23.6 C
Posadas
sábado, febrero 24, 2024

Se viene el verano, llegan las otitis

+INFO

Esta inflamación del oído externo es típica de la región. Casi siempre vinculada al uso del agua de modo recreacional. En Misiones, con los ríos, arroyos, tajamares, piletones y piletas públicas y privadas es casi inevitable que los más pequeños se vean expuestos a estas infecciones muy dolorosas a menudo

La otitis está entre las consultas médicas más comunes en el verano. Se trata de una inflamación del oído, y según su localización anatómica se clasifican en otitis externa y otitis media. Si se presenta súbitamente o durante un período corto, se la llama otitis aguda.

Lo recomendable es realizar controles médicos a toda la familia para descartar complicaciones previas como tapones de cera o alguna perforación, los cuales predisponen a la persona a contraer una infección.

Los profesionales del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Escuela señalan cómo prevenir este tipo de infecciones, a la vez que indican los cuidados y controles necesarios para evitar complicaciones.

La otitis está entre las consultas médicas más comunes en el verano. Se trata de una inflamación del oído, y según su localización anatómica se clasifican en otitis externa y otitis media. Si se presenta súbitamente o durante un período corto, se la llama otitis aguda.

En cuanto a métodos de prevención, se sugiere utilizar tapones para oídos y gorros de natación, para que no ingrese agua en el conducto auditivo.

Los síntomas de la otitis externa a tener en cuenta son dolor de oído, sensación de oído tapado, picazón y en algunos casos, supuración.

La otitis media se presenta de forma repentina y los síntomas más frecuentes son dolor de oído, sensación de malestar general, fiebre, vómitos, secreción de líquido. En el caso de niños, puede suceder que rechacen alimentos, presenten irritabilidad y llanto.

Finalmente, con respecto al cuidado e higiene de los oídos, los profesionales advierten que no se debe usar hisopos ya que éstos pueden provocar lesiones. Lo más recomendable es utilizar agua y jabón de tocador o champú, y las propias manos y dedos para limpiarlos.

La otitis externa, o también conocida como “otitis del nadador”, es una infección del conducto auditivo externo, la parte del oído situada entre la oreja y el tímpano. Puede ser causada por varios tipos de bacterias u hongos. Según su evolución se puede considerar una otitis aguda, si dura poco tiempo, o una otitis crónica, si el proceso se prolonga.

Síntomas de la otitis externa

  • El síntoma principal es el dolor de oído de intensidad variable, pudiendo empeorar si se presiona la región anterior del oído o se tira de la parte externa del oído.
  • En ciertos casos el dolor se acentúa al masticar.
  • Picazón de oído, incluso antes de que aparezca el dolor.
  • Enrojecimiento de oído e incluso puede haber inflamación.
  • En algunos casos graves puede haber secreción purulenta
  • Descamación de la piel de alrededor.
  • La inflamación del conducto auditivo conlleva una disminución temporal de la audición.

¿Cuál es la causa de la otitis externa?

La principal causa suele ser la combinación de una pequeña lesión en el oído junto con la presencia de humedad. Las otitis externas son más características de verano, ya que aumentan los baños en piscinas, playas o ríos. Estas actividades junto con alguna lesión en el oído es lo que puede desencadenar una otitis.

El ambiente húmedo junto con la lesión favorece la entrada de bacterias u hongos, siendo las más frecuentes Pseudomona aeruginosa  y Staphylococcus aureus.
Los niños son más susceptibles de sufrir la otitis del nadador, aparte de ser los que más horas pasan dentro del agua, la anatomía de su trompa de Eustaquio es más corta, estrecha y tiene una disposición horizontal, lo que facilita las infecciones.

spot_img

Ultimas Noticias