25.7 C
Posadas
sábado, noviembre 27, 2021

Herrera Ahuad: “Sin las iglesias hubiera sido imposible pasar la pandemia”

+INFO

Misiones Moda Show: el domingo más fashion de toda la provincia

Ante la espera del gran evento que prometen tres de los mejores productores de moda de la provincia, las ganas por el mega show crecen a pasos agigantados.

Andrea Bocelli y su fe: “Si la vida eterna no existiera todo perdería su significado”

"No creo en el reloj sin el relojero", sintetiza Bocelli su fe cristiana. Reflexionando sobre su profunda...

El patrullero que “se fue a dar un paseo”

Un grupo de policías acudió en Panambí a atender una llamada por supuestas amenazas a una mujer y al bajar del...

Destruyen escapes decomisados de autos y motos en Eldorado

El jueves 28 de octubre en el Depósito Vehicular de la Dirección de Tránsito de la...

El gobernador de Misiones destacó el importante rol de los curas y pastores que asistieron a la población durante el período más duro de la cuarentena. “No teníamos 20 mil psicólogos; pero abrimos las iglesias y ellos estuvieron ahí”, destacó

El gobernador de la provincia, médico sanitarista para más datos, Oscar Herrera Ahuad puso de relieve el vital papel que jugaron los jefes y líderes de las iglesias en Misiones para la salud (mental) de la población cuando la crisis por la pandemia arreciaba y no se avizoraba una salida.

Hoy, después de que pasara lo peor, es sencillo. Pero en ese momento (largo, que se extendió por más de un año y medio) nada era suficiente. Y señaló que no tenían en la provincia 20 mil psicólogos (por decir un número) para atender tanta desolación, desasosiego, estrés, crisis de todo tipo provocadas por el encierro obligatorio.

Iglesia Luterana Parroquia Posadas.

“Las iglesias estuvieron activas a los 45 días de regir el Aislamiento Preventivo Social y Obligatorio (ASPO) en la Argentina, y muchos me preguntaban y criticaban ‘¿por qué acudir a las iglesias?’. Y es muy sencillo: haciendo la proyección, íbamos a tener 20 mil o 30 mil personas que se podían enfermar (por el encierro)”.

Iglesia Asamblea de Dios de San Pedro

“Es una enfermedad que golpea muy fuerte en un principio en la cuestión personal; gente que tenía que estar dentro de una pieza 14 días y había que llevarle la comida y dejarle en la puerta. Eso tiene un muy fuerte impacto psicológico, espiritual. Y no tenemos a 20 mil psicólogos para contener a cada uno. Entonces muchos de ellos se refugiaban en las iglesias. Y ahí les dijimos que abran las iglesias, con el protocolo correspondiente, sean responsables. Y mucha de esa gente, que había perdido su expectativa, su esperanza, entró en las iglesias y fueron contenidas”.

La Iglesia Nuestra Señora de Itatí transmitió misa todos los días

Tanto Rovira como Herrera Ahuad hicieron estas declaraciones durante su encuentro con la prensa el jueves 4 de noviembre en el SUM de la Municipalidad que contó con la presencia del anfitrión, el jefe comunal Leonardo Stelatto.

Estrategias en la crisis: sin desesperación

Para Herrera Ahuad, la cuestión no fue (la suerte de) tener dos médicos al frente de una provincia (consideración que el líder de la Renovación Carlos Rovira luego relativizó y señaló que era por la humildad característica del Gobernador) sino que Misiones se venía preparando desde hacía años en estos temas.

“Lo importante es la toma de decisión al inicio en un escenario desconocido.  Era el tiempo de decidir. Nuestra provincia decidió con inteligencia y no con la desesperación. Porque siempre lo desconocido genera un estado de confusión inicial. Lo desconocido siempre genera un pequeño caos, y que muchas veces, si te apurás, tomás decisiones que después pueden costar muy caro”, evaluó.

Y recordó: “El otro día, hablando con algunos colegas, que nos preguntaban sobre el manejo de la pandemia, les decía: muchos dicen que Misiones tuvo suerte de tener un médico, dos médicos. No es así. Yo creo que sí tuvimos la suerte, tuve la suerte de tener en el equipo de trabajo el consejo certero de las ciencias exactas de los ingenieros que muchas veces nosotros desde las ciencias menos exactas sociales, como la medicina, somos más de sangre caliente para actuar. Y al médico le gusta ir rápido a resolver el problema”.

Y Herrera Ahuad puso en contexto la situación sanitaria y epidemiológica de Misiones para entender las estrategias llevadas a cabo.

“Cuando la Argentina salió en la búsqueda de equipamiento de alta complejidad, buscar respiradores; todos se mataban por comprar un respirador. Y nosotros, con mucha tranquilidad, lo que hicimos fue poder trabajar con nuestro pueblo, con nuestra gente, en un cambio cultural que sabíamos que, en el cambio cultural, y en la posibilidad de asimilar una conducta sanitaria un poco más correcta de nuestra población íbamos a tener un futuro un poco más provisorio en la pandemia”.

¿Por qué Misiones tuvo ese hándicap? Esa ventaja estaba en que se venía preparando desde 2003 en adelante, explicó el Gobernador

“No hay que olvidar que Misiones es una provincia que atraviesa -si bien esta es una pandemia- su sexto, séptimo episodio epidemiológico en diez años. O sea, no es una provincia novel en controlar episodios epidemiológicos, y esa también es una experiencia muy interesante. Imaginen ustedes si nosotros tuviésemos que parar la provincia cada vez que tenemos un brote epidémico. Tuvimos fiebre amarilla, gripe A, dengue, dengue, dengue, coronavirus. Evidentemente se hace inviable”, ejemplificó.

Así fueron surgiendo las estrategias que terminaron por tener preparado al sistema de salud para lo que llegó desde Wuhan. “Por eso, desde 2003 en adelante, el sistema sanitario se fue fortaleciendo sabiendo que es una provincia tropical, que es una provincia que está en riesgo epidemiológico permanente por el contexto regional que tiene: países endémicos en enfermedades vectoriales, como son Brasil y Paraguay”.

En ese punto, puso de relieve que Misiones hasta tuvo gestos fraternos para con otras jurisdicciones.

“Misiones hasta fue solidaria en su momento en enviar recurso humano de la provincia a otros lugares de la Argentina. Nosotros mandamos médicos a Jujuy porque los sistemas estaban sobresaturados y porque necesitaban recurso humano. Aún nosotros teniendo casos ya acá, hemos sido muy solidarios con nuestros hermanos paraguayos también, donde hemos enviado recursos técnicos porque no tenían y se llegaba la primera ola”.

Rovira sí destaca a Herrera Ahuad

En este punto, el líder de la Renovación, Carlos Rovira, subrayó los méritos del Ejecutivo provincia. “Creo, que también amerita en el orden del esfuerzo que se ha hecho y de Oscar (Herrera Ahuad) sabemos de su modestia. Pero hay que ir a fondo con los contrastes. Misiones hoy tiene el mejor servicio de salud del interior del país. No hay ninguna duda. Avalado y apoyado por una política constante de inversión en esos recursos, tanto humano, como lo señaló el gobernador, como materiales”.

En ese punto, Rovira indicó algo que puede llenar de orgullo a los habitantes de esta tierra: contar con el mejor servicio de salud pública del país. “Y eso ya adelanta cuál ha sido el resultado, que para mí fue extraordinario, de contención de la peor crisis sanitaria que vivió, que vive, la humanidad. (…) Misiones, durante la pandemia, invirtió más que CABA, más que todo el país, en la salud pública, con el dinero (escaso, por cierto) de nuestra recaudación; el dinero de los misioneros. Con un esquema fiscal que ahí se ve. Muchas veces, cuando se condena fácilmente al esquema fiscal de los misioneros”.

Lo que es gratuito para el ciudadano no es gratis para el Estado. “Hoy con el presupuesto de cualquier ciudadano de nuestra provincia, ¿saben cuánto ocupa la salud si tenés que atender una consulta, si tenés que atender alguna intervención, si tenés que atender alguna práctica programada de diagnóstico? Va desde el 70% o varias veces, en el caso de una operación, que se tendría que endeudar como se endeudan otros ciudadanos de otras provincias, que tienen que recurrir, al no tener la medicina pública como la tenemos nosotros, gratuita, significa sin cargo al ciudadano; pero con un terrible costo que lo asume el Estado provincial”, señaló Rovira.

Los primeros en abrir todo

Volviendo a Herrera Ahuad, éste señaló que el balance es bueno. “No me gusta decir que nos fue bien, porque esto lo tiene que evaluar la gente, la sociedad, es mucho más correcto que quienes están en nuestra provincia puedan balancear y hayan visto lo que ocurrió en otras provincias o en otros lugares del mundo.  En líneas generales diría que somos una provincia que no ha parado y que la pandemia ha sido tiempo de oportunidades también para Misiones. Tiempo de oportunidades para poder consolidar políticas públicas, poder demostrar al mundo la importancia que tiene en algo que no nos veían desde hace mucho tiempo que es el cuidado y la protección del medio ambiente. Eso también es salud, eso está por encima de todo”.

Así que, tomando en un todo, y no siendo preciso en los números, “porque por ahí uno puede decir, bueno, tuviste menos casos, entonces la pasaron bien, tuviste menos muertos…yo creo que, el contexto que hay que evaluar es el general, tomar todo, o sea cómo estuvo la actividad económica, la actividad educativa. Nosotros empezamos el año pasado con las clases y hemos continuado. En ningún momento tuvimos que volver para atrás en ninguna actividad que nosotros hayamos habilitado”, añadió.

La vuelta a la normalidad

“Misiones es la primera provincia en Argentina que abrió las puertas para las actividades deportivas, para las actividades sociales y culturales. El ejemplo, el Turismo Carretera que vino a la provincia, y todos decían que en otros lugares también llevó gente. Sí, pero llevaron gente del lugar, acá cuando nosotros tuvimos el Turismo Carretera, vino gente de toda la región y dejamos que vengan a la provincia, y no tuvimos impacto epidemiológico”, acotó

Quizá la reflexión final es esa vuelta a la vida y la “normalidad” tras 19 meses de pandemia.

“Las actividades culturales son fenomenales en este tiempo porque, vuelven a integrar el tejido social que la pandemia los separó. Era ver con mucha emoción, en el último recital (el de Tini en Posadas), cerca de 100 mil personas acá en la Costanera cómo la gente se abrazaba, cómo compartían, se abrazaba la madre con el hijo, o los dos hermanitos, y lo alzaban en el cuello. ¿Hace cuánto que eso no se veía? ¿Ustedes no creen que eso es un valor importantísimo en el período post pandemia? No es sólo la plata, no es sólo la actividad económica. Eso genera un vínculo afectivo en los chicos, que sufrieron muchísimo. ¿Por qué no tener una sonrisa? ¿Ustedes no saben lo importante que es para esos chicos volver a tener expectativa de ver a alguien en un escenario que quieren y que toda su vida quisieron verlo? Por eso hay mucha fortaleza en esto”.

1 COMENTARIO

  1. De mi parte doy gracias a Dios x iluminar al jefe. Doctor Herrera x estar preparado. Con du equipo de gobierno con ingeniero Rovira. Gracias Dios gracias doctor x administrar esta tan bella provincia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Ultimas Noticias

Un Plan nacional acercó máquinas a un olero de Oberá

Tras su proyecto “Emprender para crecer”, un trabajador de Oberá recibió ayuda del Gobierno de la ciudad que brinda beneficios a través del Plan Nacional de Minería Social (PNMS).

El 8 de diciembre vuelve una nueva edición de “Eldorado Brilla”

El 8 de diciembre comienza una nueva edición de "Eldorado Brilla". Serenatas, ferias, muestras, concurso de vidrieras y de ornamentación en barrios así como el Festival cristiano Eldorado canta para Cristo

Encarnación mira con ganas a Posadas: todo más barato

El dólar blue superando los $200 impacta de manera directa en los valores de la diferencia...

Sí, la ciencia lo confirmó: las abuelas hacen bien

Siempre lo supimos. Lo intuimos. Pero ahora, los neurólogos y antropólogos confirman que las abuelas -sobre todo- hacen bien, enseñan a vivir, muestran cómo experimentar. Sí, son el mejor invento del mundo

Rige el “Posadas Libre de Pirotecnia de Alto Impacto Sonoro”

No hay cohetería ni fuegos artificiales para Posadas cuando superen los 90 decibeles. La norma no es nueva pero vale reiterar ante la clausura del estadio de Guaraní Antonio Franco debido al uso de cohetería en un partido.