14 C
Posadas
jueves, septiembre 16, 2021

Alem: La triste historia de “Pelusa” Bueno: de genio en Matemáticas a la esquizofrenia

+INFO

Becas Progresar: inscriben hasta el 30 de Abril

Este programa de acompañamiento está destinado a todos los y las estudiantes mayores de 18 años que se encuentren cursando sus trayectorias educativas...

Andrea Bocelli y su fe: “Si la vida eterna no existiera todo perdería su significado”

"No creo en el reloj sin el relojero", sintetiza Bocelli su fe cristiana. Reflexionando sobre su profunda...

Subsidio de $22.000 para monotributistas y autónomos: quiénes pueden cobrarlo

Esta medida beneficiará a trabajadores independientes que se desempeñen en los rubros más afectados por las nuevas medidas para bajar los contagios...

El patrullero que “se fue a dar un paseo”

Un grupo de policías acudió en Panambí a atender una llamada por supuestas amenazas a una mujer y al bajar del...

Hoy la ven por las calles de Leandro Alem y algunos temen por sus ataques de ira. Padece esquizofrenia y los familiares no pueden muchas veces con ella. Sin embargo, en otras épocas pudo llegar a ser un prodigio con los números. Nota agregada al final: A fines de febrero, la Justicia decidió su internación en el Hospital Psiquiátrico “Ramón Carrillo” de Posadas.

En Leandro Alem, mucha gente que anda por el centro teme a Norma “Pelusa” Bueno. Una mujer que tuvo mejores épocas pero que una enfermedad mental la fue maltratando por años. El caso, relatado por el sitio Alem.News puso de manifiesto la triste historia de una mujer que –por las vueltas de la vida- retrocedió casilleros y hoy deambula por las calles céntricas.

“Actualmente, la vemos como un peligro para la sociedad ante los últimos hechos que han ocurrido en distintos comercios de la ciudad que se vieron afectados, o ante los reiterados ataques a vehículos y personas con extrema violencia, pero la historia de Norma, es totalmente distinta en su adolescencia hasta el día que su vida cambió para siempre con la muerte de su hermano con tan solo 17 años”, puso de relieve el sitio de noticias de la localidad del centro misionero.

Otras épocas. Pelusa (izq) con su hermana y cuñado. (Foto familiar Captura Alem.News9

De allí, que el propio sitio se acercó a charlar con Ezequiel Bueno, sobrino de Pelusa

“Mi tía fue criada en una familia de trabajo. Mi abuela ama de casa, con su huerta y gallinas. Y mi abuelo trabajaba de peluquero, albañil”, relató Ezequiel.

Ella terminó el secundario y hacía el magisterio. Estaba por finalizar en 1988 este nivel de estudio y fallece mi tío –contó Ezequiel Bueno, su sobrino- y este hermano que era menor que ella fallece de una mala praxis”.

Ezequiel Bueno es el sobrino de Pelusa quien asume un rol importante en la vida de la tía (Foto: Archivo familiar Facebook)

Tras ese mal trago –según el relato- Pelusa se dejó estar. Abandonó los estudios, y de un día para otro manifestó síntomas de esquizofrenia. “Mi madre que la llevaba a hacer tratamiento ambulatorio en Posadas. Y con esta foto (Pelusa con Ezequiel ver más abajo), se ve cómo ella ya había salido adelante. Con medicación”.

Luego vino un embarazo y un hijo.

“Mi abuela con todas las buenas intenciones, la presionó para que se casara con el padre de su hijo y ella no estaba segura. Abandonó sus medicaciones, se casó con Guillermo, el padre de su hijo; a los tres o cinco meses de casada, queda embarazada. Ahí, producto del desequilibrio hormonal de una mujer encinta se agudizaron los problemas mentales. Y ahí, abandonó al esposo, volvió con sus padres. Tuvo su hijo, no quiso que llevara el apellido del padre y este hombre se deslindó de su nuevo hijo”.

En ese lapso, Guillermo pide el divorcio y se lo conceden. Es más, Pelusa firma su acta de divorcio.

“Ella fue empeorando y no quería tomar las medicaciones. Y como no cumplía con ese tratamiento, se ponía muy agresiva. Aun con los seres queridos. Una vez persiguió a mi abuela con un hacha. Después fue controlado con medicación”.

Se agregaron nuevos problemas. “Cuando empezaron esos episodios de agresividad, dos vecinos nuevos en el barrio se burlaban de ella. La molestan, la provocan. Y eso producía los actos agresivos”.

Pelusa ya en tratamiento y estando bien con su sobrino Ezequiel (Capt Alem News)

Recuerdos de Pelusa y familia

“Recuerdo a su padre a fines de la década del 60 cuando tenía una peluquería”, comentó Roberto, un vecino de Alem. “Cuando salimos a la tardecita, hoy en día, ella anda por el centro y me conoce. Viene, nos saluda, a mí te toca la cabeza, y me dejo hacer. No hacemos nada. Pero ella es buena conmigo y con mi hermano”, agregó.

“Era una luz en matemática y siempre le decíamos que tenía que estudiar algo referente a eso o profesorado de matemática. Aún hoy, si uno habla con ella de números puede sacar cuentas mejor que nadie”, comentaba a Alem.News una ex profesora de Pelusa en los años que estudió magisterio con los mejores promedios.

El actual comportamiento de Pelusa ha generado graves consecuencias no solo relacionadas con la manifestación de diferentes emociones propias, (tristeza, culpa, hostilidad, vergüenza), sino también referidas a los cambios relacionales que se producen entre todos los miembros de la familia. Es Pelusa, la protagonista de este relato biográfico y es su propio entorno que lo padece.

Recorre locales y provoca incomodidad. A veces atemoriza verla venir. “Entiendo esta situación y nos gustaría que haya una internación”, indicó Ezequiel.

El otro día, me llamaron porque estaba desnuda en la plaza. Y como tenía los calores de la mujer con menopausia, se saca toda la ropa. “Tuve que ir corriendo para llevarle una vestimenta”.

En este caso, su sobrino, Ezequiel pide a la sociedad, jueces o a quien le corresponda, ayude en forma urgente y manifiesta su decepción ante los comentarios vertidos en las redes sociales hacia su tía, sin conocer los hechos.

“Necesitaríamos que al menos haya un psiquiatra que venga una vez por mes a Alem. Hay muchos problemas de ese tipo: ataques de pánico, de estrés, todo por la crisis actual. Y sólo los que pueden pagar se pueden atender”, finalizó el joven.

AGREGADO

En los últimos días de febrero, la Justicia de Oberá decidió el nuevo destino de Norma Bueno. Luego de los episodios de violencia suscitados en Alem, así como una eventual falta responsabilidad e imposibilidad por parte de familiares directos de poder controlarla de Norma “Pelusa” bueno, la titular del Juzgado Civil, Comercial, Laboral y de Familia N°1 de Oberá ordenó por oficio su internación a fin de protegerla en el hospital psiquiátrico Ramón Carrillo de Posadas.

Así lo informó el portal Alem.News que además pudo mostrar una foto de Pelusa donde se puede apreciar su estado de deterioro actual producto de su enfermedad.

Pelusa, hoy. Según la publicación de Alem.News en su sitio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Ultimas Noticias

Revelan que Instagram es tóxica para sus usuarios, en especial, las chicas

La autopercepción del cuerpo queda distorsionada muchas veces por una mirada poco generosa estimulada por las redes sociales. En este caso, un diario de negocios puso de relieve la situación para Instagram

Herrera Ahuad: “En Misiones hay madurez política y estamos por encima de las grietas”

El gobernador, Oscar Herrera Ahuad, realizó una evaluación de las Primarias del domingo 6 de septiembre. Puso de relieve el respeto entre las fuerzas y la madurez en la clase política y la población misionera

En Oberá también se cuenta con un Plan de Infraestructura de Datos Espaciales

La Infraestructura de Datos Espaciales recurre a todas las herramientas tecnológicas (mapas georreferenciados, fotos aerogramétricas, vuelos de drones) y ayuda a la gestión de los gobernantes. Oberá está entre las localidades que hacen punta con esto.

Rovira: “Espero que el Presidente nos escuche, corrija su visión y mire a Misiones”

Tras los comicios del pasado 12 de septiembre, el conductor del Frente Renovador de la Concordia...

Ingrid Grudke en Letonia: de la alta costura a la pasarela fitness

Notable, esplendorosa. Única e inimitable: Ingrid Grudke paseó su figura casi perfecta en Riga, la capital de Letonia allá cerca del mar Báltico. Ahora viene el otro torneo pero ella sigue causando asombro en el mundo.