21.9 C
Posadas
sábado, febrero 24, 2024

Confirmado: la constructora de Aña Cuá gastó de más y ahora pide más fondos

+INFO

Durante dos años recibió alrededor de 180 millones de dólares para la maquinación de tres turbinas en la represa de Yacyretá. Y como hubo un mal manejo financiero ahora pide “recomponer el contrato”

Se han gastado (o se ha dado al consorcio ART) la friolera de 180 millones de dólares. Y es mucho dinero. Hay que tener buenos gerentes administrativos y financieros para poder gestionar semejante cantidad de fondos. Porque si no, luego vienen los rojos indeseables en los balances. Y en esas se está para la construcción e instalación de las máquinas que operarán las tres gigantescas turbinas que extraerán energía del río Paraná. La firma que fue beneficiaciaria del contrato de concesión -aparentemente- no tenía el expertize ni el know how suficientes para gestionar semejante emprendimiento. Es claro: no todos los días se anda por el mundo uno instalando turbinas gigantescas. Casi mil obreros trabajando en ambas orillas más todos los equipos técnicos, más la adquisición de la maquinación más todos los trabajos en zona de río. Es complejo. No cualquiera puede encarar este tipo de tareas.

Y cuando los retrasos empiezan a manifestarse y con el cobro de certificaciones de obra no se “tapan todos los agujeros”, los problemas sobrevienen todos juntos.

¿Qué suelen hacer estas empresas o grupo de empresas? Suspender un montón de obreros (para que se note ‘el impacto social’) y que los intendentes y gobernadores peguen el grito al cielo y muevan influencias para “destrabar más fondos”.

¿Amanece o oscurece? En las obras de Yacyretá nunca se sabe con total certeza

En la Entidad Binacional Yacyretá ya conocen de hace décadas este mecanismo. Y lidian. ¿Hay culpas compartidas? Puede ser. Porque el órgano concedente de la concesión es la propia EBY. Y que posee equipos de control y verificación de avances de obra (también hay tercerizados) que certifican cómo marchas las cosas. Algo falló, definitivamente.

Y estos consorcios apuestan a una vieja frase estadounidense: “Too big to fail” algo así como “demasiado grande como para caer (o fallar)” y desde los obreros suspendidos y sus gremios así como los jefes políticos (intendentes y gobernadores) esperan lograr el lobby necesario para que se destraben más fondos.

La EBY puede adelantar dinero. Lo tiene. Pero ¿qué pasa? ¿Hay garantías de que servirán para solucionar problemas o al final de la historia volverá todo a lo mismo?

Hasta ahora, las obras siguen sin avanzar y ponen en riesgo la continuidad del contrato con la constructora, integrada por las empresas paraguayas Astaldi, Rovella Carranza y Tecnoedil.

Este minuet no es nuevo. Son pasos de baile aprendidos con los años.

El presidente paraguayo Santigado Peña aún no se expidió sobre el predido de ART.

La nueva central aprovechará el caudal ecológico de 1500 m3/s (o sea un millón y medio de litros por segundo) de ese vertedero, para generar más energía limpia y renovable, sin producir nuevas superficies inundadas ni relocalizar familias.
Se han removido miles de toneladas de tierra y rocas que fueron para dar lugar al emplazamiento de la nueva Central. Miles de metros cúbicos de hormigón armado van dando forma a la futura casa de máquinas y las instalaciones indispensables para su funcionamiento.

Cuáles son los números más grandes y contundentes. En más de tres años, ART recibió 60 por ciento de los fondos pero sólo avanzó un 40 por ciento en obras. Allí es donde se nota la disonancia gruesa del manejo incorrecto de flujos financieros.

La excusa de que “la llegada de Milei produjo incertidumbres económicas que retrasan las obras” suena pueril por no decir otra cosa.

El jueves 18 de enero los gremialistas de Uocra se reunieron con representantes de la EBY y la firma constructora. Bandera blanca. “Hay buenas intenciones de reiniciar la obra y normalizar todos los frentes de trabajo”, señaló la Uocra en un comunicado.

Habrá reincoporación de obreros “de a poco, gradualmente” pero algunos pasarán por caja para cobrar sus indemnizaciones.

spot_img

Ultimas Noticias