15.7 C
Posadas
martes, junio 22, 2021

Las porteñitas

+INFO

Becas Progresar: inscriben hasta el 30 de Abril

Este programa de acompañamiento está destinado a todos los y las estudiantes mayores de 18 años que se encuentren cursando sus trayectorias educativas...

Subsidio de $22.000 para monotributistas y autónomos: quiénes pueden cobrarlo

Esta medida beneficiará a trabajadores independientes que se desempeñen en los rubros más afectados por las nuevas medidas para bajar los contagios...

Andrea Bocelli y su fe: “Si la vida eterna no existiera todo perdería su significado”

"No creo en el reloj sin el relojero", sintetiza Bocelli su fe cristiana. Reflexionando sobre su profunda...

Inscriben al nuevo curso virtual de manipulación de alimentos

Está abierta la inscripción del curso online de Manipulación de Alimentos para aquellos que obtendrán la certificación por primera vez. La...

Por Jorge H. Otero, Licenciado en Letras.

Lejos de referirnos a las sabrosas galletitas que acompañan nuestros mates, vamos a conversar acerca de algo no tan grato, pero entretenido.
Cientos de cientos de cientos de historiadores se han ocupado de caracterizar y narrar las implicancias de la ciudad-puerto en el Estado-Nación, así que no le pidan más que breves alusiones a este limitado columnista.
En Argentina, esa modalidad ha sido la puerta de entrada y salida de los productos que se comercian con el mundo, donde la aduana hace clink caja y adentro. Aquí se registra una lógica de organización territorial que marcó con fuego la vida económica, política y social de nuestro país. Por eso “dios está en todas partes pero atiende en Buenos Aires”, por eso Unitarios y Federales disputaron quién impondría su modelo de país (hoy sabemos con
claridad cuál de ellos triunfó), entre otros dimes y diretes.

La constitución proclama el federalismo, sin embargo a la hora de distribuir los recursos campantes y sonantes, esa idea se desdibuja bastante

La constitución proclama el federalismo, sin embargo a la hora de distribuir los recursos campantes y sonantes, esa idea se desdibuja bastante. Y según nuestras afinidades con el gobierno nacional lo toleramos en mayor o menor medida.
Lo mismo sucede con las vías de comunicaciones terrestres, aéreas y acuáticas. Ya el antiguo esquema ferroviario favorecido por los capitales ingleses, ya la memorable batalla de la Vuelta de Obligado donde las naves extranjeras decidieron inmiscuirse en nuestros
ríos para comerciar sin autorización de la ciudad-puerto, han sido algunos hechos y sucesos de una configuración decimonónica que con el paso de las décadas fue variando su forma sin modificarse en el fondo.
Por esa razón se celebra con bombos y platillos la apertura de una nueva ruta aérea que comunica dos ciudades del país, que no incluye a la ciudad de Buenos Aires.
La imagen de los tres porteños en la conferencia de prensa anunciando las modalidades de la cuarentena son una marcada foto de una ¿coincidencia? de figuras políticas de la Ciudad de Buenos Aires. Se pueden agregar María Eugenia Vidal, Daniel Scioli, Mauricio Macri (nacido en Tandil, aunque dos veces electo jefe de gobierno de la ciudad) y la lista de oficialistas y opositores podría seguir por un buen rato. Más allá de qué tan oriundos son los
dirigentes, la forma de gestionar y administrar el país tiene el sello de la ciudad-puerto, a la vez reforzada por el modelo político presidencialista.
¡Otro dato curioso que sazona este guiso criollo! Carlos Ruckauf ha sido el último gobernador bonaerense de la Provincia de Buenos Aires, luego le sucedieron una tracalada de porteños harto conocida.
La desgastada grieta también continúa siendo una contienda eminentemente centralista, y quien le dio su nombre no es periodista de algún pago, sino de la metrópoli portuaria. De
ningún lado de la grieta se contesta con ideas ajenas a ella. De cualquiera de los dos lados se pueden traspolar frases de manera completa o modificando apenas uno o dos elementos: “ojo que enfrente ya sabemos quién está”, “salvemos la República/la Patria”. En el plano del discurso se ha abandonado la idea de contrincante o adversario para pasar al terreno de bandos enfrentados. Quién sea el forajido dependerá “de qué lado de la mecha te encontrás” (gracias querido Indio). Ante su rival ambos son portadores de los más terribles males, que en momentos de elecciones se disimulan con cierta elegancia para disputarse esa porción del electorado (y lo decimos muy entre comillas) independiente. Ese rudimento transpira centralidad.

La desgastada grieta también continúa siendo una contienda eminentemente centralista, y quien le dio su nombre no es periodista de algún pago, sino de la metrópoli portuaria.


La polarización no deja lugar para una tercera vía, pues aquellos que la profesan son tildados de tibios, oportunistas, son quienes le hacen el juego a éste o aquél. Por eso la figura del disidente viene al caso, y la adoptamos por un rato, quizás porque por estos lares
estamos bastante cansados.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Ultimas Noticias

En Madariaga, hacen la angioplastia y dan de alta en el mismo día

Desde el Hospital Escuela de Agudos “Dr. Ramón Madariaga”, a través del Sector de Hemodinamia, informan que están implementando nuevas técnicas...

Enfrentar y superar el miedo al fracaso

Muchos elementos juegan en contra del ser humano desde que nace: mucha autocrítica, sensación de culpa, el perfeccionismo, poca autoconfianza, baja tolerancia a la frustración. Todo ello, analiza Matías Sebely en su obra El éxito del fracaso. Y para no frustrarse, regala su libro

Copa de Robótica: los chicos de Misiones cuentan cómo fue su participación y llegar al sexto lugar

Una nota a fondo con uno de los guías (co-mentor) del equipo misionero que participó a nivel nacional de la Copa Robótica. Detalles a fondo de la prueba y el resultado

Amadeo, el carnero criado como perro que tiene tik tok

Situación: una pareja de profesionales. El, psicólogo. Ella, especialista en Marketing. Una casa en Oberá. Gran...

La bandera más larga es de Eldorado pero en Posadas usaron chips para pintar la insignia

En Eldorado llegaron a los 400 metros de bandera argentina para lograr la más larga de la provincia. No hubo presentación en...