26.7 C
Posadas
martes, febrero 27, 2024

Posadas, en vacaciones de julio, para los que son del ‘team verano’

+INFO

Julio y las vacaciones de invierno constituyen una ventaja para el que vive al norte: los fríos existen pero no son tan intensos; el sol es un maravilloso aliado para calentarse mientras se come una mandarina y desde Posadas, la capital misionera, se puede pivotar y hacer viajes y recorridos especiales en toda la provincia. Vale la pena intentarlo. Hasta Marley…

“Hey, ¿tenés ganas de pasear con tus chicos por un parque abierto, lleno de juegos y libres, andar al aire libre con un sol maravilloso que entibia el día y mientras en otros lados ponen el calefactor a 20 grados, acá esa temperatura la tenés en el ambiente? Hey, y eso no es nada: se pone el sol y tenés el IMax para ver el cine en una de las mejores pantallas del país”.

Así es el Parque del Conocimiento en las afueras de Posadas que durante el mes de vacaciones de julio prepara sus instalaciones junto con los festivales de danza, recitales operísticos y expresiones artísticas de todo tenor que se dan en sus coquetas instalaciones.

Hay una ciudad bien al norte del país, una capital de provincia que se destaca. Su casi medio millón de habitantes sabe de qué se trata porque viven en una provincia que supo cómo enfrentar la pandemia: a los dos meses (junio 2020) ya estaban abriendo los comercios y restaurantes. Y volvían a andar los buses y se abrían los parques provinciales.

Antes de finalizar ese primer año terrible cargado de incertidumbre, la actividad comercial e industrial ya estaba a pleno. Con muy bajos niveles de contagio, Misiones reactivó su vida y así –mientras todos esperaban las vacunas- la gente empezó a volver a la normalidad. 

Esa es Posadas, la ciudad que tiene la Avenida Costanera más larga del país donde hay muchas actividades deportivas para hacer a la vera del majestuoso río Paraná.

¿Tenés ganas de hacer el city-tour? Sólo hay que anotarse. Se llama La Jangada, te subís al cole descapotado y a preparar las cámaras y a captar con todos los sentidos una ciudad maravillosa. El aire tibio pega en tus mejillas, el sol brilla contra las aguas del Paraná y vos la estás pasando mejor que nunca.

Un dato no menor: debido al clima subtropical, la mayoría de los árboles y plantas no pierde sus hojas. Por lo tanto, el verde sigue estando mientras el sol hace estallar de colores la ciudad.

Y si preferís andar a pie, los paseos peatonales están a la orden del día.

¿Hay ganas de usar las bicisendas y hacer el paseo turístico guiado por la Costanera..? Adelante. Te están esperando.

Así como Buenos Aires tiene su paseo por el Cementerio la Recoleta, Posadas ofrece su recorrida por La Piedad con diseño del famoso arquitecto Alejandro Bustillo, toda la excursión con  guías y con sistema digital de código QR.

Y vale destacar la calidad gourmet originada en una joven generación de chefs formados aquí y en otros lugares que apuestan a platos que destacan el sabor local de mucho de lo producido en las chacras orgánicas de la provincia así como a los menús internacionales.

Y claro: bien instalados, se puede hacer pie en Posadas y pivotear el interior. Con vehículos alquilados, con excursiones contratadas, los programas de pueden mixar:

Un día, visitar el Camino Jesuita. Escapada a San Ignacio a conocer la mayor civilización gestada en los siglos XVII y XVIII en esta región. No es sólo San Ignacio. Ahí cerquita, están otros pueblos como Santa Ana, Loreto y Corpus. Todos incluidos en el mismo ticket de entrada a San Ignacio. Y si querés una siesta a puro paisaje, aire puro, mariposario y comidas regionales, escapadita a la Cruz de Santa Ana un lugar bellísimo, alto y digno de ser visitado. Antes de volver a Posadas, no vas a dejar de apreciar (¡y aprender!) cómo fue la vida en las misiones.

El espectáculo de Luz y Sonido te estará esperando apenas se vayan las luces del sol (“a la nochecita”, como le dicen en Misiones) en San Ignacio. Y ahí sí, vuelta a Posadas.

Otro día y todo listo para dar una escapada a Oberá y conocer la ruta del té. Cosechar tus propias hojas y consumir el té cortado por tus propias manos!

Otro día para conocer la Ruta de la Yerba Mate en Apóstoles con un museo imperdible.

¿Te quedaste otro día más? Dale. El Moconá con sus saltos -que corren como el río Uruguay- te esperan.

A la nochecita, vuelta a Posadas.

Y claro, la frutilla del postre serán las Cataratas del Iguazú. Una de las atracciones más importante del país. Una de las siete maravillas naturales del mundo votada por la gente.

 Siempre puede haber algo más para hacer en la capital del invierno tibio de la Argentina. Y está en Misiones, el gran hotel verde que ofrece su naturaleza y aire puro y sol únicos.

Nota publicada originalmente en Clarín Digital

spot_img

1 COMENTARIO

Comments are closed.

Ultimas Noticias