24 C
Posadas
lunes, enero 30, 2023

La madera de la que está hecha Misiones

+INFO

Abusaba de su hijastra: su mujer lo sorprendió y lo castró completamente

El hecho ocurrió en Vietnam. La chica de 15 años, hija de la mujer, venía diciéndole a la madre que esto...

El actor de Transformers en un retiro espiritual se prepara para dar vida al Padre Pío

Fraile capuchino (izquierda), actor Shia Labeouf (derecha) El fraile Hai Ho compartió en Instagram una “divertida sorpresa”, pues...

Chau letrina, con el Plan Arreglo Mi Casa

Una simple historia. Castorina Do Amaral de Colonia Alberdi, vivía con diez personas (hijos y nietos) en una humilde casita de...

Lo que viene es una revolución de la miel

Por Facundo López Sartori, Ministro del Agro En nuestra provincia hay más de mil...

Por qué Misiones es la principal provincia forestal del país. Esta nota lo explica. No es la de mayor superficie implantada pero sí la que mejor tiene integración entre las diversas partes que integran la madera. Desde las semillas y los viveros hasta la fabricación de casas de madera pasando por la elaboración de pasta celulósica y pasta fluff (para hacer pañales)

Muchos pueblos de Misiones –como Buenos Aires- fueron fundados dos veces. Una, cuando los jesuitas trajeron sus misiones a la región: fueron 11 lugares dentro del actual territorio misionero hace 350 años. La segunda ocasión, cuando a fines del siglo XIX comenzó a poblarse de inmigrantes que venían a trabajar y progresar.

Aunque pequeña (la segunda más chica del país) alberga 1,4 millón de habitantes. Sin embargo, posee la faja de bosque atlántico más grande de Sudamérica (Paraguay y Brasil hicieron desaparecer esa selva. Consigna: mirar Google map y buscar los colores: la manchita verde es Misiones): son 1,5 millón de hectáreas.

En una zona entre Eldorado y Montecarlo (rumbo a Cataratas, unos 100 kilómetros antes de llegar en auto), se halla el mayor cluster forestal del país. Esta pequeña región del país logró posicionarse así. Y nadie puede discutirlo. Vendrán los que plantan en Corrientes y Entre Ríos con sus grandes extensiones, pero no. No hay caso. Este racimo (o cluster) de actividades que agrupan lo silvicultural junto con las industrias y servicios vinculados (el valor agregado, claro está) tiene allí su epicentro.

En otros de lados se planta más. Pero en Misiones además se agrega valor a la madera.

¿Qué usos puede tener un árbol de bosque cultivado?

Muchos.

Desde la más antigua como combustible en forma de leña hasta la industria de transformación química. Vaya, vaya. ¿Y eso qué es? Se transforma la madera en pasta celulósica (que luego será papel) y pasta Fluff (la materia prima más importante de los pañales descartables).

Y en el medio, la transformación mecánica de la madera. El famoso aserrío. Tablas, tirantes, postes,  machimbres, laminados, multilaminados, terciados, compensados fenólicos, tableros, fenólicos ranurados, molduras, finger joints, piezas para partes de muebles. Y claro: el punto más alto de agregación de valor. La construcción de casas de madera.

Y todo eso sin olvidar la elaboración de chips (una especie de viruta) que permiten calentar calderas de todo tipo de las mismas industrias la que logran la autonomía energética y hasta pueden entregar excedentes de electricidad al Sistema Integrado Provincial.

Todo esto, debe saber el amable lector, se hace en Misiones. Todo.

Una familia de origen italiana consigue contactarse con paisanos del país de origen. Fabrican marcos de ventana y puertas que exportan a Italia.

Otro empresario de Eldorado descubre un nuevo destino al aserrín (desecho) y se larga a elaborar briquetas con aserrín prensado (útil, ecológico, moderno, con muchas calorías).

Pero si esto fuera poco, la actividad forestal que tiene unos 50 años de existencia, posee una serie de tareas vinculadas que se inician con la venta de semillas y los viveros que proveerán plantines. ¿Dónde están, en qué provincia? El lector ya puede suponer la respuesta.

Y luego vendrán los trabajos de trasplante a tierra, los servicios forestales (ojo con las hormigas y otras plagas), los despuntes de rama, los raleos (se cortan los especímenes menos prometedores que se transforman en chips y el resto crecerá más fuerte). Eso sin hablar de la venta de equipos y maquinarias. Y repuestos, claro está.

Como el misionero no es de achicarse, cuando algo no hay o no funciona (máquina o repuestos), simplemente los fabrica. La industria metal mecánica vinculada a la forestación crece fuerte como los troncos de pinos y eucaliptos en la región.

La coyuntura indica un aumento de la demanda de productos de 62% y un crecimiento de la capacidad instalada hasta el 66%.

El sector privado se une al estatal y con aportes de entes y organismos como el INTA, la Universidad (sí, la Facultad de Ciencias Forestales tiene su sede en Eldorado), los Centros Tecnológicos de la Madera (con asistencia alemana), el Colegio de Ingenieros Forestales de Misiones y las entidades que representan a las empresas (Amayadap en la zona norte; Apicofom en el sur, AFOA a nivel nacional) los gremios (Soime), todos están y se sienten en el mismo barco (de madera, por supuesto).

Se potencia entonces la Mesa Forestal Misiones y se planifica a diez años (todo el sector trabaja con plazos largos) con integración de las nuevas tecnologías y los aportes de la economía del conocimiento mientras que para el corto plazo se anuncian  líneas del Banco Nación con tasas subsidiadas por la provincia y créditos blandos para la incorporación de tecnología en la industria.

Y para completar la mirada, se sabe que los desafíos de la próxima década están, en parte, definidos por los 17 ODS, la hoja de ruta de las políticas públicas de los gobiernos nacionales y provinciales, recordó Jaime Ledesma, titular del Colegio de Ingenieros Forestales.

“Las claves para garantizar el desarrollo sostenible regional son cuatro: 1) Restauración de Ecosistemas Forestales; 2) Biodiversidad; 3) Bio-economía circular y 4) Mitigación y Adaptación al Cambio Climático”.

Y así redondea los conceptos. “Transitar hacia una bio-economía circular, el sector forestal (en su conjunto, ámbitos público-privado) debe impulsar la transición hacia una bio-economía circular, donde la madera juega un papel preponderante, como el principal material constructivo del siglo XXI.”

(Nota publicada originalmente en Clarín)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Ultimas Noticias

Oberá ya prevé al menos 500 participantes para su Cicloturismo en el monte

Serán dos días: el 11 y 12 de febrero de 2023 en Parque de la Selva. Se esperan visitantes de la provincia...

Tiene 12 años y creó un lavarropas con un balde, un palo y una botella

Sí, un lavarropas tracción a sangre. Muy sencillo en la idea pero que funciona. El principio de que el agua con el detergente va pasando por la ropa y produce el limpiado de la misma. Bien por Mileva

Se acerca un cometa verde y se podrá ver con largavistas

El cometa ZTF se podrá ver desde Argentina. Se trata del cometa verde, que se acercará a la Tierra por primera...

Karla Johan: La pandemia cambió el consumo de mate y el Mundial le dio presencia global

Es de Leandro Alem y es una de las más famosas sommelier del país especializada en yerba mate. Su perspectiva acerca de la realidad que vive el producto madre de Misiones y cómo la pandemia y el Mundial de fútbol cambiaron algunas cosas

Ni arroz ni secador: lo que hay que hacer cuando cae el celular al agua

No. No sirven ni la cama de arroz ni el secador de pelo. Hay pocas acciones felices para tratar de salvar un celular que acuatizó. Pero vale la pena conocerlas. Aquí van