28.7 C
Posadas
miércoles, junio 19, 2024

El “tatakuá” llega a los Mbyá de Capioví

+INFO

Se construyó un horno ecológico en la comunidad Mbyá guaraní El Pocito, de Capioví. El mismo será para beneficio del merendero que funciona en el lugar, al igual que para la preservación y cuidado del medio, a partir de la disminución del uso de leña.

Una jornada de capacitación para la construcción de tatakuá (horno en guaraní) ecológico se realizó en la comunidad Mbyá Guaraní El Pocito, de la localidad de Capioví. La misma contó con la participación de toda la Tekoá (aldea) y gran parte de la población del municipio, quienes colaboraron en la preparación de los materiales y posterior construcción del horno en el merendero del lugar.

Toda la comunidad participó en la construcción del horno

Esta capacitación forma parte de los proyectos de cuidado de la biodiversidad y preservación del ambiente que se están llevando a cabo en Capioví. Su importancia radica en varios aspectos, que tienen que ver con lo cultural, social y comunitario. 

Francisco Recalde, encargado de la Dirección de Cultural del municipio, explicó que en lo cultural es importante el intercambio entre la comunidad Mbyá guaraní y los jurua (o yurua) -nombre con el que designan a los “blancos”- y que, literalmente, significa “boca con cabello”, en referencia a la barba y bigote de los europeos en la época de la conquista).

Francisco Recalde, Director de Cultura de Capioví.

Por otra parte, destacó la importancia social que tiene la construcción del horno en el entorno del merendero, que será beneficioso para los niños.

Además, en las Tekoá dependen del fuego para cocinar y calentarse en épocas de frío, por lo que este tipo de tecnologías tiene ciertas ventajas:

  • Se puede alimentar con leña, hojas secas, restos de cajones u otros.
  • Se puede utilizar a poco tiempo de iniciar el fuego
  • El humo de la leña no se transmite al sabor de las comidas
  • Se puede cocinar en él de forma ininterrumpida
  • Se cocina más comida que en un horno tradicional de la misma medida
Otros hornos ecológicos ya fueron construidos en varios puntos de Posadas

En este sentido, como el fuego puede hacerse con cualquier material y mantiene el calor, otro aspecto importante que remarcó Recalde fue sobre la disminución del consumo de leña en el contexto de la microcuenca de la localidad.

“La comunidad está en la intersección del arroyo San Alberto y el arroyo Capioví, que es el principal, y por eso tiene importancia para el sostenimiento de la biodiversidad”, aseguró Recalde, refiriéndose a la preservación de los montes que rodean a las corrientes de agua.

La jornada fue organizada por la Dirección de Cultura y la Dirección de Biodiversidad de la municipalidad, quienes coordinaron con el técnico especialista, Ricardo Aguirre, quien trabaja en el Centro Verde Municipal de Posadas y ya ha construido más de 100 hornos de este tipo, en distintos puntos de la ciudad capital y de la provincia.

Principales características del horno ecológico

En primer lugar, cabe destacar que se construye de manera rápida y con pocos materiales, que pueden ser ladrillos, un tambor y barro o cemento. Generalmente, posee una cámara para el fuego, con una entrada para la leña, una cámara de cocción de la comida y una chimenea, con su regulador de tiraje.

Sumado a esto, tiene un funcionamiento económico, ya que se puede alimentar con leña pequeña y de bajas calorías, al igual que con cajones de madera, hojas secas, cartón o papeles, cáscaras de frutas u otros materiales de desecho.

En guaraní, al horno se le dice “Tatakuá”

Aunque puede hacerse en varias medidas, generalmente permite cocinar mayor cantidad de comida que un horno común, además de que se logra una cocción uniforme. Otros beneficios son el ahorro de tiempo, trabajo y plata, así como también se utiliza la mitad de la leña que necesita un horno de barro tradicional.

spot_img

Ultimas Noticias