21.7 C
Posadas
domingo, junio 16, 2024

Inventó una turbina eólica para el balcón

+INFO

Un octogenario francés creó un aerogenerador para obtener energía barata. El sistema generado por Robert Cassegrain hace que el mástil de una turbina eólica no sea necesario, lo que permite colocarla en el balcón. Este revolucionario invento tecnológico fue premiado en su país.

El aerogenerador de balcón creado por Robert.

Robert Cassegrain es un francés de 89 años que reside en Le Perreux-sur-Marne, en Valle del Marne, Francia. La edad no fue un impedimento para perseguir sus afanes de inventor y decidió llevar a cabo una idea que se le ocurrió mientras limpiaba su hogar: fabricó un sistema único que consiste en un aerogenerador de balcón. Esta tecnología resulta innovadora debido que, en la actualidad, los molinos eólicos domésticos están diseñados para colocarse en el techo de una vivienda, con el objetivo de aprovechar la altura para capturar el viento y convertirlo en energía. También suelen instalarse en el jardín, en el caso de contar con el espacio suficiente.

“Tengo uno de esos paneles publicitarios que se mueven con el viento y, al pasarlo cerca de una mesa, me di cuenta de que cogía más velocidad”, confesó el inventor. Esta observación que surgió cuando limpiaba su hogar, se transformó en una idea revolucionaria en la mente creativa de Robert, que vio en ello la ocasión ideal para pensar en un nuevo sistema para aprovechar la energía eólica.

Bajo este contexto, Robert explicó el funcionamiento de su creación. “Con un deflector, puedes dirigir el viento hacia el rotor del aerogenerador. Con este invento no hace falta mástil. Así que puedes, por ejemplo, instalarlo en el balcón de un piso”, indicó Cassegrain para ilustrar el mecanismo.

El hombre utilizó un modelo a escala con fines demostrativos. Con un ventilador hizo girar la hélice de la turbina a 20 revoluciones por minuto, pero cuando subió por la chapa metálica utilizada como deflector, la velocidad se multiplicó por tres. Este invento revolucionario consagró a Robert con la medalla de plata del prestigioso concurso Lépine 2023, y esta victoria lo calificó como uno de los inventores más importantes de Francia en la actualidad.

Concurso Lépine.

Los aerogeneradores son muy importantes en la actualidad, ocupan menos espacio y son mucho más potentes que una placa solar. Hasta el momento, colocar un aerogenerador en el balcón de una casa parecía una tarea muy complicada e irreal. Esto se debe a que las máquinas requieren de ciertas condiciones óptimas para funcionar de manera eficiente. Por lo general, los balcones no ofrecen dichos requerimientos, debido que algunos no poseen la altura suficiente para capturar vientos consistentes y sin obstáculos, tampoco el espacio suficiente. Además, tener uno de estos dispositivos en ese espacio representaría grandes problemas tanto de seguridad como en los cumplimientos de normas. Pero Robert con este nuevo sistema acabó con todos estos inconvenientes.

Cassegrain describió a su aerogenerador como un dispositivo de terraza de compresión de viento, él aseguró que este sistema lo ha utilizado para calentar su oficina y un vestíbulo. Incluso expresó: “El dispositivo está conectado a cuatro baterías de doce voltios, y puede producir de 2 a 4 kilovatios (2 a 4 kW)”.

Así, la turbina eólica casera está instalada y funcionando, sin problemas, en el balcón de este ingenioso anciano. Espera producirla a escala y venderla en el mercado.

Así funciona un aerogenerador clásico.

Pasos hacia el futuro

Los aerogeneradores se convirtieron en una pieza clave de la revolución energética, son una muy buena alternativa para ahorrar en las costosas facturas de luz. Gracias a los avances tecnológicos en los últimos años, los molinos eólicos experimentaron una notable evolución con modelos de todo tipo. Por ejemplo, existe un molino capaz de producir electricidad cuando no hay viento, otro que logra el doble de energía al saber cómo sopla el aire. La última gran innovación en este sector viene de la mano de Robert que creó el aerogenerador de balcón y se espera que este gran invento, se comercialice industrialmente.

Tipos de aerogeneradores.

Robert inicialmente presentó un modelo de tamaño reducido en el prestigioso concurso de Lépine en París en donde salió victorioso. El prototipo era de tamaño reducido, pero si se industrializara, sería cuatro veces más grande.

A sus 88 años de edad, el creador de este ingenioso aerogenerador de balcón espera vender su patente, debido que no está interesado en construir una fábrica e iniciar la producción en masa de esta gran fuente de energía. Sin embargo, Cassegrain admitió que un empresario manifestó su interés por este producto y así lanzar su invento al mercado.

Los inicios de un gran inventor

Robert Cassegrain trabajó por años en el negocio de la chacinados. Y, cuenta con su propio negocio, convirtió su fábrica en salones de recepción donde ofrece catering para bautismos, bodas y cumpleaños. A pesar de su edad regentea varios restaurantes, y, en su tiempo libre se dirige al jardín de su casa para inventar una gran variedad de herramientas originales que faciliten la vida cotidiana.

Robert en su juventud, inspirándose en la profesión de su madre, en una fábrica de chacinados creó un molde para simplificar la elaboración del jamón “au torchon”, que es una técnica francesa similar al jamón cocido en la que se hace uso de un trapo para envolver el alimento cocinado.

Jamón “au torchon”.

Este molde fue un éxito total en ese entonces, el inventor francés comentó. “Vendí 3.000 unidades a Paul Prédault, una empresa especializada. Luego se extendió su uso”, indicó Cassegrain al medio francés Citoyens.

Con el paso de los años sus creaciones incrementaron y fueron cada vez más útiles para el uso cotidiano. Robert llegó a crear una pala que se puede levantar con menos esfuerzo y un rastrillo que permite sembrar plantines muy rectos. El octogenario ciudadano francés volvió a dar rienda suelta a su imaginación y sorprendió con este ingenioso aerogenerador de balcón con el que consiguió su primer logro, una medalla en el concurso de prestigiosos inventores.

Lo que queda claro una vez más es que la edad no es un impedimento para dar dejar volar la imaginación para crear inventos ingeniosos que solucionen la vida de las personas y modifiquen positivamente el lugar en donde vivimos. Por ejemplo, anteriormente se dio el caso de un jubilado de 92 años que creó un enorme aerogenerador que produce el triple de energía, otro que fabricó una mini central hidroeléctrica en su casa para dar luz gratis a su barrio y uno de 83 años que ideó un motor solar para tener energía en cualquier parte.

Aerogeneradores, los molinos de viento del tercer milenio

Un aerogenerador posee un aspecto simple solo en apariencia. El tipo más común es el clásico aerogenerador de eje horizontal, que está compuesto por una torre, una góndola y un rotor, en donde suelen colocarse tres palas. Los aerogeneradores de eje vertical, se usan poco por los problemas de resistencia al aire que presentan.

Función de un aerogenerador.

La torre cuenta con una altura de entre 30 y 120 metros, la misma eleva hacia el cielo la góndola. Por dentro se encuentran los distintos mecanismos que permiten convertir el viento en electricidad. La velocidad del viento aumenta cuanto más se aleja del suelo, por lo que esta altura es necesaria para los aerogeneradores. En el extremo de la góndola hay un rotor, de un diámetro de entre 200 y 170 metros compuesto por un buje en el que se fijan las palas del aerogenerador.

El proceso de funcionamiento de un aerogenerador inicia en el rotor, que es activado por el viento y así transmite su rotación a un eje de alta velocidad, que a su vez acciona el generador eléctrico. Los sistemas orientación permiten dirigir la góndola según la dirección del viento. El rotor solo entra en funcionamiento cuando la velocidad del viento supera los 10 km/h, mientras que por encima de los 90 km/h el aerogenerador se detiene como medida de seguridad.

Específicamente, el rotor convierte la energía cinética del viento en energía mecánica. Un multiplicador transforma la lenta rotación de las palas (entre 18 y 25 revoluciones por minuto) en una rotación más rápida (de hasta 1.800 revoluciones por minuto) capaz de hacer funcionar el generador eléctrico. El generador eléctrico convierte la energía mecánica recibida en energía eléctrica. Un transformador transfiere la electricidad de un circuito a otro, la red eléctrica, en este caso y modifica sus características.

Por otra parte, en la góndola del aerogenerador hay varios sistemas de control para supervisar continuamente sus parámetros de funcionamiento y permitir producir energía renovable con total seguridad, así amplía al máximo la eficiencia de un parque eólico.

Beneficios de la energía eólica

La energía eólica es una fuente de energía renovable, no contamina, es inagotable y reduce el uso de combustibles fósiles, origen de las emisiones de efecto invernadero que causan el calentamiento global. Además, la energía eólica es una energía autóctona, disponible en todo el planeta, lo que contribuye a reducir las importaciones energéticas y a crear riqueza y empleo de forma local. Algunos de sus beneficios son:

  • La energía se renueva.
  • Es inagotable.
  • No contamina.
  • Reduce el uso de combustibles fósiles.
  • Reduce las importaciones energéticas.
  • Genera riqueza y empleo local.
  • Contribuye al desarrollo sostenible.

Publicado originalmente en junio de 2023

spot_img

Ultimas Noticias