21.9 C
Posadas
sábado, febrero 24, 2024

Cuando el cuerpo “va a taller” porque llega el fin de año

+INFO

Los controles anuales de salud incluyen análisis de laboratorio y encuentros con el cardiólogo. Algunos sostienen que son necesarios pero que no alcanzan.

La mayoría de las personas empieza a sacar turnos para realizarse los controles anuales cuando faltan pocas semanas para que termine el año y, ahí aparecen los clásicos análisis de laboratorio y la visita al cardiólogo. Pero, los especialistas recomiendan otros estudios con cierta frecuencia para concluir el año con tranquilidad y empezar uno nuevo con gran bienestar.

Con la llegada del balance de fin de año, surge la reflexión sobre nuestro estado de salud y la intención de cumplir con completar el chequeo médico anual, proceso que implica una evaluación exhaustiva de diversos aspectos de la salud, que van desde la toma de la presión arterial hasta la realización de exámenes complementarios como el screening de obesidad, controles ginecológicos, oftalmológicos y odontológicos, entre otras especialidades.

“Si hablamos solo de exámenes complementarios en un adulto mayor de 18 años sano, deberíamos evaluar anualmente un laboratorio básico con determinación de glucemia y perfil lipídico”, explicó la Dra. Nadia Ávila (M.P. 6.951), quien añadió: “Sin embargo, además será necesario la toma de presión arterial y determinación del estado nutricional (screening de obesidad), así como también interrogar sobre consumo de sustancias como tabaco y alcohol”.

Por otro lado, según antecedentes y otros factores como la edad y sexo, es necesario complementar con exámenes específicos para screening (detección precoz de enfermedades). “Es importante tener en cuenta que no porque pidamos más exámenes complementarios realizamos un mejor control o podemos prevenir más patologías”, expresó a Karina Di Vitto de iProfesional la especialista en Medicina Familiar de Boreal Salud. 

“En ocasiones, solicitar estudios innecesarios y en exceso nos puede llevar a tener falsos positivos, es decir, exámenes que nos den anormales en pacientes que no tienen la patología o no la desarrollarán”, aseveró la Dra. Ávila, quien dijo que, más allá de los controles generales, existen otros estudios recomendados para cada edad.

Estudios por sexo

En el caso de las mujeres, es muy importante que se realicen mamografías anuales a partir de los 40 años, mientras para las que tienen más de 65, se recomienda hacer una densitometrías ósea en casos específicos para detección precoz de osteoporosis y prevención de fracturas patológicas.

En cuanto a los hombres, uno de los estudios principales que deben realizarse es la Determinación de Prueba del antígeno prostático específico (PSA) entre los 55 a 69 años como marcador de riesgo para cáncer de próstata. Un estudio como el Test de SOMF es importante para ambos sexos a partir de los 50 a los 75 años para la detección precoz de cáncer de colon.

En caso de presentar síntomas o antecedentes específicos deben realizar una videocolonoscopia baja cada 5 a 10 años y, ante resultados anormales, las recomendaciones pueden variar según la naturaleza del hallazgo. Confirmar ciertos valores, como en el caso de diagnóstico de diabetes, o interpretar el perfil lipídico como un factor de riesgo cardiovascular, puede requerir tratamientos específicos, desde fármacos hasta modificaciones en el estilo de vida.

Los beneficios tanto para pacientes como para médicos al realizar chequeos anuales son significativos. Los pacientes obtienen un conocimiento profundo de su salud y la oportunidad de prevenir y retrasar enfermedades, mientras que, los médicos pueden realizar intervenciones preventivas, educar sobre estilos de vida saludables y detectar precozmente posibles problemas de salud.

“La importancia de visitar al médico y prevenir enfermedades no puede subestimarse. El chequeo anual no solo brinda la oportunidad de evaluar el estado de salud actual, sino que también establece una base sólida para mantener una vida saludable y plena. En este cierre de año, priorizar la salud y bienestar es fundamental para concluir un año no solo con celebraciones, sino también con el compromiso de cuidarse a sí mismos” concluyó la especialista.

spot_img

Ultimas Noticias