoaudiólogos, la directora comentó. “Esto también es un gran avance para nosotros, porque como fonoaudiólogos hacemos una atención bastante focalizada en estos pacientes. La tartamudez es una alteración en la fluidez verbal y justamente lo que más impacta en la calidad de vida de ellos es en el acto de la comunicación. Por lo tanto, que se puedan otorgar estas políticas abre un panorama bastante bueno, no solamente para el paciente, sino a nosotros como profesionales. Podremos brindarles la atención que ellos merecen. Además, es importante trabajar con un equipo interdisciplinario porque como sabemos en cada uno de los trastornos, no solamente vemos al sujeto de manera individual. En este caso, si bien es un trastorno del habla, esto termina impactando a nivel psicosocial, a nivel psicológico. Estos pacientes suelen tener una atención que abarca al médico, al psicólogo, al fonoaudiólogo, entre otras disciplinas”, detalló la fonoaudióloga.

Bajo este contexto, Ballarini complementó. “La tartamudez se trata desde los primeros inicios de vida, donde se puede hacer la detección. Así que un fonoaudiólogo va a hacer una evaluación bastante específica. Y también se hacen talleres, grupos, a nivel de lo que son adultos. Se puede trabajar en cualquier rango, a nivel de la edad del paciente”, aclaró la profesional.

En un diálogo con Periodismo Misionero sobre la actualización de la audiología, Ballarini indicó. “La fonoaudiología, como tal, es la disciplina que se va a encargar de estudiar la comunicación humana. Dentro de la cual podemos ver diferentes aspectos o ámbitos como lo es el lenguaje, la fonoestomatología, la voz y la audición. Justamente la audiología forma parte de nuestro campo de estudio. Vamos a ver muchas veces que hay profesionales que son fonoaudiólogos pero que tienen una especialización, una maestría, un posgrado en audiología y, por lo tanto, por ahí hay temáticas propias de ese campo. Por otra parte, la audiología tiene que ver con el estudio de la audición. Nosotros lo abordamos desde las patologías, hacemos una buena evaluación para ver si existe hipoacusia, alguna sordera y también todo lo que tiene que ver con la intervención, con el equipamiento en esos casos”, trasmitió la directora.

Laura Jacobacci

Además, en exclusiva, Ballarini detalló los planes a futuro en el laboratorio fonoaudiológico que consisten en abrir las puertas a la comunidad.  “En primera instancia, lo que buscamos es que los alumnos que tienen materias con prácticas profesionales puedan, junto con el profesor a cargo de la materia, hacer uso de estos elementos. Entonces, en primer lugar, lo que se va a buscar es que entre ellos puedan hacer esta práctica y en un futuro, nosotros tenemos pensado abrir un espacio destinado para la comunidad donde nuestros estudiantes puedan hacer un servicio hacia el aspecto más social. Proyectamos justamente generar un impacto a nivel social y comunitario”, determinó la directora de la carrera.

En otro orden de ideas, la licenciada en fonoaudiología y ex directora de la carrera Gabriela Contreras dialogó con este medio sobre cómo percibió el avance de los estudiantes a lo largo de estos años. “Desde que comenzamos nuestro aporte fue muy valioso en la provincia y hacia la comunidad en general. Creo que también realizamos una contribución muy importante a nivel país, debido que, en la carrera de fonoaudiología, éramos muy pocos. Entonces se comenzó a hacer una difusión para que podamos estudiar la mayor cantidad de gente posible esta hermosa carrera. A partir de esto, surge la propuesta de la Universidad de la Cuenca del Plata, que trae la carrera de la Licenciatura en Fonoaudiología y realmente fue un excelente aporte al país y a nuestra provincia. Por eso es realmente una gran satisfacción haber acompañado todo el proceso de los estudiantes hasta su primera promoción y actualmente en esta gran inauguración. Es maravilloso que los estudiantes egresen y hayan podido matricularse en este colegio tan prestigioso que tenemos acá en la provincia. Poder trabajar con ellos, tenerlos en conocimiento y ver la formación que tuvieron es un orgullo, y para mí, es un placer haber sido parte de este espacio”, comentó con mucha alegría y honra.

Por último, el licenciado en fonoaudiología y disertante German Pintos, enfatizó en las cuestiones en torno a la actualización de la audiología. “Es importante la constante capacitación, para sacarse dudas o conocer un poco más sobre la parte de audiología y la fonoaudiología. Debido que en nuestra provincia tenemos muchas alteraciones por tema de ruido, factores de ruido, e hipoacusia inducida por traumas acústicos. Todo lo referido a lo que son las fábricas, tabacaleras, aserraderos que tenemos mucho en la provincia y a los factores que influyen mucho en las pérdidas auditivas que por ahí habría que hacer más controles seguidos o no esperar hasta el famoso: “no escucho”, para realizar una consulta. Siempre como cualquier parte médica, es mejor antes que tardíamente”, puntualizó el profesional.

Pintos continuó. “Es importante la detección temprana para que, el fonoaudiólogo y el otorrino trabajen en conjunto. Siempre que se realiza una consulta con el otorrino, toma un examen físico y mediante el mismo determinará si es necesario estudios auditivos. Los cuales son los fonoaudiólogos los encargados de realizarlos. Posteriormente, también serán los encargados en el caso de equipamientos, prótesis, implantes, todo eso también pertenece al área de audiología de fonoaudiología”.

En tanto a las empresas que incluyen contaminación sonora, Pintos expresó. “En el área del cuidado y la prevención, hay empresas que cumplen y empresas que deberían de hacerlo en relación a todo lo que son controles. Es necesario que exista un control anual, más que nada en los lugares de ruido que superan las ocho horas y los ochenta decibeles de ruido. En este punto hay dos partes, por un lado, brindar todos los elementos de protección y seguridad, y por otra parte que los empleados utilicen estos elementos”.

Por último, el licenciado recordó a la comunidad la importancia de tratar los síntomas de pérdida auditiva. “Es muy importante darse cuenta que es el momento indicado y no después de unos años cuando ya comienzan los problemas. Todo lo que son las pérdidas auditivas al ruido, no existe una regresión. Una vez que la pérdida está instalada, es desde ese punto en adelante. Nunca se puede volver o sanar la parte auditiva a todo lo que es relacionado a ruido”, advirtió el fonoaudiólogo.

Herramientas de fonoaudiólogos y sus funciones

Equipo de emisiones otoacústicas: El mismo permite medir la función mecánica de las células ciliadas externas del órgano de Corti. Es de gran ayuda para realizar screening auditivos a los recién nacidos y ver si es que el órgano auditivo funciona, mecánicamente bien.

Cabina Audiométrica: Su función es efectuar las mediciones audiométricas. Se ubica al paciente dentro de un campo acústico con propagación directa, con bajo nivel de ruido ambiente.

Otoscopio: Permite visualizar la membrana timpánica y el conducto auditivo externo, por lo cual es una herramienta que aporta una amplia información al momento de comenzar el proceso de evaluación auditiva. Además, logra entregar una idea del estado anatómico del paciente y poder relacionarlo con audición normal o patológica.

Cartas foneticamente balanceadas: Consiste en un set de 25 cartas fonéticamente balanceadas para realizar: logoaudiometría, logometría, selección de audífonos y habilitación auditiva.

Impedanciómetro: Permite evaluar el estado del oído medio, en cuanto a la presión existente en este y a otros parámetros de gran importancia para descartar o corroborar pérdida auditiva conductiva.

Estetoclip: Instrumento diseñado para que el profesional corrobore de forma directa y sencilla el funcionamiento de la prótesis auditiva.

Audiómetro: Instrumento clínico que permite evaluar y encontrar los umbrales mínimos de audición de un paciente, por lo que entrega información importante para analizar el real estado auditivo de la audición del paciente.

Agenda audiológica/lenguaje: Agenda didáctica con información ilustrada en el área de lenguaje. Contiene un audiograma de sonidos familiares y hojas de contactos.

Fuente: Biodatasistemas Ingeniería Audiológica.

spot_img

Ultimas Noticias