28.7 C
Posadas
miércoles, junio 19, 2024

El chip implantado llegó y viene a ayudar en la vida diaria

+INFO

En 1990, los microchips no eran tan conocidos. Y en El vengador del futuro, al pobre Arnold Schwarzenegger le implantaban uno en la cabeza bastante grande. Tanto que cuando lo descubrió, decidió sacárselo por ¡la nariz! Y era grande, mismo, como dicen los misioneros.

Pero los chips se fueron achicando, mientras aumentaban su capacidad de almacenamiento (maravillas de la ciencia y la tecnología nano).

Y, hoy en día, además de poder usarse para dominar las personas y el mundo (como en las clásicas películas paranoides) se usan para las prosaicas tareas diarias: abrir la puerta de la casa, destrabar la puerta del coche o pagar las cuentas de la tarjeta de crédito.

El ejemplo de todo ello lo da Brandon Dalaly.

Los fanáticos del auto eléctrico más famoso del mundo (Tesla) son bastante particulares. Y uno en especial ha ido un paso más allá en eso de fusionarse al máximo con su máquina. Tanto como para implantarse la llave de su Tesla en la mano para no tener que acercar el móvil ni la tarjeta. Y, sobre todo, para no perderla.

Brandon Dalaly, ha hecho todo lo posible de tener las llaves de su coche siempre a mano (y nunca mejor dicho). 

De la mano de una startup de biotecnología llamada VivoKey, se ha implantado en su mano derecha un microchip que contiene las llaves de acceso a su Tesla . Y pese a que parezca ciencia ficción, le ha salido bastante bien. Funciona correctamente y solo con acercarse a su coche se desbloquea.

Se trata de uno más en un pequeño grupo de personas que está probando la tecnología NFC de VivoKey, con la intención llevarlo a algo más que a los coches. Es más, el proyecto está enfocado a cualquier sistema que funcione a través NFC. El sistema no fuciona extrayendo el chip de la llave del Tesla, sino reprogramando un chip especial de la empresa llamado Apex.

La idea es incluir una tarjeta de crédito además de la llave del Tesla

Empezó con la casa

Por muy loco que parezca el asunto, lo cierto es que Brandon Dalay ya ha paso por un proceso similar, también con tecnología de VivoKey. Antes de implantarse la llave del Tesla, Dalay se había colocado en la mano izquierda otro chip vinculado a la llave de su casa.

Además, también contiene su información médica, tarjeta de vacunación y algunos otros documentos útiles. Y quiere ir más allá, al añadir una tarjeta de crédito a su nuevo chip:

“La idea general era que tendría la llave de mi casa en mi mano izquierda y la llave de mi auto en mi mano derecha. Y puedo usarlo en cualquier lugar donde haya terminales de tocar para pagar”, acotó. Suena un poco loco pero aparece como algo absolutamente real.

Los chips de VivoKey están cubiertos con materiales biocompatibles como biopolímeros y biovidrios; de forma que sean aceptados por los tejidos naturales del cuerpo sin sufrir rechazo y su cuerpo pueda “adaptarse al chip”. Y aparentemente, también pueden brillar, como si de una mala secuela de Blade Runner se tratase.

El vídeo de cuando se hace uno de los implantes

Tesla se fundó en 2003 por un grupo de ingenieros que quería probar que la gente no tenía que realizar concesiones para conducir vehículos eléctricos, y que estos podían ser mejores, más rápidos y más limpios de conducir que los vehículos a nafta.

  • Presentado en 2008, el Roadster desveló la vanguardista tecnología de baterías Tesla y su propulsor eléctrico. A partir de ese momento, Tesla diseñó desde cero el primer coche tipo sedán premium completamente eléctrico: el Model S, que se acabaría convirtiendo en el mejor turismo de su clase en todas las categorías.
  • Los vehículos Tesla se producen en sus instalaciones de Fremont, California (Estados Unidos), y en la Gigafactory de Shanghai (China).
spot_img

Ultimas Noticias