15.7 C
Posadas
martes, junio 22, 2021

La infartante noche del Barrios Arrechea político

+INFO

Becas Progresar: inscriben hasta el 30 de Abril

Este programa de acompañamiento está destinado a todos los y las estudiantes mayores de 18 años que se encuentren cursando sus trayectorias educativas...

Subsidio de $22.000 para monotributistas y autónomos: quiénes pueden cobrarlo

Esta medida beneficiará a trabajadores independientes que se desempeñen en los rubros más afectados por las nuevas medidas para bajar los contagios...

Andrea Bocelli y su fe: “Si la vida eterna no existiera todo perdería su significado”

"No creo en el reloj sin el relojero", sintetiza Bocelli su fe cristiana. Reflexionando sobre su profunda...

Inscriben al nuevo curso virtual de manipulación de alimentos

Está abierta la inscripción del curso online de Manipulación de Alimentos para aquellos que obtendrán la certificación por primera vez. La...

El ex gobernador misionero aprovechó una columna para recordar un hecho de otras épocas donde la pasó muy mal: candidatos sacados, borracheras y una pistola calibre .38 en un paraje muy oscuro

Ricardo “Cacho” Barrios Arrechea fue el primer gobernador de Misiones tras el retorno a la democracia en 1983. De origen radical, el médico posadeño pudo acceder a la titularidad en el Poder Ejecutivo Provincial tras vencer a Julio Humada del PJ en esa ocasión

Ya se había vislumbrado cierta tendencia cuando en 1975, en las últimas elecciones de la Argentina (antes del golpe militar del 24 de marzo de 1976) realizadas en Misiones, Barrios Arrechea había estado muy cerca del candidato del PJ en ese entonces, Miguel Ángel Alterach.

Cacho Barrios Arrechea (Foto: captura de pantalla progr. Entre Nos)

En una columna dominical en El Territorio del 24 de mayo denominada “Una noche imposible de olvidar”, Cacho trajo a la memoria hechos de su niñez e infancia.

Pero además aportó un dato poco conocido. En una ocasión, estando en el interior, se realizaba un acto en una pequeña localidad, que estratégicamente evitó identificar.

El acto no había sido multitudinario sino todo lo contrario. “Era de noche, pobre la tribuna y pobre la asistencia; pero haya uno o miles, los potentes discursos debían estremecer el aire y excitar corazones a pura garganta, y nada de arrugar porque había poca gente… “

El pueblo no tenía demasiada iluminación. Terminado el acto, una mujer lo encaró. “A punto de emprender el regreso y en pleno saludos y abrazos, se acercan una señora y su hija para pedirme que fuera a visitar a su marido y tranquilizarlo, pues estaba dolido y resentido porque no había podido ser uno de los candidatos- lo ‘bajaron’ de la lista “.

En ese punto, Cacho se ofreció para ir a apaciguar al enojado. El problema, luego de desandar un camino casi a oscuras, es que el “bajado” además estaba “embebido” en su bronca y en alcohol.

Y cuando Cacho llegó, acompañado por la señora y la hija, lo único que vio el médico en la oscuridad mortal de la noche era…

Un caño calibre .38 niquelado. Eso era lo que refulgía en la oscuridad.

Sí. El hombre no solo estaba enojado. Sino que salió a recibir a la “visita” con un bufoso.

El relato continuó: “cuando nos topamos el brillo tomó la forma de un 38 caño largo niquelado con vocación de disparo sin palabras ni explicación por parte del bulto.  A un metro de distancia, sin dudar de que pasaba y ante el desenlace inminente con el caño mirándome al pecho, le dije: ‘Pará loco, soy Cacho Barrios’. Dudó, bajó el arma, respiré, recapacitó, retomó bravura, remontó el 38 niquelado, me volvió a apuntar y dijo ‘que Cacho Barrios ni Cacho Barrios…’. (Trágico morir sin saber por qué ni por quien; no sé qué pensé en ese segundo, si es que pensé, tampoco intenté defensa alguna y ninguna acción cinematográfica para la prensa)”.

Al momento de percutir el arma, un movimiento milagroso salvó a Cacho.

“La señora, como un rayo que se anticipa al trueno, se puso al frente y gritó: ‘Fulano, estás borracho, quedate tranquilo y vamos para casa’. Como si hubiese despertado, frenó su enojo y en silencio punteó hacia donde vino; recuerdo sí que con calma la mujer lo tomó del brazo, con la otra mano a su hija, y vi perderse a  los tres en las oscuridades más oscuras sin el brillo del 38 caño largo niquelado que quedó estampado en mi cabeza mientras mi corazón galopaba”.

En el final, una reflexión más cercana a la filosofía que a la actividad política de Barrios Arrechea puede dejar pensando a más de uno:

El final sin tragedia y el poder contarlo, pasado el tiempo, me hicieron reflexionar sobre la fragilidad de nuestra existencia. Cómo la muerte camina al lado de la vida como si en cada mano lleváramos a una y a otra. O cómo en un segundo todo lo aprendido se congela, no acciona, se borra. O cómo el coraje se paraliza cuando lo toman de sorpresa y cómo se exalta cuando premeditadamente se encara al miedo.Cuánto roba de futuro una muerte violenta y equivocada, cuántos años en el almanaque que se arrancan en un soplo, cuántos nietos sin conocer ni disfrutarlos, cuánto afecto y alegrías por vivirlas en familia, cuántos amaneceres que refrescan el alma y atardeceres que terminan en la bendición de un día más. O dolores y angustias, porque así es la vida…”

Fuente: El Territorio.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Ultimas Noticias

Enfrentar y superar el miedo al fracaso

Muchos elementos juegan en contra del ser humano desde que nace: mucha autocrítica, sensación de culpa, el perfeccionismo, poca autoconfianza, baja tolerancia a la frustración. Todo ello, analiza Matías Sebely en su obra El éxito del fracaso. Y para no frustrarse, regala su libro

Copa de Robótica: los chicos de Misiones cuentan cómo fue su participación y llegar al sexto lugar

Una nota a fondo con uno de los guías (co-mentor) del equipo misionero que participó a nivel nacional de la Copa Robótica. Detalles a fondo de la prueba y el resultado

Amadeo, el carnero criado como perro que tiene tik tok

Situación: una pareja de profesionales. El, psicólogo. Ella, especialista en Marketing. Una casa en Oberá. Gran...

La bandera más larga es de Eldorado pero en Posadas usaron chips para pintar la insignia

En Eldorado llegaron a los 400 metros de bandera argentina para lograr la más larga de la provincia. No hubo presentación en...

En defensa del monte misionero

Un relato ficcional propone enviar una declaración de amor hacia el monte misionero. Y, en medio de la espesa vegetación, los animales y los seres mitológicos, una reflexión y -no menos importante- poder acceder a un libro completo por esta página.