9.7 C
Posadas
domingo, mayo 19, 2024

Llegó la ayuda para los productores mandioqueros

+INFO

Graciela Martínez es la titular de la cooperativa de productores de mandioca pelada de Andresito y Bernardo Edke es un colono que lleva más de tres décadas en la producción. Ambos se acercaron a el Instituto de Fomento Agropecuario e Industrial (IFAI) para tratar de conseguir herramientas para los 22 socios que la conforman. Los productores que habían llegado con las manos vacías, se fueron con todo en marcha para que, de ahora en más, el rubro crezca.

Graciela Martínez, Bernardo Edke y el presidente de la IFAI Roque Gervasoni.

Graciela Martínez es la titular de la Cooperativa de Provisión de Servicios para productores Agrarios Mandioca Andresito Limitada que actualmente cuenta con 22 socios que hace años se dedican al cultivo y a la venta de dicho producto. La situación de los productores era difícil, carecían de las herramientas necesarias para continuar con este arduo trabajo. Por lo tanto, Graciela junto a el colono Bernardo Edke quien aportó sus tierras para el desarrollo de esta cooperativa, se armaron de fuerza y se dirigieron hacia al Instituto de Fomento Agropecuario e Industrial (IFAI) con mucha angustia e incertidumbre por la situación en la que se encontraban. Ellos fueron recibidos por el presidente del instituto Roque Gervasoni quien atendió la situación inmediatamente.

Graciela y Bernardo luego de haberse reunido con Gervasoni sintieron mucha emoción y satisfacción por la resolución de esta gran problemática que acarreaban los productores durante mucho tiempo. “La sorpresa fue grande, no lo podíamos creer. Veníamos a pedir una ayuda y nos vamos con todas las herramientas para la cooperativa”, indicó la Graciela.

Graciela al borde de las lágrimas, describió cómo fue atravesar ese momento tan difícil en donde no contaban con las herramientas y los insumos necesarios. “Veníamos a ver si nos podían ayudar con algo, a veces la gente tiene que pelar la mandioca en la lluvia, en el sol, en el frio, queremos hacer una buena infraestructura y ver después por las herramientas. Estoy con Bernardo Edke, un colono cuya familia hace 30 años hace esta actividad, él es el tesoro de la cooperativa y el que dona la tierra para las instalaciones. Nos vamos con una sorpresa grandísima, nos darán todas las maquinarias para la cooperativa realmente me dejó helada, son muchos años solicitando esto y ahora esto es como que Dios hizo la obra”, señaló Martínez muy emocionada por la ayuda que recibirán luego de tanto tiempo de espera y sacrificio.

Hace años los productores que acompañan a Graciela se dedican al cultivo y venta de mandioca ya pelada, alguno hace más de treinta años que forman parte de este negocio. Esta cooperativa nueva inició con 22 socios, los mismos son pequeños productores que venden mandioca en Puerto Iguazú, Wanda, Esperanza y Eldorado entre otras localidades.

En esta misma línea, Graciela añadió. “Realmente no me lo esperaba. Esperábamos una buena respuesta, conocemos el trabajo del presidente del instituto y ahora nos vamos con un impulso fuerte para la cooperativa”, afirmó Martínez tras el encuentro con el presidente del IFAI.

La cooperativa que sale adelante en Andresito

Graciela inició con su relato al sintetizar la breve historia de la cooperativa de productores de mandioca pelada de Andresito. “Somos 22 productores que ya venden, pero hay más que quieren sumarse. Lo que nos pasó es que se inició todo justo en pandemia, costaba más hacer las cosas. Después la gente se sentía débil, no había muchas esperanzas”, determinó la líder.

Martínez, con su gran determinación y fuerza de voluntad, comentó que nunca se rindió. “Hasta hace poco decían que no iba a salir, y mira hoy, ya tenemos las herramientas. Sobre el valor agregado que significa para el producto el hecho de estar peladas, se manifiesta en la diferencia de precios para el productor, mientras que con cáscara se paga 50 pesos el kg, pelada se puede comercializar a 250 o 300 pesos. Además, la zona de Andresito produce todo el año, es un trabajo de familia entera, muy sufrido, por eso la importancia de estas asistencias del gobierno provincial”, concluyó la titular que gracias a sus esfuerzos y a la predisposición del IFAI, hoy puede ayudar a sus 22 socios a crecer tanto en la cosecha como en la venta de mandioca alrededor de toda la provincia.

 Víctor Krawczuk cosechó el año pasado una mandioca de más de 20 kilos.

Bernardo Edke, treinta años de trabajo con el cultivo de mandioca

Bernardo Edke es un colono que se dedicó durante tres décadas al cultivo de mandioca, además es el tesoro de la cooperativa debido que donó sus tierras para las instalaciones. Él decidió contar su historia llena de compromiso y dedicación. “Me crie en las plantaciones, vengo de la época en que se llevaba en bolsas, después pasamos a los cajones, siempre con tierra. Ahora llegamos a la mandioca pelada, es lo quieren las amas de casa de las ciudades. Nosotros cuando hacemos los compromisos de entrega cumplimos, no importa si llueve, si hace frio o calor. Hay que sacar, pelar y llevar 70, 100 o más kilómetros”, comentó Edke.

Asimismo, Edke destacó el futuro prometedor que tendrán los productores en el mercado de la gastronomía. “Un nuevo mercado se les abre a los productores mandioqueros, será la gastronomía y los hoteles internacionales de Puerto Iguazú, porque exigen facturar y ahora con la cooperativa tenemos los papeles en regla, entonces vamos a poder hacerlo. Además, ya hubo contactos con una cadena de supermercados de Posadas que tiene ocho sucursales, que cuando tengamos como registrar la operación, quieren el producto porque es orgánico, sin agroquímicos”, concluyó el colono.

La mandioca frita en los restaurantes es un éxito total.

Notas e informes: Sofía Cabrera

spot_img

Ultimas Noticias