26.7 C
Posadas
jueves, julio 25, 2024

Especialista canadiense felicitó a Biofábrica por su producción de cannabis

+INFO

Se trata de Shlomo Booklin quien tiene una extensa experiencia en el país del norte. “Tenemos siete meses de invierno y no es fácil cultivar allá”, dijo al alabar los logros alcanzados en Misiones. Cannabis en Biofábrica: producirá vitroplantas clonales para garantizar la genética

Lo llaman “maestro cultivador” (master grower) y tiene fundamentos. Shlomo Booklin es un agrónomo que comenzó a trabajar y ya acumula tres décadas de experiencias en el campo del cultivo de cannabis. “En Canadá no tenemos clima adecuado”, admite, “pero a cambio, sí hay plafond para cultivar cannabis tanto para fines medicinales como recreativos”. Y de allí, su especialización en esta área.

El presidente de Misiopharma visitó los laboratorios acompañado por el asesor internacional en producción de cannabis medicinal Shlomo Booklin. La producción a escala de variedades específicas es potencial para la medicina.

Desde el sitio groweriq.ca promocionan el accionar de Booklin y señalan que poseen una tecnología patentada de aprendizaje automático para el mejoramiento de las instalaciones y el rendimiento de los cultivos.

Conocer las instalaciones y las posibilidades tecnológicas que se desarrollan en los laboratorios de vitroplantas en Biofábrica fue el objetivo del recorrido realizado por el presidente de MisioPharma Jorge Alonso, acompañado por Shlomo Booklin, reconocido asesor internacional de la industria del cannabis medicinal. Pudieron conocer sobre el proceso de multiplicación con el sistema de micropropagación utilizado para obtener clones con la garantía de replicar plantas de calidad sanitaria y genética. 

Booklin, oriundo de Canadá, y con amplio conocimiento de la producción de cannabis medicinal en el mundo, se mostró sorprendido por el desarrollo logrado en Biofábrica en términos de infraestructura,  capacidad técnica y recursos humanos. “Estoy muy impresionado, están llegando al estándar internacional”, indicó al evaluar lo visto. Comparó con laboratorios de Europa donde “no trabajan mucho con lo que es el cultivo de tejido o micropropagación”, agregó.  

Cómo debe funcionar, según el experto

Un establecimiento (como MisioPharma) que cultive (entre otras especies) el cannabis debe contar con una buena planificación y eficiencias. “Ambos son clave”, indicó Booklin. “Una instalación moderna debe funcionar como un aeropuerto. Sin un cultivador tiene una planta-madre y el sistema de micro-propagación, la producción podrá funcionar así. Sabemos cuándo la planta 1 necesita ser plantada; cuando la planta 2 necesita ser cosechada; cuando se necesita la defoliación en la planta 3; cuando la poda se planifica en la planta 4 y así sucesivamente. Y así lograr una eficiencia similar”.

Y se refirió a los descartes que pueden representar hasta una de cada seis plantas. “Hacer de los estándares de calidad una parte más grande de la producción ayudará a los productores a pasar a un flujo de caja positivo. Muchos cultivadores (en especial en Canadá) tienen que tirar el 15 por ciento (uno de cada 6) o más de los cultivos de cannabis si no cumplen con los estándares de calidad exigidos”.

Con Normas ISO 9001

Biofábrica cuenta desde hace 10 años con certificación de normas ISO 9001 en todos sus procesos, desde la producción a la investigación y desarrollo de productos y servicios biotecnológicos. Este antecedente es importante para implementar y certificar normas GMP exigidas por el mercado europeo, potencial destino de los excedentes de productos de cannabis.

Para el especialista, es necesario conectar la industria farmacéutica con la producción. “En este momento se nota que no hay una sinergia entre productores y doctores (por los investigadores)”, describió Booklin sobre la cadena del cannabis medicinal a nivel mundial.

Por un lado, “hay una presión muy grande de la parte médica, de los doctores, por identificar una genética para una condición médica específica”. Una vez hecha la identificación se debe garantizar que esa planta se replique con exactitud.

La tecnología de micropropagación de Biofábrica es “el eslabón perdido. Estoy contento de estar acá y ver con mis propios ojos esta parte de la cadena en la que quisiera tender un puente”, se entusiasmó el experto.

Siete días en Misiones

Booklin estuvo una semana en las instalaciones de la empresa viendo el comportamiento de las plantas que se encuentran en los viveros, donde se están haciendo las pruebas de variedades. Desde la recepción de las semillas se logró el segundo ciclo de plantas con muy buena respuesta. Al momento se están midiendo y controlando el comportamiento de las plantas a diferentes condiciones de luz, temperaturas, humedad y suelos. 

“Nuestro trabajo como cultivadores es ‘imitar’ a la naturaleza y dar a las plantas la mejor condición para que las mismas alcancen todo su potencial. Sabiendo que la condición ‘natural’ es una parte integral de todo buen cultivador, si no conoces el hábitat natural de la planta ¿cómo podrás ‘imitarla’?”, se preguntó.

Perspectivas

Respecto de qué puede pasar en el futuro, Booklin auguró que el aumento de las investigaciones permitirá identificar la variedad y la dosificación exactas para condiciones específicas.

Desde hace décadas que Shlomo Booklin se dedica al cultivo del Cannabis en Canadá

“Como dije, el mercado inicial fue inicialmente en un 90 por ciento para flores secas. Ahora ya estamos en 60% para flores secas y 30% o más que usa aceite de cannabis. Es una predicción que indica que dentro de cinco años, el mercado estará en un 70% de aceite y 20 por ciento en flores”.

Bookli también prevé un crecimiento en la demanda de parches y gotas sublinguales.

spot_img

Ultimas Noticias