11.8 C
Posadas
sábado, mayo 18, 2024

El dueño de la cadena Meliá, inversiones para el Savoy

+INFO

Ali Albwardy ya es dueño del Gran Meliá Iguazú, ubicado en el Parque de Cataratas, el único hotel 6 estrellas del país. Ahora, con más bríos, busca poner en marcha el Savoy, un hotel icónico de la ciudad y conservar la fachada original mientras todo lo demás será del primer mundo

Un grupo de inversores extranjeros, encabezados por el dueño de la cadena Meliá, se llegó hasta Posadas porque van a invertir en reponer el hotel Savoy. Los visitantes vinieron a ver el estado del icónico edificio de la esquina de Colón y Sarmiento. Todo indica que la intención es invertir en la puesta en valor y tener así un hotel de alta categoría.
Gran Meliá de Iguazú, el único hotel seis estrellas del país, y el empresario Ali Albwardy compró por 55 millones de dólares en 2017, cuando aún era el mítico Hotel Sheraton de Iguazú. Tras la reforma que costó aproximadamente 40 millones de dólares, fue inaugurado en diciembre de 2018.

El empresario de Dubai Ali Albwardy junto al gobernador Oscar Herrera Ahuad


Desde el inicio de las remodelaciones, Albwardy visitó el hotel cada año. Y, desde 2019, el Gran Meliá Iguazú se posicionó segundo en la lista de todos los Gran Meliá del mundo.La remodelación del antiguo hotel Savoy en Posadas está en marcha y el empresario Ali Albwardy, dueño de la cadena Meliá anunció que tienen grandes expectativas para llevar adelante el reacondicionamiento del que fuera un lugar emblemático en la capital misionera.

Ali Albwardy con el Presidente. El árabe tiene pasión por los caballos y el polo


“Hemos estado en los últimos diez años en Misiones -dijo Ali Albwardy a canal 12, al visitar el casco existente del hotel en pleno centro posadeño- y a la par de tener un gran acompañamiento del Gobierno vemos que el Savoy es un gran lugar histórico y siento que podemos crear algo muy especial aquí”.


El empresario oriundo de Emiratos Árabes Unidos Ali Albwardy estuvo en Posadas para verificar en persona cómo está el edificio que se transformará en un hotel de lujo.
Estuvieron acompañando la recorrida el gobernador Oscar Herrera Ahuad, el intendente Leonardo “Lalo” Stelatto y el ministro de Hacienda Adolfo Safrán. Los empresarios se mostraron fascinados con que el hotel tenga vista al río en sus laterales. “Será un gran placer para mi tener otra inversión aquí”, acotó Ali Albwardy.

De su lado, Víctor Zafer Domez, el gerente Regional Latinoamérica Melia indicó su satisfacción de estar en Posadas. “Meliá lleva 30 años en Argentina. Entonces para nosotros no es nuevo”.
Según un informe de Perfil, “Albwardy Investment” actualmente posee una planta de más de cinco mil trabajadores y opera en más de 20 países en sectores tan diversos como la distribución y venta minorista de alimentos, construcción, astilleros, hotelería e ingeniería náutica.
Y con respecto al Savoy, indicó que todo constituye un reto. “Para nosotros recuperar un edificio histórico como este es un gran orgullo. La provincia de Misiones conozco bien. Siempre hemos tenido una excelente relación con el Gobierno que está aquí”.

¿Se verá así o algo parecido en el futuro?


La postal del Savoy es una clara demostración de que se lo busca preservar en el tiempo. Está todo resguardado, cubrieron incluso la escalera. Los mosaicos originales están protegidos porque la idea es conservar todo lo que se pueda.

Las baldosas originales y el deseo de volver a utilizarlas

Una anécdota: uno de los inversores se pone a mirar las baldosas y admite que las van a usar. Encontró un paralelo con una cerámica que tienen en otro hotel, en una clara demostración de interés por el patrimonio local.

El hotel Savoy data de orígenes del siglo XX. Las historias locales hablan de que fue creado por el entonces empresario francés Domingo Barthe para una fiesta familiar.

Fue el primero en tener agua caliente y ascensores en Posadas. Llegó a contar con un salón comedor de uso externo, un imponente salón para fiestas, eventos, bailes, funciones de cine y shows de gran escala, además de medio centenar de lujosas habitaciones representadas por la gran fachada iluminada.

Se trataba de  tres pisos: en el primer nivel o planta baja, funcionaba el sector social donde se ven las ventanas altas en la totalidad de la fachada.

En la planta intermedia se centra el balcón y se emplazaban las habitaciones más lujosas, con pisos de madera y baños con bañera, toda una novedad para la época.

En el último piso, también funcionaban habitaciones pero de menor categoría, con menos altura en relación a los pisos inferiores.

Ya es Patrimonio Cultural e Histórico de Posadas.

Y entre las iniciativas que se buscaron para invertir se hallan las que se mencionan a continuación.

spot_img

2 COMENTARIOS

  1. Es patrimonio. Eso significa que no se puede tirar abajo. Y que hay que conservarlo de la mejor manera.
    De lo contrario, sería como Villa Ángela. Fue derribada y se perdió una obra única.
    Aquí tenemos el patrimonio histórico y cultural y arquitectónico protegido.
    Ahora, hacen falta los dineros para poner en marcha este proyecto. De lo contrario, seguirá siendo una hermosa construcción que se cae a pedazos.
    Lo mismo se hizo en Buenos Aires, la mansión Álzaga Unzué. Recomendamos la nota https://www.periodismomisionero.com.ar/2022/03/07/la-usina-sulzer-y-el-hotel-savoy-muestran-la-posadas-que-se-viene/
    Y si quiere precisiones arquitectónicas, vaya esta nota. https://www.revistaad.es/lugares/articulos/hotel-lujo-dentro-mansion-colonial-buenos-aires/24366
    La idea es esa: alguien tiene que poner el dinero para que el hotel recupere su gloria.

Comments are closed.

Ultimas Noticias