19.7 C
Posadas
lunes, abril 22, 2024

Fonoaudiólogo: vital para los primeros años en la escuela

+INFO

Con la mente puesta en la salud y educación de los más pequeños, la fonoaudióloga proveniente de la Universidad de la Cuenca del Plata, Diana Cabrera, relata y fundamenta la importancia del profesional fonoaudiólogo en las instituciones educativas.

Diana Cabrera ya es una profesional

El lenguaje, tanto en su forma oral como escrita, constituye la principal vía de comunicación entre los seres humanos. Claro está que existen otras formas de comunicarse, como con los gestos, pero la oralidad y escritura es algo impuesto culturalmente desde pequeños, casi inevitable para el desarrollo social de la persona.

Justamente, en la primera etapa de escolarización (preescolar, primer grado), muchos de los niños presentan dificultades a la hora de expresarse de forma oral, lo que puede ser un impedimento para comunicarse con sus pares, incluso con sus padres. En la escuela, esto puede desembocar en burlas y, en consecuencia, también puede afectar un buen desempeño en las actividades.

En este sentido, Diana Cabrera, fonoaudióloga recientemente graduada de la Universidad de la Cuenca del Plata en Misiones, presentó su proyecto de tesis que radica en detectar esta problemática en las instituciones escolares, que muchas veces son pasadas por alto por el personal docente, por lo que evidencia la necesidad de un profesional fonoaudiólogo en estos ámbitos.

Daiana Cabrera se recibió de licenciada en Fonoaudiología en la Universidad de la Cuenca del Plata, junto a otras 12 chicas.

“Mi tesis tiene como título ‘Proyecto de intervención para la detección de alteraciones fonéticas/fonológicas en los niños de primer grado del Instituto Superior Santa Catalina’ para el 2023”, comienza a explicar Diana a PM. “Este proyecto surgió a partir de que las escuelas no poseen al profesional fonoaudiólogo dentro del plantel educativo. Entonces, a partir de mi proyecto, yo quiero enfatizar en la importancia que tiene el profesional fonoaudiólogo dentro de las instituciones para detectar alteraciones en los niños y así poder realizar las derivaciones pertinentes”, fundamentó la fonoaudióloga.

“Hay escuelas que sí y otras que no tienen incorporadas en sus planteles a los profesionales de la fonoaudiología”

En línea con esto, Diana también explicó que la idea es realizar test para aplicar en los niños, siempre con el consentimiento debido de los padres y la institución, a partir de los cuales logrará encontrar tales alteraciones. De esta manera, el objetivo de Cabrera es también hacer ver a la sociedad la importancia que tiene el fonoaudiólogo dentro de los establecimientos educativos, algo que en Posadas aún no hay.

“Así, por ejemplo, yo veo que en primer grado hay un niño que presenta indicios de tal trastorno, entonces lo que yo hago es derivar a un pediatra de cabecera o a una consulta con otro fonoaudiólogo fuera de la institución, porque dentro de ella el profesional no se encarga de realizar tratamientos, sólo detección”, detalló.

En este sentido, el fonoaudiólogo juega un papel de prevención dentro del establecimiento, “esto implica que se va a encargar de detectar las enfermedades o posibles amenazas en el lenguaje de los niños”, sostuvo Cabrera. Así también, “se va a encargar de realizar una propuesta de intervención -con todo el plantel educativo- hacia los niños que lo requieran, con el fin de aminorar la problemática del niño o satisfacer sus necesidades educativas de acuerdo a las alteraciones que presente”, agregó la fonoaudióloga.

“El fonoaudiólogo se encarga de detectar de antemano alteraciones relacionadas al lenguaje”

Por todo esto, Diana insistió en lo fundamental que resulta este tipo de profesionales para las escuelas. “Es importante tenerlo presente en las instituciones al profesional fonoaudiólogo porque este es el que se va a encargar de comprender de antemano y detectar las alteraciones o posibilidad de ellas en estos niños, para evitar que sigan surgiendo o que avancen estas dificultades relacionadas al lenguaje en estos”, recalcó.

Por otra parte, en cuanto al campo de la fonoaudiología en la provincia, comentó que son cerca de 100 profesionales matriculados, un número muy bajo con respecto a la demanda que existe en la sociedad. “Falta mucho, hay demasiada demanda por parte de los padres de los niños, ya que los profesionales que están no tienen turnos próximamente, es decir que los turnos que te pueden llegar a dar son de acá a un año y medio o dos años, aproximadamente”, aseguró Cabrera.

Así también, explicó que en Posadas se encuentra la mayoría de los profesionales, lo que representa una problemática para las personas que residen en otras localidades de la provincia, porque tienen que viajar hasta la capital y a veces no se consiguen los turnos. “El viaje y todo eso es un gran conflicto para la gente”, indicó Daiana y manifestó que, para ellas y sus colegas recientemente recibidos, “es una gran oportunidad para aminorar este conflicto”.

Tal como se mencionó al principio, Diana Cabrera es fonoaudióloga recibida de la Universidad de la Cuenca del Plata. En este aspecto, cabe destacar que esta casa de estudios es la única en Misiones que cuenta con la carrera de fonoaudiología y, según contó la profesional, ofrece una muy buena formación, sumado al apoyo y acompañamiento de los profesores.

“La formación que me brindó la universidad de la Cuenca creo que fue muy grata y satisfactoria, porque siempre brindaron apoyo ante cualquier inconveniente y también, por parte de los profesores, siempre nos acompañaron en cada paso, nos brindaron todos sus conocimientos. Son buenas personas y también hay mucho compañerismo, así que creo que mi experiencia dentro de la Cuenca fue muy buena”, manifestó Diana.

spot_img

Ultimas Noticias