20.2 C
Posadas
lunes, febrero 6, 2023

Monasterio católico belga vuelve a producir cerveza después de más de 200 años

+INFO

Abusaba de su hijastra: su mujer lo sorprendió y lo castró completamente

El hecho ocurrió en Vietnam. La chica de 15 años, hija de la mujer, venía diciéndole a la madre que esto...

El actor de Transformers en un retiro espiritual se prepara para dar vida al Padre Pío

Fraile capuchino (izquierda), actor Shia Labeouf (derecha) El fraile Hai Ho compartió en Instagram una “divertida sorpresa”, pues...

Chau letrina, con el Plan Arreglo Mi Casa

Una simple historia. Castorina Do Amaral de Colonia Alberdi, vivía con diez personas (hijos y nietos) en una humilde casita de...

Lo que viene es una revolución de la miel

Por Facundo López Sartori, Ministro del Agro En nuestra provincia hay más de mil...

El 27 de mayo, la Abadía de Grimbergen (Bélgica), inauguró su nueva fábrica de cerveza, negocio que les permite autosostenerse y que había dejado de funcionar hace más de 200 años.

La abadía de Grimbergen es el hogar de 15 miembros de la orden norbertina, establecida en 1120 y fundada en 1128 en San Norberto de Xanten en Prémontré, cerca de Laon (Francia). La orden es conocida como la Orden de los Canónigos Regulares de Prémontré o los Premonstratenses.

La fábrica “Grimbergen Abbey” se encuentra ubicada en un municipio de la provincia de Brabante Flamenco, ubicada cerca de Bruselas, capital de Bélgica.

El monasterio norbertino, propietario de la cervecería, se vio obligado a abandonar la elaboración de cerveza cuando la abadía se disolvió tras la Revolución Francesa.

El lema de la abadía es “Ardet nec consumitur” (Quemado, pero no destruido), cuyo significado destaca la supervivencia del monasterio, pese a sufrir tres devastadores incendios. Cabe destacar que los canónigos regulares adoptaron el fénix en el escudo de armas de la abadía, como símbolo de renacimiento.

El P. Karel Stautemas, supervisor y productor de cerveza de la abadía, dijo que “la nueva microcervecería es un lugar para reavivar las tradiciones pasadas”. “Al igual que nuestro símbolo, el fénix, siempre tenemos la fuerza para resurgir, pero también para agregar nuevas ideas”, dijo.

“Queremos combinar nuestra experiencia de casi nueve siglos, con la innovación en la búsqueda de las cervezas más deliciosas y únicas. Creo que la microcervecería nos permite hacer eso, explorar y experimentar con estilos e ingredientes de una manera realmente emocionante”, agregó.

En un video, el P. Stautemas, sacerdote de 57 años que contribuyó decisivamente a que la fabricación de cerveza regrese a la abadía, dijo que los religiosos continuarán con su rutina diaria de oración y trabajo pastoral con normalidad, a la vez que trabajan en la cervecería.

“Un día normal en la abadía inicia al levantarnos a las 7 a.m.; luego, rezamos la oración de la mañana, y desayunamos en silencio. Esto es muy importante para nuestro bienestar espiritual. Nos ayuda a enfocarnos en lo que es fundamental y mantener un equilibrio entre nuestra vida pastoral y nuestro otro trabajo”.

El P. Stautemas, involucrado desde sus inicios en 2016 en el proyecto de microcervecería de la abadía, dijo que espera concluir sus estudios en elaboración de cerveza tan pronto como lo permitan las restricciones ante la pandemia del coronavirus.

En 1958 la abadía permitió que una empresa local, Maes Brewery, utilice en sus cervezas el nombre “Grimbergen” y al fénix. En la actualidad, Carlsberg Group, el gigante cervecero multinacional danés, posee la licencia mundial de Grimbergen.

El CEO de Carlsberg Group, Cees’t Hart, dijo que la nueva cervecería de la Abadía de Grimbergen “es un paso importante para nosotros en el desarrollo de nuestras cervezas especiales, para satisfacer la creciente demanda mundial”.

La fábrica de cerveza “Grimbergen Abbey” tiene un bar y un restaurante. A finales de este año, la abadía abrirá un Brewery Experience Center, donde ofrecerá a los visitantes información sobre el proceso de elaboración de la cerveza.

Para celebrar la apertura, la nueva microcervecería está produciendo tres nuevas cervezas: Magnum Opus Brut Beer, Ignis Quadruple y Astrum Pale Ale.

La cerveza favorita del P. Stautemas es la Ignis Quadruple, que tiene una cualidad ardiente y humeante y está inspirada en el espíritu indomable de los canónigos regulares de Grimbergen, que vivieron en medio de incendios, guerras y revoluciones.

El sacerdote trabaja en estrecha colaboración con el maestro cervecero Marc-Antoine Sochon, un joven francés de 28 años que es descrito como un “niño prodigio cervecero”, pues comenzó a hacer cerveza en el garaje de sus padres.

“Por primera vez en más de 200 años, estamos volviendo a elaborar cerveza en la abadía. Es una gran celebración para los sacerdotes, para la comunidad de Grimbergen y para todos aquellos que aman la cerveza de Grimbergen”.

Traducido y adaptado por Cynthia Pérez. Publicado originalmente en CNA (Agencia Católica de Noticias)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Ultimas Noticias

¿Cruzar al Brasil atravesando una calle? Sí. En San Antonio

Funcionaba la integración antes que en los papeles. Es inevitable. La gente de un lado y otro se conoce, se trata, hace negocios, se visita. Ahora, además podrá usar ese cruce fronterizo para viajes más largos

Los orígenes religiosos y filosóficos de la misoginia

Las religiones suelen ser dirigidas por varones. Y la filosofía también. Y desde esos ámbitos hubo una misoginia bastante evidente (en los grandes textos) y en el lugar que dejaron ocupar a la mujer. El mensaje del cristianismo en sus inicios no pareció ser ése. Pero fue mutando. Una novela del misionero Eduardo Torres buceará estas cuestiones. Y hoy se presenta un adelanto

El puerto de Posadas ya espera las barcazas y remolcador

El puerto de Posadas está cada vez más cerca de volver a operar. El primer viaje (ya se sabe) serán 40 contenedores que irán en dos barcazas empujadas por un remolcador. Y los productos que se transporten serán pasta celulosa y té en hebras

Yasmine no era feliz pero al menos, salvó a su hija

Yasmine Mohammed no tuvo suerte. Su mamá no la quería. Y para empeorar, su padrastro primero le negó las alegrías, luego le pegaba para descargarse y finalmente abusó de ella. Se casó con uno de los terroristas que atacó las Torres Gemelas. Sin embargo, esta (cruel) vida de película no impidió que luche y luche por las mujeres que quieren ser libres. Esta es su historia

Decomisaron 16 mil kilos de achuras en Santa Fe

El camión partió desde Reconquista y tenía como destino la ciudad de Rosario. En la capital provincial, un vecino denunció: el...