24 C
Posadas
domingo, diciembre 4, 2022

El Fuma que yo conocí

+INFO

Abusaba de su hijastra: su mujer lo sorprendió y lo castró completamente

El hecho ocurrió en Vietnam. La chica de 15 años, hija de la mujer, venía diciéndole a la madre que esto...

El actor de Transformers en un retiro espiritual se prepara para dar vida al Padre Pío

Fraile capuchino (izquierda), actor Shia Labeouf (derecha) El fraile Hai Ho compartió en Instagram una “divertida sorpresa”, pues...

Chau letrina, con el Plan Arreglo Mi Casa

Una simple historia. Castorina Do Amaral de Colonia Alberdi, vivía con diez personas (hijos y nietos) en una humilde casita de...

Lo que viene es una revolución de la miel

Por Facundo López Sartori, Ministro del Agro En nuestra provincia hay más de mil...

Leonardo Sánchez Bonifato ya no está entre nosotros. Pero quedan los recuerdos de un compañero de redacción de épocas gloriosas de El Territorio e -inclusive- de mucho antes

Leonardo Sánchez Bonifato era posadeño neto. Ciento por ciento. Pero primero conocí a su padre Chiquito Sánchez Ratti. Vivía en la que fue la antigua vivienda familiar con ladrillos al adobe de la calle Colón frente al Colegio Roque González. Estudiaba Investigación en la vieja Facultad de Ciencias Sociales y no sé por qué avatares terminé entrevistando a Chiquito. Sabía porque era historiador y conocía Misiones. Me retó porque no llevé grabador pero me dio toda la data.

Así podemos recordarlo. Aquí en Gramado, Brasil

Pocos años después, conocí a Fuma… vaya nombre. Pasó mucho tiempo hasta que supe que ese sobrenombre no tenía que ver con el cigarrillo, la pipa, o el tabaco. Nada que ver. Venía de un viejo apodo en el que lo habían bautizado FuManChú, el famoso mago chino. Achicado, quedó Fuma.

Eran los bravos años 70 de la dictadura y Fuma convivía con la bella intelectual Luisa Celman. Ella mamá de tres niños (Pablo, Gabriela y Sebastiana) y tenían su vivienda a la vuelta de la casa de Fuma por la calle Entre Ríos casi Colón (estaba el cine creo que Ambassador donde hoy está el hotel). Constituían una interesante pareja ya que los hijos de Luisa trataban a Fuma como a un verdadero padre y viceversa. Ella estaba al frente de la Fundación Humberto T Pérez de El Territorio que regenteaba con una joven promesa de las letras paraguayas Numi Silva que la ayudaba en esos menesteres. Ahí solíamos ir con Carlos Semilla y María del Pilar Ricci. Íbamos a hacer un trabajo de investigación en la comunidad de Aristóbulo del Valle para la Fundación.

1978 Fuma (aquí con Sebastiana Chas) y Luisa Celman se mudan a una casa en la Bajada Vieja

De los recuerdos que tengo, Fuma que andaba por los 40 y pico era que ambos -miembros de la progresía local- levantaron sus copas de champán cuando el sandinismo -al fin- pudo echar a los Somoza de la dictadura en Nicaragua. Estaban contentos claro está.

Posteriormente la vida nos separó un tiempo. Volvió la democracia. Fuma fue funcionario del primer gobierno provincial y quien escribe esto trabajó en investigación en la Entidad Binacional Yacyretá. Una década más o menos.

Con Sebastiana, un poco más crecida ya. Los tiradores, toda una marca de estilo

En los noventa nos volvimos a cruzar.

Fuma integraba el calificado plantel de periodistas de El Territorio. Lentamente fui ingresando a ese mundo increíble y fui conociendo a las mejores plumas del periodismo local.

Sí, allí estaban además de Sánchez Bonifato, Oscar Vidal Edelman, José María “Cachilo” Arrúa, Carlos Correa, Susana Behar, Aníbal “Nibita” Pérez Miranda, Patricio Downes, Carlos Víctor “Tito” Lobato, Mario Wilde, Carlos García Coni, Rubén Ayala Ferreira, María Inés Palmeiro, Pedro Abdón Fernández, Numi Silva, entre muchos otros y estoy seguro que la memoria me está fallando. Pido perdón por olvidar a algunos. Empecé a formar de ese equipo en 1993.

Con su hijo Julio César y María José Bilbao en la ruta 7

Fuma además había recibido casi por herencia la corresponsalía de La Nación que antes la tenía su padre.

Ya había vuelto a vivir en su casa paterna de la calle Colón.

César Leonardo “Fuma” Sánchez Bonifato y Patricio Downes

En esa época, Downes era el corresponsal de Clarín y los dos diarios tenían sus representantes dentro de nuestro diario local. La competencia entre ambos era feroz. “Casi siempre me ganabas”, admitió una vez con hidalguía Fuma ante Patricio. “Pero algunos goles te metí, eh”, agregaba con picardía.

Ese es el recuerdo que tengo de Fuma. Y no me extenderé más.

Compartí horas y aprendí mucho. Aún lo recuerdo.

En las siestas, tenía que ir al diario en cole. Iba hasta la avenida Francisco de Haro y Bustamante. Era lejos de mi casa pero me combinada con varias líneas. Y muchas veces, aparecía el viejo 505 de Fuma

-¿Vamos? -me decía.

Gente valiosa que hizo por la memoria de Misiones. Así me lo imagino a Fuma. Arriba de su 505 partiendo hacia el más allá.

Chau Fuma, gracias por el viaje

2 COMENTARIOS

  1. Hermoso y Rico recuerdo. ..reconocimiento al maestro .
    Y me gustó lo del 505. … Recuerdo palabras de despedida, Luis Kölln a su Hermano Juan Carlos. … A los pies del feretro….decia Luis. _ Carlos no está acá. El se mudó. El está allá, con Papá Dios. Se adelantó. Ya nos mudaremos tambien .

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Ultimas Noticias

La nueva rectora de la UCP, Florencia Rodriguez, apunta a una universidad resiliente y humanista

Junto con el acompañamiento la nueva Vicerrectora Académica, Esp. Marcela Medina, los delegados de las sedes...

A un año de la partida de Guisy Schmidt, sus familiares aún esperan respuestas de la Justicia

Hace un año que Guisy Schmidt no está entre nosotros. Una muerte que hasta ahora no tuvo explicaciones: la Justicia calla y no avanza. Los familiares la lloran y se preguntan 'por qué'

Gran feria americana en Espíritu Santo

Desde las 9 de hoy sábado 3 de diciembre en el Taller del Instituto Superior Espíritu Santo se realizará la Feria...

Murieron por falta de aire en un pozo de agua

En el paraje San José, dos vecinos murieron luego de inhalar monóxido de carbono.

En MATEAR, la yerba mate en cápsulas es suceso

MATEAR es la feria argentina del mate. Cada quien que se acerque podrá conocer más a fondo sobre la yerba mate, el proceso de elaboración, de secanza y molienda, de cuidados culturales, de combinación de yerba y hierbas y un largo etcétera. Por lo pronto, en el primer día, la yerba en cápsula, un alimento dietario fue la figura